Sociedad

Sube la Marea Granate

Hace menos de medio año que la Marea Granate cobró vida. Una ola nueva que sumar al mar multicolor que forma los movimientos sociales españoles de la actualidad. No obstante, lo peculiar de esta marea es que empuja desde fuera, ya que está formada por cientos de “migrantes forzados” por la crisis económica.

 

Se organiza en ciudades como Brighton o Londres (Reino Unido), Viena (Austria) o Paris (Francia), entre otras, pero tiene apoyos en muchas otras partes tanto de Europa como del mundo. El color de esta marea viene dibujado por su compañero indispensable: el pasaporte.

El 12 de octubre, oficialmente denominado Fiesta Nacional de España, la Marea Granate organizó eventos reivindicativos y movilizaciones en diferentes ciudades de Europa para “presentar al mundo la verdadera Marca España”. No obstante, esta presentación es la continuación de meses de trabajo y acciones reivindicativas. La más notable, sobre todo en Europa, fue el 7 de abril cuando Juventud Sin Futuro convocó la jornada de “No nos vamos, nos echan.

Imagen de previsualización de YouTube

En París convocaron un contradesfile de la Hispanidad y una asamblea temática sobre los problemas del emigrante

El desfile intentaba ridiculizar el contenido militar de esta fiesta nacional, por lo que se hizo un llamamiento a que la ‘tropa’ de emigrantes en París acudiesen a las 16.00 a la plaza de Ménilmontand ataviados con algo granate y sus fregonas, con la consigna de “ya somos mochos los que emigran”. Con pancartas cerca de cuarenta personas desfilaron con música y gritos por el boulevard de Ménilmontand, para acabar vitoreando irónicamente consignas como “Un desahucio cada quince minutos” o “700.000 emigrantes desde el comienzo de la crisis”. Un ambiente festivo, aún sin tener nada que celebrar, como contraposición a las marchas solemnes y militares que tienen lugar en España. También sonó música patriótica versionada como el “Que viva España” modificado por: “el paro tiene otro color: la Marca España”.

Celia Almuedo http://www.flickr.com/photos/celia_almuedo/

En la asamblea que se organizó después se expusieron los problemas para buscar soluciones. El plan para la asamblea proponía presentar la Marea Granate París, exponer la controversia en el “Día de la Hispanidad” y abordar las problemáticas de los españoles en Francia. Contaron con la intervención de Gabriel de la FACEEF (Grupo de 95 asociaciones de emigrantes en Francia), que lleva ayudando a emigrantes en el país desde las primeras olas en el siglo XX. Gabriel sostuvo que la emigración no es un fenómeno nuevo, pero que “es la primera vez en democracia que se produce”. Confesó que “el tema de la nueva ola de emigración también nos ha pillado por sorpresa a nosotros”, pero que ya están en marcha para resolver los problemas de estos nuevos emigrantes; que son “los mismos que los emigrantes de la época franquista, pero en democracia”.

Los problemas al vivir fuera de España

Hay una falsa concepción de que cuando se emigra todo es fácil y no hay problemas. Un ejemplo de la falsedad de esta enunciación se encuentra en el tema de la sanidad en el extranjero. Francia, por ejemplo, siendo un país de la Unión Europea cuenta con el respaldo de la Tarjeta Sanitaria Europea. No obstante, no todo el mundo tiene acceso a ella, ya que si tienes más de 26 años y estás en paro, en España no te conceden la tarjeta. Has de declararte persona sin recursos para poder optar a un permiso de noventa días. Por otra parte, cuando llegas allí, de poco sirve. Cuando vas al médico o a Urgencias en Francia, tienes que pagar el coste del médico y puede ser que en España te lo devuelvan después.

Laura, participante en la Asamblea de Marea Granate, afirmaba que “en el Hospital te cogen la Tarjeta Sanitaria Europea, pero luego te mandan la factura y tienes que pagar tú el 30%”. La sanidad española es gratuita al 100% en España, sin embargo cuando estás en el extranjero parece que el sistema te da la espalda y se lavan las manos. Otra participante contaba que “tuvo que ir a Urgencias y entre la visita y la farmacia fueron 150€. Me dijeron que en mi país de origen me lo devolverían. Fui a la Seguridad Social de Valencia, me dijeron que me lo darían, pero aquí sigo esperando.” Lo más preocupante, de todas formas, es cuando no puedes obtener la Tarjeta Sanitaria Europea y no tienes un número de Seguridad Social francés, ya que te encuentras en un limbo legal en el que no tendrías derecho a asistencia sanitaria.

El 12 de octubre en otras ciudades

El 12 de octubre fue festejado en otras ciudades de formas diversas: desde concentraciones para “pedir la dimisión del Gobierno” como en Berlín, Frankfurt o Luxemburgo hasta tomarse una ‘relaxing cup of café con leche’ en la plaza de Portobello en Londres. Nunca ha faltado imaginación en las movilizaciones y tampoco falta en esta ocasión. En Montreal (Canadá), se organizaron dos días de coloquios de reflexión y discusión sobre los problemas de los inmigrantes.

Por otro lado, las movilizaciones de la Marea Granate coincidieron en muchas partes del mundo con las protestas contra Monsanto, empresa de biotecnología y alimentos modificados genéticamente y en muchas zonas de América Latina con las protestas de la resistencia indígena. Es importante destacar que en España se conmemora el descubrimiento de unas tierras que ya estaban habitadas (y por ello descubiertas), por muchos pueblos y comunidades. 

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie