Cuando el refugio es el infierno

El 53% de los refugiados y desplazados sirios son menores de edad. En el Líbano, sin campos de refugiados, muchos quedan expuestos a redes criminales. En el centro de la ONG Casa de la Esperanza, calculan que dos tercios de los acogidos han sido abusados sexualmente. Dos niños fueron rescatados de una red de tráfico de órganos. “Mi familia me vendió por 300 dólares, y yo al menos valgo 500”, bromea Mustafa, de 13 años.

Fuente:

Leer más