Sociedad

Recortando voces

Las asociaciones como Alusamen juegan un papel importante en la recuperación de los pacientes mentales, haciendo que se sientan parte de un proyecto de vida

“Somos una pieza clave para el sustento de estas personas y su bienestar, la radio, por ejemplo, supone para el cien por cien de los pacientes una mejora en su día a día y es el primer paso para la reinserción social”, nos comenta Carolina coordinadora de la asociación

Según un estudio de la Asociación Madrileña de Salud Mental el presupuesto de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales disminuye alrededor del 6,2%, lo que afecta directamente a centros de rehabilitación laboral, centros de día, mini residencias...

Por el cristal de la pecera donde está la sala de mandos la regidora enseña la pizarra con el nombre del locutor que debe empezar a hablar. Los micros están dispuestos y las gargantas carraspean para dejar pasar la voz. La sala que les rodea es pequeña pero acogedora y los carteles que la visten anuncian música y derechos humanos. Existe, sobre todo, un ánimo de hacerse escuchar, de comunicar, lo típico de la radio, pero esta no es una radio al uso, los integrantes que la forman no estudiaron para ello, no dedicaron su vida a las ondas, sin embargo su vida no sería lo mismo sin ella. Desde hace varios años los pacientes del Centro de Salud Peña Gorbea situado en Vallecas tienen la oportunidad de hacerse oír, de comunicar como es su día a día y así sentir que son parte de la sociedad.

Esto gracias a asociaciones como Alusamen, que tiene su sede en el mismo centro de salud, y que se encarga de más de 300 pacientes a los que da cobertura psicológica y psiquiátrica a través de diferentes actividades plásticas y terapéuticas como la iniciativa de la radio. “Somos una pieza clave para el sustento de estas personas y su bienestar, la radio, por ejemplo, supone para el cien por cien de los pacientes una mejora en su día a día y es el primer paso para la reinserción social”, nos comenta Carolina coordinadora de la asociación que también nos explica la importancia de la cobertura a las familias de los pacientes, parte importante para su recuperación, las familias participan y reciben apoyo psicológico pues el trabajo no solo ha de hacerse en los centros, es algo de todos los días y es duro.

El apoyo de la Comunidad de Madrid es vital, esta es la que cede el espacio en el centro de salud para, entre otras actividades, preparar el programa que se emite los miércoles y que se graba en el RVK (radio vallecas), apoyo que podría dejar de serlo debido a los recortes que en los últimos meses está sufriendo la salud en toda España, y mas duramente en Madrid. “la Comunidad de Madrid nos cede este espacio para realizar las actividades plásticas, las sesiones terapéuticas y las tareas de ocupación para los enfermos que necesitan constantemente atención personalizada”, Carolina nos transmite sus inquietudes respecto a la crisis en el sector de la sanidad y en particular en el de salud mental, “ya se ha empezado a recortar personal en el centro y el número de pacientes se ha duplicado por cada psiquiatra, esto causa un deterioro en la calidad del servicio sanitario y un trastorno en la recuperación de los pacientes (…) desde que empezaron los recortes en sanidad estamos en vilo, no sabemos que pueda pasar en un futuro no muy lejano con este centro y por consecuencia con los pacientes que se tratan en el”

Cada vez son mas los recortes y los datos son alarmantes. Según un estudio de la Asociación Madrileña de Salud Mental el presupuesto de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales disminuye alrededor del 6,2%, se están recortando casi 4 millones de euros los convenios y conciertos que incluyen las mini residencias, los centros de rehabilitación laboral, los centros de día y de soporte social y los equipos de apoyo social comunitario. Todo esto es necesario para la recuperación y la reinserción social de los pacientes mentales, los centros de la red de rehabilitación son vitales en la disminución de los costes de la enfermedad mental recuperando a los pacientes para la vida laboral, disminuyendo el número de hospitalizaciones, aliviando la carga de las familias y evitando el ingreso prolongado en instituciones psiquiátricas.

La situación para los pacientes mentales ya diagnosticados empieza a ser precaria y lo será mas teniendo en cuenta el recorte en personal que está sufriendo el sector, además debido a la crisis y a la incertidumbre económica que sufre el país el número de parados aumenta provocando un estrés social que junto a la exclusión comunitaria y a la inseguridad laboral agravan la inestabilidad emocional y mental del individuo. Como consecuencia las consultas psiquiátricas y los ingresos por razones mentales se han duplicado en tan solo un año.

Desde la OMS (organización mundial de la salud) advierten que “no nos debería sorprender ni deberíamos subestimar las consecuencias de la actual crisis financiera”, en definitiva esta situación conllevará a el aumento de los desordenes mentales en una sociedad que no ve salidas reales y rápidas a la crisis.

Últimamente se habla mucho en el programa de radio “Yo y los míos” de los recortes en sanidad y se plantean como afectará a sus vidas. Rafa, uno de los pacientes que conforman el grupo de radio recapacita, “si nos quitan la radio seremos mas vulnerables y el tiempo que dedicamos a esta actividad lo ocuparemos parados en casa dándole al coco, eso no es bueno para nosotros”, Raúl, que también habla en la radio apunta “la radio nos ayuda a estar en contacto con la gente y olvidarnos de nuestros problemas, el estar ocupado me hace sentir que estoy vivo y que realmente sirvo para algo en esta sociedad, ser una persona con una enfermedad mental no quiere decir que no puedas trabajar, hablar de política o de deportes como cualquier otro, la radio nos hace libres”, tiene 30 años y es ex militar profesional, sufre esquizofrenia como muchos de sus compañeros radiofónicos, la cual desarrolló a partir del shock que supuso perder a un familiar “eso le puede pasar a cualquiera, yo antes no tenía ningún problema mental”, vive independiente y comparte piso “muy pocos de los que estamos aquí vive solo como yo, soy autosuficiente cien por cien”.

La radio les reafirma, les da seguridad, Joaquín es un buen ejemplo de que este tipo de iniciativas son beneficiosas y efectivas, Alicia su coordinadora nos comenta “cuando llegó a Alusamen hace unos meses no hablaba y se relacionaba poco con sus compañeros, solo se sentaba con su refresco y miraba a todo el mundo fijamente, como esperando respuestas a una pregunta sin hacer (…), ahora es el que mas debate y dialoga sobre las noticias que tratamos.” Joaquín de 55 años tiene diferentes enfermedades mentales, entre ellas esquizofrenia y trastorno de la personalidad, además tuvo problemas con las drogas y el alcohol y mas de una vez tuvo que vivir en la calle, “me he dado cuenta de todo lo malo que había en mi vida , antes no podía controlar mi cabeza, podía hacer cualquier cosa con tal de pillar algo. He dejado todo, incluso el tabaco y me encuentro mejor que nunca, antes estaba flaco como un palillo y mírame ahora” termina sonriente.

La radio también ha ayudado a Yolanda, la única mujer del grupo, anda siempre con un libro en la mano y se autoproclama escritora. Tiene también esquizofrenia y trastorno de personalidad bipolar como consecuencia de una fuerte depresión, a veces le resulta difícil no intentar suicidarse, por eso la medicación se la administran en el centro de salud, pero a veces recae como este fin de semana, “no llevaba bien la semana por diferentes problemas personales y el sábado tuve una crisis muy fuerte y me tome mas pastillas de las debidas”, Nacho, coordinador y trabajador social de Alusamen, tuvo una conversación de animo los días previos al incidente y Yolanda pudo recordar las palabras que le dieron la fuerza suficiente para llamar al Namur y salvar la vida, “en esos momentos no piensas en nada, menos en lo que pueda hacerte cambiar de idea, pero Nacho me dijo ciertas cosas que me hicieron recapacitar, gracias a el estoy para contarlo”. Al llegar al hospital le administraron medicación y le ataron de pies y manos, “yo no quería ingresar así que las enfermeras llamaron a seguridad y me ataron a la cama, me resistí y me hice esto en la muñeca”, Yolanda muestra la cicatriz en carne viva fruto del percance en el hospital, “yo no quiero esto y no hay nadie que comprenda lo que estas pasando”

Las asociaciones como Alusamen juegan un papel importante en la recuperación de los pacientes mentales, su apoyo y su dedicación hacen que gente como Yolanda, Raúl, Joaquín y Rafa se sientan parte del sistema y se puedan enfrentar a las adversidades con confianza y determinación, “es una suerte poder tener a esta gente cerca de nosotros, les queremos muchísimo y nos ayudan infinitamente”, cuenta Yolanda con cariño.

La salud mental no necesita de sofisticadas tecnologías, la recuperación, la terapia, la reinserción se basa en la cercanía, en la dedicación, el control personal y el seguimiento son fundamentales, el trabajo de enfermeros y enfermeras, de doctores y doctoras y el apoyo de las asociaciones hacen que personas como las que llevan el programa de radio “yo y los mios” puedan sentirse parte de un proyecto de vida que les acerca, que no les excluye, por que ahora, mas que nunca, la sociedad les escucha.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie