Culturas

La trata de personas, esclavitud del siglo XXI

El Ciclo Documental sobre la Trata de Mujeres con fines de explotación sexual busca sensibilizar a la población

La trata de personas es el tercer negocio más lucrativo a nivel mundial, tras el tráfico de drogas y de armas

Sex Slaves (Esclavas sexuales) es un documental de la directora Ric Esther Bienstock quien cuenta, entre otras historias reales, cómo Viorel emprende un camino lleno de angustia en busca de su esposa que fue secuestrada durante su embarazo para mercadear con su cuerpo. Se podrá ver el próximo jueves 16 de septiembre en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza.

Sex Slaves es uno de los seis trabajos que forman parte del Ciclo de Cine Documental sobre Trata de Mujeres con fines de explotación sexual que organiza Médicos del Mundo por segundo año consecutivo. Esta forma de esclavitud, desde diferentes perspectivas también ha sido tratada en los documentales Las redes de prostitución africanas, Lives for sale, Niñas de hojalata, Trading women y Voces, que se proyectarán  en Zaragoza, Mahón, Pamplona, Oviedo, Alicante, Huesca, Almería, Palma de Mallorca y Madrid.

Imagen de previsualización de YouTube

Campaña de la Red Española Contra la Trata de Personas

La presentadora y actriz española Mabel Lozano, quien pone su imagen para la campaña de la Red Española Contra la Trata de Personas, dirigió en 2007 el documental Voces, donde se recogen varios testimonios de personas víctimas de esta mafia.

Con esta iniciativa, Médicos del Mundo quiere sensibilizar a la población de que “alrededor de 3 millones de mujeres y niñas son víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en el mundo, lo que supone una violación de Derechos Humanos.”

En España, la trata se ha convertido en el tercer negocio más lucrativo a nivel global, tras el tráfico de drogas y armas, llegando a mover más de 36.000 millones de euros al año;  18.000 millones se generan en España.

Muchos son los mitos que giran alrededor de la trata de personas, para comprender mejor este fenómeno y luchar contra él, Médicos del Mundo aclara seis verdades y mentiras sobre la trata de personas:

SEIS MITOS SOBRE LA TRATA

1. La esclavitud es “cosa del pasado” y la trata de personas es poco común

TRATA es el término actual para describir la esclavitud y ocurre a diario en todo el mundo. Se calcula que, aproximadamente, 2,5 millones de personas al año, un poco más de 7.000 diarias, son víctimas de trata con fines de explotación económica o sexual.

2. Todas las víctimas de tratas son pobres o sin educación

Las víctimas presentan un perfil socioeducativo y formativo muy diverso que incluye a personas con formación superior y especializada.

3. La trata de personas es una realidad oculta y ocurre solamente en países pobres o en las grandes ciudades

La trata de personas ocurre en todas partes y aunque mayoritariamente se manifiesta en forma de explotación sexual, también puede manifestarse como esclavitud doméstica o laboral. Esto incluye los trabajos forzados tanto en el campo como en las ciudades. Y ocurre abiertamente.

4. Las víctimas pueden pedir ayuda e identificarse ellas mismas como víctimas. Si no lo hacen, es porque no lo son

Muchas víctimas no se reconocen como tales. Otras no tienen oportunidad de pedir ayuda porque viven aisladas o controladas por sus tratantes; éstos les han retenido sus documentos y las amenazan; o hay barreras idiomáticas. Incluso, si tienen oportunidad, la autoculpabilización y falta de confianza en los/as demás hacen que las víctimas guarden silencio.

5. No es posible caer en redes de trata si el tratante es un pariente, un conocido, el esposo o el prometido

Uno de los mecanismos más utilizados por los tratantes es establecer relaciones sentimentales con sus víctimas para luego someterlas a trata a través de engaño o coerción. Según estudios realizados en la República Checa, Polonia y Rumania (Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual, UNODC, 2010) la mayoría de las víctimas son reclutadas por personas conocidas, amigas o familiares.

6. Tú no tienes capacidad para cambiar la situación de las personas víctimas de trata

Puedes tratar de detectar signos de trata en aquellos lugares o entre las personas que: presentan señales de abusos físicos; viven en condiciones de trabajo indignas; viven junto a sus empleadores/as; reciben pagos ínfimos por su trabajo o no reciben pagos; tienen miedo; tienen imposibilidad de hablar cuando están a solas y lo hacen únicamente, o más posiblemente, si el “empleador” está a su lado; nunca portan sus documentos si no que los tiene el empelador.