Sociedad

Un desalojo policial se lleva por delante el #25S

La convocatoria más ambiciosa de los últimos meses acaba en un correcalles entre policías y manifestantes en los alrededores del Congreso de los Diputados.

Una vez más, los disturbios desvían la atención de las propuestas de una convocatoria masiva.

Hoy a las 19h volverán a manifestarse en Neptuno, según han informado miembros de la Coordinadora

 

(AP Photo)

Pocas veces la convocatoria de una manifestación había generado tantos rumores, debates y declaraciones cruzadas. La fecha venía marcada en rojo desde hacía más de un mes en el calendario de los propios convocantes, la clase política, de la policía, y de una población expectante “a ver qué pasaba” en esta controvertida protesta frente al Congreso de los Diputados.

La cita era las 6 en punto de la tarde. A esa hora, la tensión se concentraba en las vallas que la Policía Nacional había levantado para separar, a unos cien metros, a los manifestantes de los motivos de su apoyo a esta protesta.

Imagen de previsualización de YouTube

Así, iba tomando forma la imagen de un Congreso “rodeado” de manifestantes de manera pacífica, tal y como habían propuesto desde la coordinadora 25 S. Quizá, no eran todos los que esperaban los convocantes, pero eran miles y cada vez llegaban más. Sin embargo, el escenario tranquilo sólo duró un par de horas.

Pronto se produjeron las primeras cargas policiales. Al principio muy breves, en apariencia para contener a los más atrevidos. Hasta una definitiva, que consiguió dividir en varios grupos a los manifestantes, iniciando una espiral de carreras, cargas, insultos y disparos al aire. El ya tradicional correcalles madrileño entre Policía y manifestantes había comenzado. Aunque varios grupos se mantuvieron sentados y pidiendo calma al resto.

Imagen de previsualización de YouTube

Antes, se había organizado una cadena humana con el fin de rebajar la tensión. Pero no fue suficiente.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Quién empezó los disturbios, la Policía o los manifestantes? Algunos testigos hablan de lanzamiento de objetos a la policía minutos antes de la primera carga importante. Lo cierto es que las cargas no se detuvieron durante horas, y dieron pie a que los pocos con ganas de armar bronca se vieran legitimados y con un campo de batalla a su disposición.

Así lo vivió este manifestante:

Imagen de previsualización de YouTube

Después, el caos. Cargas repetidas por parte de la Policía, objetos que vuelan. Barullo, detenciones, carreras, tropezones, insultos, disparos al aire que se van haciendo cada vez más frecuentes. Solo un ejemplo:

Imagen de previsualización de YouTube

A partir de ahí, la violencia acaparó todo el protagonismo y nada de las previstas propuestas públicas de procesos constituyentes. Apenas abucheos a los diputados al abandonar el Congreso. Salir ileso se convirtió en la principal preocupación de los presentes. Las cargas se extendieron al barrio de Huertas y llegaron hasta la estación de Atocha.

(AP Photo)

Las cifras oficiales  son  35 detenidos y 64 heridos. Dará comienzo un nuevo debate sobre la proporcionalidad de la actuación de los antidisturbios. La mayor o menor responsabilidad de los manifestantes. Pero lo cierto es que, una vez más, un desalojo policial se habrá llevado las ideas de miles de ciudadanos por delante.

Más info sobre

, , , ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie