Sociedad

El Palmar, la última playa de Asterix

Planean la construcción de un macrocomplejo hotelero a 500 metros de la playa en El Palmar

Ecologistas, vecinos y turistas crean una plataforma en facebook para oponerse

El proyecto cuenta con el respaldo del Ayuntamiento de Vejer y de la Junta de Andalucía

Vista de la playa de El Palmar. Cádiz (Antonio Morales)

El paisaje de El Palmar es uno de los pocos vírgenes que quedan en la costa gaditana. Son 8 kilómetros de playa en las que no hay rastro de hoteles o grandes edificios de apartamentos, solo mar y arena blanca. La polémica ha llegado a la zona por un proyecto que pretende construir un macrocomplejo hotelero con dos apartahoteles a 500 metros de la playa con un total de 680 habitaciones, en 270.000 metros cuadrados que han sido recalificados como urbanizables. Amenaza para unos, futuro para otros.

El plan, que recibió el visto bueno del Ayuntamiento de Vejer de la Frontera en 2007, era en principio de una empresa de Mallorca que lo abandonó por falta de fondos. A finales del año pasado, asumió la construcción del complejo la promotora andaluza Chival Promociones, perteneciente al Grupo Tarje que está liderado por el empresario Juan Leocadio Muñoz, imputado en un caso de corrupción urbanística en Granada que se investiga desde 2007. El Ayuntamiento aprobó el proyecto y también la Junta de Andalucía después de obligar al gobierno municipal a borrar del plan de desarrollo urbanístico un campo de golf de nueve hoyos que había planeado junto a la construcción del complejo.

Cartel que convoca a la manifestación del sábado

El apoyo no es unánime, vecinos, turistas y conocedores de la zona han formado la plataforma “Salvar el Palmar” con el que muestran su oposición al proyecto a través de un grupo y una página de facebook que suman más de 50.000 adhesiones. “Creemos que podría hacerse de una forma diferente. Lo que tenemos aquí es un tesoro. Puedes estar en la playa y al mismo tiempo en una casa con gallinas en el campo. Ese es su encanto y por eso tiene tantos admiradores. No defendemos el inmovilismo pero sí que se desarrolle un nuevo modelo de turismo rural”, asegura Antonio Morales, vecino y portavoz de la plataforma.

Ese nuevo modelo se basa en mejorar las infraestructuras y la economía local. “Hay fondos europeos de sobra para desarrollarlos y para ello lo que hace falta es imaginación. Hay que cambiar el modelo de turismo por uno que permita a la gente que desarrolle su casa y la amplíe para hacer un hotel rural, que puedan ampliar sus restaurantes, que el hijo abra el suyo propio junto al del padre”, defienden desde la plataforma.

Uno de puntos del proyecto que recibe mayor respaldo entre los vecinos es la creación de empleo. Según el Ayuntamiento generará alrededor de 300 puestos de trabajo para un municipio en el que hay más de 2.400 parados. “Salvar El Palmar” rechaza este argumento porque cree que el trabajo no se quedará en Vejer. “A la hora de construir traerán a sus propias peonadas de fuera. No contratarán a la gente de aquí y eso se puede comprobar en todos los sitios donde están haciendo proyectos las grandes promotoras. Cuando esté hecho de los trabajos de gestión se encargará también la propia promotora. Los únicos trabajos que creará, y hablamos de apartahoteles que se autogestionan, serán para los cuatro camareros y las siete limpiadoras que harán falta. Eso es todo el trabajo que ofrecen los políticos a sus ciudadanos, limpiando y sirviendo”.

El gobierno de Vejer asegura que el plan de Chival presenta unas condiciones de sostenibilidad “que no se han visto en este litoral” y confía en que sea una forma de acabar con la proliferación de las viviendas ilegales de la zona. “No me vengan con planteamientos idealistas y románticos que no dan de comer a nadie, porque si no lo urbanizamos nosotros sucederá lo mismo que en el resto de la playa, destrozada por la parcelación sin control” aseguraba el delegado de Urbanismo Antonio Muñoz en el pleno en el que se aprobó el proyecto. Está previsto que las obras comiencen este año y podrían finalizar en 2012.

Para la plataforma no habrá sostenibilidad sin mejora en las infraestucturas. “El Ayuntamiento llama al proyecto sostenible porque tiene una baja edificabilidad, porque tiene muchas zonas verdes y no tiene más de dos plantas (un máximo de siete metros y medio). ¿Pero cómo va a ser sostenible un proyecto de más de 1500 plazas que duplica la población de El Palmar? El Palmar no tiene ni agua potable, ni alumbrado público, ni recogida de basuras, si construyen una ciudad dormitorio se han cargado para siempre un paraje. Si das el primer pistoletazo de salida para el primer macrohotel, vendrá el segundo, el tercero, el cuarto y el quinto. Y al final tendremos Marbella dos o Marbella diecisiete”.

“Salvar El Palmar” ha recibido el respaldo de organizaciones como Ecologistas en Acción, Greenpeace o Ocean Clean Project, pero sobre todo de vecinos y turistas. La plataforma afirma que “hay mucha gente de fuera que también quiere opinar. Se trata de un proyecto turístico, los turistas son los más legitimados para decir: los que venimos aquí todos los años no queremos eso, ¿nos has preguntado? Es un desprecio al turista increíble en un político. Son los miles de personas que vienen cada año desde hace generaciones y son los más legitimados para hablar del proyecto turístico”.

Este fin de semana los apoyos virtuales se convertirán en analógicos en una manifestación que “Salvar El Palmar” ha organizado para el sábado. “Yo siempre lo comparo con Asterix cuando aparece la Galia ocupada por los romanos pero aún queda un reducto. Aquí igual, también queda un reducto en la costa española que se resiste al ladrillazo” asegura Antonio Morales, y quieren salvarlo.