Migración

Top manta, cárcel o cárcel

Piden un año y medio de cárcel y 5400 euros de multa a un mantero por vender 38 DVD

Hay que sumarle la indemnización de 638 euros a las sociedades de gestión de la propiedad intelectual

La reforma del Código Penal no evitará que vayan a prisión los manteros, dicen las organizaciones

(Jose Angel F./ Flickr)

Arouna intentaba vender sobre una manta 38 DVD cuando llegó la policía, no eran muchos pero lo suficiente para que pueda ir a la cárcel por ello. Todavía no se ha celebrado el juicio pero el fiscal ya ha pedido un año y medio de cárcel y una multa de 5400 euros, lo que equivale a 12 euros diarios durante quince meses. Además, el juez le ha impuesto el pago de una indemnización de 638 euros a EGEDA, la entidad que gestiona los derechos de los productores audiovisuales.

Arouna, un nombre ficticio, prácticamente no habla español, para su asesoramiento siempre echa mano de un intérprete que le traduce al wolof. No tiene papeles ni trabajo. El top manta era su único recurso para vivir en España. Su modo de vida y su delito al mismo tiempo, eso dice el Código Penal actual que está siendo reformado.

La modificación que se tramita estos días en el Senado recoge como novedad que cuando el beneficio del mantero esté por debajo de los 400 euros se considerará una falta y no un delito como hasta ahora por lo que solo habrá cárcel para las personas cuyos beneficios superen los 400 euros. Al resto se les castigará por lo general con “penas de localización”, una especie de arresto domiciliario, o con una multa menor que hasta ahora porque hablamos de una falta y no un delito.

La decisión de si es una cosa u otra estará en manos del juez. “Es de prever que muchos jueces no apliquen la pena de localización, que se cumple normalmente en el domicilio del condenado, habida cuenta de que muchas de estas personas carecen de domicilio legal y, en muchos casos, incluso de un domicilio de hecho fijo que el juez pueda aceptar como lugar donde ha de permanecer el condenado. Por esta razón es de prever que en muchos casos se impondrá la pena de multa” denuncia en un informe la Plataforma de Juristas por la Despenalización del Top Manta.

Las multas serán de uno a dos meses por lo que si el juez tira a lo bajo se quedarán en los 60 euros, una cantidad que podría ser asumible haciendo un esfuerzo. Pero el mayor de sus problemas no será esa multa sino la indemnización a las sociedades gestoras de la propiedad intelectual, que como en el caso de Arouna que es de 638 euros, alcanzan unas cantidades impagables para un inmigrante sin trabajo ni documentación. “La previsión de la pena de multa para la conducta de los manteros genera la elevada probabilidad de que estas personas ingresen en prisión por no poder sufragar las indemnizaciones civiles” dice el documento. Las multas que no se pagan se convierten en días de cárcel. Dos días de multa es un día de cárcel.

Si echamos cuentas cada uno de los DVD que intentaba vender Arouna se ha valorado en casi 17 euros. Estas cifras suelen calcularse sobre un tanto por ciento de lo que hubiera percibido la sociedad de gestión si el producto incautado se hubiera vendido o con el valor de mercado de los productos, el precio de los DVD originales en las tiendas. La plataforma Mbolo Moye Doole asesora regularmente a manteros y asegura que han enviado 19 cartas a las empresas de gestión de la propiedad intelectual SGAE, ADIVAN, AGEDI y EGEDA solicitando que por razones humanitarias renunciasen a las indemnizaciones de personas insolventes  y en todos los casos, dicen, o no han respondido o se han negado.

“Son personas que no pertenecen a ningún grupo organizado sino que han sido detenidas en la calle vendiendo CD, la mayoría sin antecedentes penales solo en alguna ocasión con alguna reincidencia en la venta de CD. A estas empresas no les importa que estas personas estén sufriendo un castigo desproporcionado por no perder unos euros, es imposible que cobren de personas que no tienen dinero y que tendrían que pagar vendiendo más CD. La mayoría de las indemnizaciones no son pagadas porque los manteros no tienen dinero” asegura Patxi de la Fuente de la plataforma.

Unos 30 activistas del colectivo Rompamos el Silencio ocuparon ayer pacíficamente la sede de la SGAE, para protestar porque "los manteros seguirán yendo a la cárcel, y ahora será por no poder pagarle a la SGAE. Son los beneficios para entidades lucrativas los que castigan los que se lucran con la privatización de la cultura" han declarado. (Centro de Medios)

Como el Código Penal tiene carácter retroactivo, muchos de los que están en la cárcel o siendo juzgados por ser manteros tienen puesta su esperanza en la reforma. Eso sí, aunque las penas bajen, las indemnizaciones a las sociedades gestoras de la propiedad intelectual se mantienen, y ese, como hemos contado, es su mayor problema. Para De la Fuente las penas más duras no acabarán con el top manta. “Desde que se empezó a considerar delito en 2003 ha llevado a mucha gente a la cárcel pero han seguido vendiendo en la calle, porque el vender no está relacionado con las penas que pongas. Estamos hablando de necesidad”.

Si Arouna en vez de ser juzgado con el actual Código Penal, lo fuera con la reforma tal y como está ahora, probablemente también iría a prisión. A 17 euros cada uno de los 38 DVD que tenía encima de la manta como valora el juez, su beneficio superaría los 400 euros por lo que su conducta sería considerada un delito como le ocurre con el actual, no una falta. Y aunque sus beneficios no hubiesen “superado” esos 400 euros y se le impusiera una sanción que fuera asumible, primero tendría que pagar la indemnización a las sociedades de gestión y no tiene dinero para eso. Cárcel o cárcel.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie