ocultar/mostrar banner

España, el país de los 200.000 desaparecidos

Representantes de la ONU califican de crímenes contra la humanidad tanto los enterramientos en fosas comunes de la guerra civil y el franquismo como el robo de niños prolongado hasta la democracia. Censuran al Gobierno español por poner obstáculos a las investigaciones y le conminan a buscar a los desaparecidos.

Mural con fotografías de desaparecidos por la represión franquista que los afectados colocaron a las puertas del hotel de Sevilla donde fueron recibidos por los miembros del grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas de la ONU.

Rocío Borrego sólo quiere recuperar los restos de su madre, puesto que sabe bien que fue asesinada en 1936. Eduardo Raya sólo desea saber el paradero de su hija, puesto que está completamente seguro que sigue viva, desde que fue presuntamente robada en 1990. Entre ambos sucesos ha pasado medio siglo, pero los cubre el mismo manto de silencio e “impunidad”, según los representantes del grupo de trabajo sobre desapariciones forzadas de Naciones Unidas que este mes de septiembre ha visitado diversas ciudades de España. Los afectados repiten insistentemente, con casi 200.000 víctimas, entre enterramientos ilegales en fosas comunes y niños robados, hoy son adultos con identidad falsa, España es, tras Camboya, el país del mundo donde permanecen más personas desaparecidas.

En 1940 la Causa General iniciada por el Ministerio de Justicia sobre el denominado terror rojo facilitó la recuperación de los cadáveres de casi la totalidad de las 38.000 víctimas de la represión en la retaguardia republicana durante la Guerra Civil. Sus familiares, salvo excepciones de falta de interés o deficiente localización, pudieron darles una sepultura digna, fueron honrados, su memoria recuperada y sus verdugos perseguidos o procesados. El Estado se implicó fuertemente en la labor de búsqueda e identificación, sirviéndose en muchos casos de las fotografías tomadas a tal efecto por el propio Gobierno republicano, que nunca llegó a legitimar la barbarie desatada durante parte de esos tres años por facciones de sindicatos y partidos de izquierda.

Setenta años después, todavía no ha ocurrido lo mismo con el franquismo, cuya represión fue cinco veces mayor en número debido a ser planificada por sus mandos y ejecutada sistemáticamente a partir de las órdenes de fusilamiento de cualquier desafecto al Movimiento decretadas por la Junta de Gobierno y la Junta Suprema Militar de Defensa de España en 1936. Desde entonces hasta ahora, de los 143.000 desaparecidos estimados por el ex juez Baltasar Garzón en 2008 sólo se han recuperado los cuerpos de unos 8.000. Pero cada vez que se abre una fosa se encuentran más cadáveres de los previstos, motivo por el que las estimaciones se acercan ya a los 180.000 desaparecidos, cifra que coincide con la aportada hace años por el historiador Paul Preston.

A ello hay que sumar unos 30.000 niños apartados forzosamente de presas y familias republicanas entre 1944 y 1954, como medida de “higiene” ideológica, y al menos otros 6.000 casos documentados por las asociaciones de bebés robados por motivos económicos durante el tardofranquismo y la primera mitad de la actual democracia. Casi todos siguen sin localizar, salvo varias decenas de reencuentros, facilitados por análisis de ADN practicados por los propios familiares, nunca por el Estado.

Florentina Rodríguez enseña la foto de su abuela Ana Ricarda, desaparecida en 1936 en Córdoba, minutos antes de exponer su caso ante los representantes de la ONU.

Rocío Borrego no pudo acudir a Sevilla el pasado mes para explicarle su caso a los representantes de la ONU, debido a su delicada salud. Lo hizo en su lugar su hija Florentina, quien relató que Ana Ricarda, de ideología socialista, regentaba una tienda de comestibles y ejercía como maestra particular y escribiente en la aldea cordobesa de Jauja. En noviembre de 1936 fue detenida por cuatro falangistas y un guardia civil al que ella misma había denunciado por amenazas unos años antes, y ya no se ha vuelto a saber de ella. A través de diversos testimonios han llegado a saber que permaneció varios días en un chalet, donde fue violada y torturada hasta que, ya moribunda y desfigurada, le dieron el tiro de gracia. Parece que un vecino encontró el cadáver junto al arroyo de La Coja y, al verle los pechos arrancados y el cuerpo destrozado, decidió enterrarla.

Su tienda y sus tierras fueron confiscadas, su madre rapada y purgada, su marido enloqueció y murió a los pocos años y sus cuatro hijos fueron presa del hambre y la miseria. Rocío ha acudido infructuosamente a los tribunales para buscar alguna reparación y la recuperación de los restos de su madre. En su auto, el ex juez Garzón lo señala como uno de los casos más “clamorosos” de “inseguridad jurídica para las víctimas”. Sin embargo, hasta el propio Tribunal Constitucional español ha desestimados sus recursos. “Yo no quiero juzgar a nadie, pero que nos dejen recuperar los restos”, clamaba Florentina en Sevilla, a la vez que se preguntaba: “¿Hasta cuándo? ¿Hasta que los tengan que sacar como a los íberos o los tartessos? ¿En qué país democrático se encarga la labor de hacer cumplir los derechos humanos a las víctimas, teniendo que trabajar en contra de la Administración? Es un desgaste emocional tremendo”, se lamenta.

Efectivamente, el grupo de trabajo de la ONU ha constatado que la Ley de Memoria Histórica de 2007 ha tenido un efecto muy escaso. Salvo algunas excepciones, como el Ayuntamiento de Málaga, que ha financiado la exhumación de la fosa común de su cementerio, recuperando los restos de 2.800 personas, en el resto del país prácticamente ningún municipio ha dado permiso siquiera a las familias para hacerlo y ningún juzgado ha ordenado la apertura de fosas. Ariel Duritzky, unos de los representantes de Naciones Unidas que ha visitado España, considera que el Gobierno español debe derogar la Ley de Aministía de 1997, por ser preconstitucional y constituir una “barrera a la investigación de graves violaciones de los derechos humanos”.

Así, en lugar de poner los “obstáculos” actuales, el Estado español debe ofrecer en su opinión mayor apoyo a las víctimas, crear una entidad para estudiar los casos, investigar las desapariciones forzadas a través de la judicatura, juzgarlas, retirar los símbolos del franquismo de los lugares públicos y “asumir un rol de liderazgo en la búsqueda de la verdad”. A juicio del experto de la ONU, “en el contexto de ataques generalizados a la población civil, como los que ocurrieron durante la guerra y la dictadura, las desapariciones forzadas adquieren carácter de crimen internacional, y por lo tanto deben considerarse imprescriptibles”.

Dulitzky y su compañera Jasminka Dzumhur no se sorprendieron cuando en su visita a Sevilla se les planteó que este crimen contra la humanidad también se habría prolongado hasta bien entrada la democracia. Hasta los años noventa en concreto, debido a que el robo de bebés por motivos económicos, tras haberlo practicado en un principio como represión política, también se habría realizado de forma “sistemática, generalizada y con aquiescencia de los poderes públicos” como un “ataque” por parte de un grupo de funcionarios del Estado contra parte de la población civil. Así lo expusieron el abogado granadino y también afectado Eduardo Raya junto a su esposa Gloria Rodríguez. Ellos siguen buscando a su hija, dada por muerta al nacer en el Hospital Clínico de Granada en 1990. Hasta siete análisis de laboratorios públicos y privados han dictaminado que el cadáver enterrado entonces no puede pertenecer a una hija suya, así como tampoco los restos de hígado aportados como prueba por los médicos para cerrar el caso. La Justicia hasta ahora no les ha ofrecido respuesta, pendiente de reabrir la investigación “a regañadientes”.

El matrimonio Eduardo Raya y Gloria Rodríguez a las puertas del hotel sevillano donde los representantes de la ONU atendieron a los afectados por desapariciones en Andalucía.

Raya tiene no obstante esperanza en el dictamen del grupo de trabajo de la ONU, que deberá ser elevado al Consejo de Derechos Humanos para su aprobación, así como que la Justicia argentina incluya también entre sus investigaciones el robo de niños por motivos políticos o económicos, tanto en la dictadura como en la democracia, al tratarse de una misma trama criminal. “Esto no es cosa de una monja aislada, como nos quieren hacer creer. Sor María sólo fue un instrumento de los que se llevaron el dinero”, asegura Raya.

Los métodos aplicados ilegalmente para el rapto y venta de bebés hasta los años noventa fueron en realidad ensayados de forma legal en los años cuarenta y cincuenta. El engaño, diciendo a las familias que el niño había muerto, la inscripción en el Registro Civil con distinto nombre y apellido y darla en adopción en una provincia distinta a la que nació, para dejar el menor rastro posible. Las hermanas María y Florencia Calvo, por ejemplo, fueron enviadas por sus padres a Francia para salvaguardarlas de la contienda en España, pero tras terminar la guerra las secuestró allí el servicio exterior de Falange Española y las devolvió a nuestro país. Al llegar en tren a Toledo, Florencia preguntó por su hermana, pero una monja le informó que María había muerto de unas fiebres, como tantos otros niños en el camino, y que su cuerpo lo habrían tirado por la ventanilla. En realidad no fue así, sino que fue dada en adopción. Sesenta años después, las dos hermanas se reencontraron gracias a un programa de televisión.

La Orden del Ministerio de Justicia de 30 de marzo de 1940 establecía que los hijos de presos políticos podían quedarse con sus madres sólo hasta los tres años, cumplidos los cuales debían ser excarcelados y adoptados por familias adeptas al Régimen, siguiendo las doctrinas del psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera. La Ley de 4 de diciembre de 1941 facilitaba a su vez su inscripción en el Registro Civil con nuevos apellidos. Vicenta Flores Ruiz, hija de un militar republicano de Valencia, fue adoptada y devuelta al colegio de monjas donde permanecía interna hasta cuatro veces en un mismo año, cambiando en todas las ocasiones de apellidos. Y siempre lejos de Valencia, por familias de Zaragoza, Alemania, Madrid y Ciudad Real

El paso del robo de niños legal al ilegal se habría dado ya en la siguiente década, aprovechando esta estructura. Además de las entidades religiosas que tutelaban a los menores y los registros civiles de toda España, fue necesaria también la implicación de profesionales sanitarios, médicos y matronas que asistían los partos en las cárceles y, cada vez en mayor medida, en clínicas y hospitales. En 1950 Emilia Girón fue a dar a luz al hospital de Salamanca. Nada más nacer, le arrebataron al niño a la fuerza y nunca más supo de él. Emilia era hermana del maqui Manuel Girón, jefe de los guerrilleros del Bierzo. Era analfabeta y tenía mucho miedo. Quizás pensaron que nunca lo buscaría, pero sí lo hizo, aunque infructuosamente. “Con esa angustia estaré toda la vida, porque sé que lo parí y lo llevé dentro nueve meses, y no lo conocí siquiera”, declaraba Emilia cuarenta años después.

De esa misma época es una carta del capellán de la casa cuna de Sevilla en la que daba instrucciones para cambiar las partidas de bautismo de forma discreta en caso de adopciones irregulares, más allá de las forzosas a presos republicanos que sí permitía la ley. En muchas ocasiones, religiosos, médicos y registradores recibían regalos o donativos por parte de los padres adoptivos. Así, en los años cincuenta se habría producido la transición del robo por motivos políticos al móvil económico, práctica que se habría prolongado de forma sistemática has la década de los noventa y que hoy día, según la ONU, permanece impune.

33 comentarios

  1. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en España, el país de los 200.000 desaparecidos [...]

  2. [...] *Continúe leyendo el reportaje del periodista José Luis Gordillo, publicado en Periodismo Humano, en el siguiente link. [...]

  3. Buen trabajo (incluida las fotos).

  4. MIGUEL ANGEL RECOBA

    Un horror que las dictaduras de la America del Sur imitaron , llevaron a la practica la horrible tarea de sacar los niños a sus madres y darlas en adopción a parejas adeptas a los regímenes fascistas. Donde estan esos niños y que deben de saber la verdad de donde provienen y quienes fueron sus verdaderos padres. Una deuda con la sociedad española que no puede saldarse sin currar las heridas que la dictadura española dejo abiertas, donde la iglesia y varios médicos fueron cómplices de varios crímenes contra la humanidad al apoyar y encubrir estos delitos tan graves.El robo de niños es uno de los crímenes mas execrables de cualquier sociedad civilizada .

    • Víctor

      Estoy de acuerdo, excepto en que las dictaduras de la América del Sur imitaron este horror. En mi opinión cada una tenía su propia idesincrasia, sin mencionar que aquí hubo una guerra y que también hay que hablar de crímenes de guerra. Un saludo.

  5. jj

    Nunca me crei demasiado que los bebes robados en nuestra democracia tuvieran ningun origen franquista. Creia mas bien que era una trama delictiva como otra cualquiera. Despues de leer esto empiezo a verlo claro. Todo el lio del Gobierno bloqueando la investigacion de lo bebes robados es porque quieren tapar que es una horrorosa herencia fascista. Menudos sinverguenzas.

    • Víctor

      Completamente de acuerdo. Tal vez no tanto fascista como franquista; para concretar más. Hay muchas herencias de este tipo aún vigentes. Se nota más en lo que tiene que ver con el ejército, la iglesia y la patronal. Un saludo.

      • Leti

        Todo para probar lo malo que es el Ejército, la Iglesia y la patronal, sin las cuales habrían vivido en una dictadura del proletariado en vez de como cómodos aburguesados de esa gran clase media que es el Primer Mundo europeo.

  6. benita

    Tambien considero crimen haber permitido que fuera castigado el Juez Baltazar Garzon por querer hacer justicia

    • Leti

      Allá Baltazar Garzón inventó el mito de los 200000 desaparecidos con apoyo de la ONU para victimizar a los militantes estalinistas y prosoviéticos de la Segunda República. Aquí en Argentina lo mismo hicieron estos agentes políticos disfrazados de jueces, cuando adoptaron el mito de los 30000 desaparecidos para victimizar a los terroristas de ERP y Montoneros, fabricado por la organización de Hebe de Bonafini que apoya a la ETA en España con auspicio del gobierno izquierdista del corrupto clan Kirchner.

  7. montse

    en la casa de mis abuelos en las alpujarras en granada, la tía abuela de mi madre tuvo un hijo estando soltera,se sospecha que fruto de una violación , pero para ocultar tal deshonra fué a parir a Granada , a la inclusa y le dijeron que el bebé había muerto , nunca nadie lo vió , sospecho que mi pariente es otro bebe robado al que nunca nadie de su familia conoció..

  8. ettteet

    Mina Conchita, Paracuellos del Jarama. 5000 religiosos cientos de combentos iglesias
    alguno se olvida de esto

    • Marcelina

      De lo que dices nadie se ha olvidado x que lo repiten tanto que se ha multiplicado, pero x que no puede reflejarse tambien las otras historias, merecen el mismo respeto y a más de 70 años aun no se puede abrir la boca ni enterrar los huesos de sus familiares, mi familia no puede enterrar esos restos pues los quemaron despues de fusilarlos en las puertas del cementerio de Mérida-Badajo-España.

    • Huci58

      Eso no se olvida, como tampoco se puede olvidar que los vencedores practicaron durante casi 40 AÑOS una represión y aniquilación sistemática de los no fanáticamente adeptos con la ideología del nacional-catolicismo. No se pueden comparar las atrocidades cometidas en tiempo de guerra por grupos de fanáticos con la planificación sistemática perpetrada por los dirigentes de un estado en tiempos de paz.

      • Leti

        Atrocidades que de pronto conocen ahora y que ni perturbó al pueblo español hasta el día de hoy. ¿Cuántos muertos reales habrían tenido si los “republicanos” estalinistas hubieran triunfado y convertido a España en una Norcorea?

  9. Jorge Julio

    Quería escribir algo pero no puedo. No puedo entender tanto daño, en mi país tantos desaparecidos, en Argentina también, en Uruguay, y en España. No me gustan los españoles, porque han depradado nuestra tierra y lo siguen haciendo…pero qué pena ustedes…el fascicsmo lo llevan dentro una cosa así no es por unos pocos…es que todos estuvieron de acuerdo para exterminar a los republicanos…también la iglesia…así como en Chile…que pena

    • DIego

      No digas que todos los españoles somos fascistas ni en broma, y si todos nos hubiéramos puesto a favor de franco no hubiera habido una guerra civil como la que hubo. Aprende un poco de historia antes de hablar.

      • Leti

        No, no todos los españoles eran franquistas. Había una heroica minoría marxista-leninista-estalinista atea que quemaba iglesias con apoyo del Tío Stalin.

    • Víctor

      ¿Pero qué está diciendo usted? !Si el 45% de los actuales argentinos son hijos y/o nietos de españoles!! Además, decir “no me gustan los españoles” es una provocación innecesaria. ¿Qué españoles no le gustan a vd.? ¿Todos? Es como si yo dijera que los argentinos no me gustan porque no ayudaron al gobierno republicano español legitimamente elegido por el pueblo a defendenderse de las tropas nacionalistas sublevadas de Franco, quien tenía el apoyo militar y económico de Alemania, Italia y multinacionales muy poderosas de EE.UU., como por ejemplo “Ford”. Entonces, a usted tampoco le gustan los alemanes, los italianos, los estadounidenses, los mismísimos argentinos y todos aquellos que fueron testigos del campo de experimentación que fue la Guerra Civil Española y no hicieron nada ante los crímenes de los franquistas y del nazismo.
      Sinceramente, creo que usted puede hacer un comentario mucho más crítico que lo ha dicho. Le mando mis saludos.

      • Leti

        Los republicanos tuvieron el apoyo de los grandes conglomerados de medios de EEUU, del gobierno de EEUU, y de todo el Estado de la URSS simultáneamente, mientras que Franco sólo del Eje.

  10. [...] on periodismohumano.com Se sociable, ¡Comparte! [...]

  11. Pedro López López

    Garzón estimaba en sus autos algo más de 114.000 desaparecidos, no 143.000. Por lo demás, de acuerdo, por supuesto. Un saludo

    • Leti

      Podrían subirlo a 300.000, así aumentan la farsa y tributan a los falsos 30.000 de Argentina.

  12. [...] Fuente: http://periodismohumano.com/sociedad/memoria/espana-el-pais-de-los-200-000-desaparecidos.html Compartir:Correo electrónicoPocketPinterestFacebookImprimirTwitterDiggGooglePinterestLinkedInRedditStumbleUponTumblrGoogle+ Juan PérezMe gusta:Me gusta Cargando… Publicado en Europa [...]

  13. [...] España, el país de los 200.000 desaparecidos – periodismohumano. Compártelo:FacebookTwitterGoogleMe gusta:Me gusta Cargando… Esta entrada fue publicada en Sin [...]

  14. joaquin

    Muy buena nota! de un tema que no habla nadie!exelente trabajo informativo!

    • Leti

      Esto es una farsa para justificar la dictadura del Frente Popular. No dejen que prospere y se transforme en otro mito del antifascismo estalinista.

  15. [...]  PERIODISMO HUMANO Share this:TwitterFacebookImprimirGoogleCorreo electrónicoMe gusta:Me gusta Cargando… [...]

  16. [...]  España, el país de los 200.000 desaparecidos [...]

  17. [...] decíamos, hay también una cifra. 114.000. Sí, ciento-catorce-mil. Aunque, según otras estimaciones se acercaría más bien a 180.000. Sí, ciento-ochenta-mil. Esta es la cartografía moral de [...]

  18. Españistán pícara y cainita

    Estas cifras de 200.000 fusilados y desaparecidos son falsas. Con la ley de”desmemoria histórica” a penas aparecieron unos cuantos-una parte de ellos¡oh, sorpresa! asesinados por el Frente Popular.
    La ley de”desmemoria histórica” otorga subvenciones(lucro) a quien se declare”víctima del franquismo”, de ahí que aparezca testimonios fraudulentos, que hay crisis y la cosa”egta mu malamente”

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa