Las “creativas” formas de deshacerse de los inmigrantes en Australia

El Gobierno de Canberra, decidido a parar “por las buenas o por las malas” la llegada de inmigrantes y refugiados, ha sido acusado de pagar a los traficantes de personas para llevarse de vuelta a los barcos que ingresan en sus aguas territoriales. Paga millones a varias islas para albergar campos de refugiados y al Gobierno de Camboya para que acoja a sus inmigrantes. Un sustancioso negocio rodeado de acusaciones de abusos contra los que buscan asiloLa política de Inmigración de Abbott alimenta un sustancioso negocio rodeado de acusaciones de abusos contra quienes buscan asilo

Fuente:

Leer más