Cuando la corrupción significa muerte

Hace 4 años que el incendio en una guardería del norte de México mató a 49 niños y dejó con graves secuelas a más de 70.  La Corte Suprema reconoció que hubo “violaciones graves a las garantías individuales” pero los responsables del siniestro siguen impunes. Ahora la Procuraduría “investiga la investigación” tras nuevos indicios que apuntan a que el fuego pudo haber sido provocado.

Fuente:

Leer más