ocultar/mostrar banner

Sociedad

#Yosoy132, la primavera preelectoral mexicana

Jóvenes mexicanos llevan dos semanas de movilizaciones contra la imposición del candidato presidencial del PRI, favorecido por las élites empresariales y mediáticas

Ven el regreso de este partido como la vuelta al autoritarismo, la corrupción, la represión y el neoliberalismo

Exigen la democratización de la sociedad y de los medios de comunicación

Las últimas elecciones presidenciales, en 2006, estuvieron marcadas por una guerra sucia mediática y sospechas de fraude. AP

México celebra elecciones presidenciales el próximo 1 de julio en la situación más violenta desde la Revolución. Sin embargo y pese a la coyuntura, la campaña era gris. Cuatro candidatos, tres partidos con posibilidades –el cuarto, Nueva Alianza, es un partido bisagra que ejerce de grupo de presión de la cúpula del sindicato de maestros y se alía siempre con el ganador- y un ganador predefinido desde el establishment y los principales medios de comunicación desde hace más de un año, el candidato del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto.

Después de las elecciones de 2006, manchadas por una campaña de guerra sucia abierta contra el candidato de la izquierda, que se tenía por vencedor, y unas votaciones salpicadas de sospechas de fraude que finalmente se declinaron por solo 100.000 votos hacia la derecha de Felipe Calderón,  la ciudadanía se mostraba ahora apática. El duopolio que domina el 95% de las concesiones televisivas en México, Televisa y TVAzteca, ya había construido al futuro presidente: Enrique Peña Nieto, exgobernador del Estado de México -la zona conurbada a la capital- joven, apuesto y casado en segundas nupcias con una actriz de telenovela. La imagen renovada del partido que gobernó interrumpidamente este país desde 1929 hasta el 2000.

Ni el hecho de que la derecha, Acción Nacional (PAN), presentase por vez primera en este país a una mujer como candidata, Josefina Vázquez Mota, ni que la izquierda, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) repitiera apuesta con Andrés Manuel López Obrador, que en 2006 sacó casi el mismo porcentaje de votos que el que las encuestas atribuían ahora a Peña, dejaba resquicio a esperanza alguna.

Así avanzaban los 90 días de campaña. Aburridos, sin gran discusión de ideas, con un debate presidencial donde lo que se llevó el Trending Topic (TT) fue el escote de la azafata que apareció quince segundos a cámara.

Hasta el día 44. El 11 de mayo de 2012 una protesta estudiantil devolvió la esencia a la contienda democrática. Enrique Peña Nieto (EPN) visitó finalmente la Universidad Iberoamericana, una de las privadas más prestigiosas del país, después de haber rechazado dos veces la invitación. Hizo su conferencia tranquilamente y al salir, centenares de estudiantes lo esperaban con pancartas de protesta: “Fuera”, “cobarde”, “asesino”… le gritaban recordándole algunas de sus políticas más nefastas como gobernador del Estado de México los pasados seis años: la brutal represión a una movilización de floristas y campesinos en Atenco en 2006, que se saldó con el asesinato de dos jóvenes y la tortura sexual de 13 mujeres que se manifestaban, el gobernar el estado con las tasas más altas de feminicidio, corrupción…

Imagen de previsualización de YouTube

Todo grabado con dispositivos móviles y subido a la red al momento. Incluso captaron el momento en que quería huir y se quedó varado en los baños. Los vídeos circularon inmediatamente por el universo 2.0.: #laIberonotequiere replicaba en Twitter, Facebook convirtiéndose en TT. El PRI reaccionó con su viejo estilo caciquil y represor. Acusó a los estudiantes de estar comprados, ser agresivos e intolerantes y pidió a la universidad que los castigase.  “La Ibero ya no es la universidad respetuosa y crítica que solía ser en mis tiempos (…) hay un envenenamiento”, aseguró Pedro Joaquín Coldwell, presidente de esta agrupación política. Claro que en su época gobernaba un partido único y cuando los estudiantes levantaban la voz, como en 1968, en 1971 o en 1999, se mandaba al Ejército a reprimirlos.

Pese a las desigualdades sociales los jóvenes mexicanos no solo están informada sino que se ha convertido en un actor mediático gracias a las nuevas tecnologías. Raúl Ibáñez

Todos los electores que acudan a votar el próximo 1 de julio nacieron en ese México príista donde el presidente de turno designaba a su sucesor y los comicios eran un mero trámite. Sin embargo en los últimas dos legislaturas otro partido logró llegar al poder, el aún más conservador AN. La transición a la democracia, como llaman en México a la alternancia política que se dio en 2001, no ha traído grandes avances sociales, y en cambio, ha sumido al país en una espiral de violencia. Con esta coyuntura el Revolucionario Institucional pretendía captar el voto joven: uno de cada cuatro electores tiene menos de 29 años, y más de 13 millones, de un padrón de casi un centenar, podrán votar ahora por primera vez. Sin embargo, con las protestas de los estudiantes y las que se vienen sucedido, los jóvenes están demostrando que no solo son un nicho de votantes poderoso, sino que tienen memoria y conocen la historia.

Además, los medios de difusión han cambiado. Aunque los principales grupos mediáticos –las televisiones y los grandes periódicos y emisoras- siguen cerrando filas con el PRI, la red se alza como un contrapoder incontrolable y funciona como estos jóvenes, horizontalmente, sin un líder o sector que marque la línea.  Así, la reacción a Coldwell no se hizo esperar. El lunes 14 ya se difundía el video #Yosoy132, donde aparecían 131 estudiantes de esta escuela privada, credencial y dignidad en mano, identificándose como los que protestaron, apartidistas y críticos con la gestión del exgobernador del Estado de México y sobretodo con el regreso de esas viejas formas, que se conocieron como dictablanda. Pero las televisoras seguían sin mostrarlo. Por eso el viernes 18 las cuatro principales universidades privadas: la Ibero, la Anáhuac, el Tecnológico de Monterrey y el ITAM se manifestaron delante de las diferentes sedes de Televisa para exigir la democratización de los medios.

Imagen de previsualización de YouTube

Exigen una “información transparente, plural e imparcial que fomente una conciencia y un pensamiento crítico” frente al cierre de filas actual de los principales medios entorno a solo uno de los candidatos. “No solo porque ahora se defienda al PRI. En 2006 los medios se alinearon con otro partido que acabó ganando. Queremos que los medios realmente se presten a la información que necesita la sociedad”, explica María José López, una estudiante de tercer año de Comunicación en la Ibero que estuvo presente en ambas movilizaciones.

El día siguiente, 19-M, otra manifestación puso de cabeza el rumbo de los acontecimientos. 45.000 personas según la cifra oficial, marcharon en el centro de la Ciudad de México contra el candidato príista. La convocatoria fue por las redes sociales, no se conocía al convocante, solo había la consigna de marchar contra EPN pero sin levantar la bandera de cualquier otro partido. Y así fue.

En un hecho insólito, decenas de miles de jóvenes y no tanto se movilizaron el 19M contra la imposición de un candidato presidencial. Raúl Ibáñez

Aunque la mayoría de los asistentes fueron jóvenes universitarios, que traían consigo el hashtag #Yosoy132, también participaron los campesinos de Atenco reprimidos por Peña Nieto o el Sindicato Mexicano de Electricistas, desmontado por el actual gobierno panista. Para Trinidad Ramírez, esposa y madre de represaliados en Atenco, ahí está el espíritu mexicano. “Aquí están los hijos de la patria y están diciendo que el pueblo no puede más, nosotros no podíamos faltar, porque Enrique Peña Nieto fue quien ordenó la represión en Atenco y nosotros somos sus agraviados, los que fuimos represaliados, saqueados, torturadas por él”. Así, entre porras de “Viva México”, “Atenco no se olvida”, “Esta es la encuesta”, o “Yo sí leo, no veo Televisa”, desfilaron jóvenes y no tan jóvenes, gente de clase media alta junto a campesinos y desempleados, en una caminata insólita, que pese a ser contra un candidato, no contó con propaganda electoral ni de ninguna otra agrupación y concluyó sin discursos, solo con un canto al unísono del himno nacional.

Los campesinos de Atenco se sumaron a la marcha de los jóvenes contra el exgobernador que ordenó la represión que asesinó a dos de sus jóvenes y torturó sexualmente a 26 mujeres. (Raúl Ibáñez)

“Nos mueve la desesperación civil por la imposición de un candidato. Demuestra que muchos sectores, sobre todo jóvenes, estamos alertándonos ante el regreso de las viejas prácticas priístas: la parcialidad de los medios, la compra de votos, la represión, los fraudes electorales del 88 y al 2006… Esto no garantiza que no gane EPN en las elecciones pero sienta un precedente del incorfomismo”, explica Luís @L_Herm, un psicólogo de 25 años, estudiante de posgrado en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Karen Villados tiene 18 años y estudia Comunicación en esta misma universidad. El 1 de julio será la primera vez que vota, sin embargo, fue a la marcha porque quiere hacer notar que ya es suficiente que los jóvenes sean pasivos y “decirle al pueblo que debe concientizar su voto, informarse y entonces votar, por el partido que sea, pero votar conscientemente”.

Tatiana Cuevas, curadora del museo Rufino Tamayo, uno de los principales en arte contemporáneo de México, también estuvo en la marcha y está maravillada con lo que están impulsando los jóvenes. “No responde a un llamado de un partido, o un sindicato, marca un cambio que es un reflejo de otros cambios en el mundo, como en África, en España… Se convocaron manifestaciones por otros medios que no son oficiales y eso significa que ya no necesitamos a Televisa o Tvazteca. Es importante venir aquí sin importar a quién apoyes para denunciar que no te puedes creer lo que construyen los medios oficiales”.

Para estos indignados mexicanos, el regreso del PRI supone el autoritarismo, el neoliberalismo, la corrupción y el cacicazgo político y mediático. Raúl Ibáñez

Tan heterogénea fue la marcha que muchos agarraron de icono al recién fallecido escritor mexicano, Carlos Fuentes, que hace unos meses criticó a Peña, porque en la Feria del Libro de Guadalajara, no supo decir ni siquiera tres libros que le habían marcado. Así con pancartas con la cita del escritor “Este señor tiene derecho a no haberme leído, lo que no tiene derecho es a ser presidente gracias a la ignorancia”, y gritos de “Si Fuentes viviera con nosotros estuviera”, esta gran pluma mexicana se volvió un icono de la democracia. Así lo expresaba Daniela Nava, de 29 años, que no puede creer que el futuro presidente sea tan inculto. “Ya estamos cansados de que nos quieran vender una telenovela, este señor es una pantalla que nos han puesto, no tiene la mínima preparación para gobernar y menos en la situación en que se encuentra México”, subraya esta joven gerente que trabaja y estudia un posgrado en Administración de Empresas en una universidad privada.

Las movilizaciones se repiten en varios estados de la República. #Yosoy132 #Córdoba #Guadalajara #Jalapa #León #Pachuca #Puebla #Querétaro #Saltillo #Tijuana,… RT, me gusta, compartir. La nanogeneración se expande y los grandes medios ya no lo pueden invisibilizar. Y ya se sabe, si no puedes con el enemigo, súmate a él. Este lunes 21, diez días después del #laIberonotequiere, Televisa empezó a dar espacio las movilizaciones. Sin embargo estos indignados mexicanos no se rinden. El miércoles 23 volvieron a las calles. Miles de estudiantes de todas las universidades y otros que ya hace año dejaron la universidad llevaron sus libros para hacer un gran intercambio cultural ante la Estela de Luz, un monumento construido por el gobierno actual que simboliza la corrupción persistente en el país, por sus elevados costes y su gestión opaca. Desde allí, una vez más, jóvenes de universidades privadas y públicas volvieron a marchar hasta Televisa para volver a denunciar la manipulación de las élites políticas y mediáticas. Desde las ventanas de la cadena carteles se asomaron: Estamos con ustedes #Yosoy132. Abajo, los estudiantes repetían consignas contra el candidato del PRI y sus posturas neoliberales: “Enrique entiende, la patria no se vende” o “La prole ya despertó”, por unas polémicas declaraciones de la hija del candidato. Sin embargo, desde el movimiento se esforzaron en repetir que son “ajenos” a cualquier postura partidista, y que buscan la democratización de los medios “como condición necesaria para corregir la situación actual de miseria, desigualdad, pobreza y violencia” que vive el país. Así lo aseveraron en su manifiesto y pliego petitorio que ya está disponible en la web.

Imagen de previsualización de YouTube

En Guadalajara, la tercera ciudad del país, o en Jalapa, capital de Veracruz, las manifestación protestaron con especial hincapié contra la violencia. “Gobierno fascista que mata periodistas” así como “Peña Nieto candidato del crimen organizado”. Del centro hacia todos los puntos cardinales y a ritmo de teclado #Yosoy132 se mantiene en las calles y durante cinco días como primer hashtag en México y uno de los 10 primeros a nivel mundial.

El hartazgo ante la represión y la espiral de violencia que vive el país es uno de los detonantes. Raúl Ibáñez

El hartazgo ante la represión y la espiral de violencia que vive el país es uno de los detonantes. Raúl Ibáñez

“Estoy aquí porque tenemos que erradicar la corrupción, parar la guerra, la represión y el autoritarismo en este país. En condiciones de crisis y emergencia nacional como la que tenemos en México se suele recurrir al autoritarismo. Y aquí lo estamos viendo. Los medios han tenido un sesgo claro a favor de Peña Nieto. Las encuestas, las élites de poder, los dueños de este país quieren que regrese el PRI y ahí está la imposición. Y además estamos diciendo que hay otras maneras de participar políticamente que va más allá del voto, aunque éste sea trascendente”, explica Luis, quién a sus 20 años, estudia Ciencias Políticas en la UNAM.

Así, aunque estos jóvenes no se pronuncian por ningún partido saben que pueden determinar las elecciones. Y también son conscientes los políticos. Enrique Peña Nieto ya difundió un nuevo vídeo de campaña donde incluye imágenes de las protestas y dice que gobernará para los que están de acuerdo con él y para los que no. Desde la izquierda, Andrés Manuel López Obrador convocó un mitin multitudinario con jóvenes en la plaza de Tlatelolco, el símbolo de la rebelión estudiantil de mayo del 68. Josefina Vázquez Mota se intentó apropiar también del descontento reflejado en las marchas, obviando que el partido que gobierna ahora es el suyo.

Sin embargo, en todos lados no se movilizan con tanta tranquilidad. En Saltillo (Coahuila), Córdoba (Veracruz) y Colima (Colima), las manifestaciones de los indignados mexicanos fueron golpeadas por partidarios de Peña Nieto. ¿A qué PRI le debe creer la sociedad entonces? La pregunta salta en los medios y las redes. Los estudiantes capitalinos se solidarizan con los golpeados. El despertar ciudadano continúa.

Una joven detiene una pancarta de "Prohibido Copete", en referencia al peinado de Clark Ken del candidato Enrique Peña Nieto. Raúl Ibáñez

“No hay nadie que gane antes de una elección y esto es el sentido de estas marchas. Se está diciendo que se diga la verdad, se demuestra que a la gente le interesa la política, sobretodo el sector joven, que se le acusaba de despolitizado ”, explica Luis de la Garza, catedrático de la UNAM.  Y han prendido la mecha del cambio. De momento ya han cambiado los medios, aunque Enrique Peña Nieto sigue estando en la mayoría de las webs y medios mexicanos con una campaña derrochadora, la horizontalidad de la ciudadanía y las redes podría cambiar el rumbo del país. Desapareció la apatía, están bajando la política a las calles, y en lo partidario ya bajaron incluso las mismas encuestas que denuncian como vendidas. Y han hecho que la Estela de Luz iluminara, al menos por un día, el país entero. La próxima movilización, este fin de semana.

10 comentarios

  1. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en #Yosoy132, la primavera preelectoral mexicana [...]

  2. Rosamarta

    Buenísimo. Completo, ilustrativo y objetivo (en lo que cabe)

  3. pedro juarez

    me parece imprecionante lo que esta pasando en nuestro pais esto me demuestra que los jovenes pasaron de ser el sector desinteresado y ajeno a la politica mexicana al sector que demanda sus derechos que defienden su futuro en este pais porque quien si no ellos son los encargados de los movimientos de cambio por su tiempo de vida y la de sus desendientes. tambien mil felicitaciones a la universidad iberoamericana por tener las agallas suficientes para prender chispa que necesitaba este pais lo cual demuestra que dejan de ser la clase pecho frio y comoda por el solo hecho de ir a una escuela privada vamos mexico no mas corrupcion no mas imposicion no mas pisoteo somos gente somos mexico viva mexico viva

  4. MARIA FERNANDA

    FUERZA MEXICO !!!!!!!!!!!! SON UNA LUZ PARA AMERICA Y PARA EL MUNDO !!!!! QUE VIVA LA AMERICA !!!!UN ABRAZO ARGENTINO

  5. [...] 12Eduardo González Velázquez: La primavera en MéxicoMiamiDiario.comClarín.com -Periodismohumano -SDP Noticiaslos 582 artículos [...]

  6. [...] de Eli Guerra comenzó a llenar el Foro Sol. Hubo múltiples guiños  al movimiento de estudiantes #YoSoy132 manifiesto que contó con el apoyo  del grupo mexicano Café Tacvba y de René Pérez Joglar, [...]

  7. [...] de Eli Guerra comenzó a llenar el Foro Sol. Hubo múltiples guiños  al movimiento de estudiantes #YoSoy132 manifiesto que contó con el apoyo  del grupo mexicano Café Tacvba y de René Pérez Joglar, [...]

  8. [...] #Yosoy132, la primavera preelectoral mexicana (24.05.2012) [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa