Sociedad

SE BUSCA a Al Bashir por genocidio

Omar Hasan Ahmad Al-Bashir AP Photo/Osama Faisal)

Ayer, la Cámara Preliminar de la Corte Penal Internacional hizo pública una segunda orden de arresto contra el Presidente de Sudán, Omar Hassan Ahmad Al Bashir, porque hay fundamentos razonables para considerarle responsable de tres cargos de genocidio cometidos contra los grupos étnicos Fur, Masalit y Zaghawa: genocidio por asesinato, genocidio por daños físicos y psicológicos y genocidio por infligir deliberadamente a estas poblaciones condiciones de vida destinadas a la desaparición de estos grupos.

Esta segunda orden de arresto no remplaza ni revoca en ningún caso la primera orden de arresto que la Corte Penal Internacional ordenó en marzo de 2009 que, por tanto, aún está activa. En la anterior orden de arresto, la Cámara consideró que hay fundamentos razonables para creer que Al Bashir es responsable criminal de cinco cargos por crímenes contra la humanidad (asesinato, exterminio, desplazamiento forzoso, tortura y violación) y dos cargos por crímenes de guerra -organización de ataques dirigidos intencionalmente contra la población civil o contra civiles individuales que no participan activamente en las hostilidades, y saqueos-.

En marzo del pasado año, la Cámara Preeliminar rechazó la solicitud del Fiscal Jefe de la CPI de incluir el crimen de genocidio. Tres meses después, el fiscal recurrió esta decisión y en febrero de este año, la Cámara de Apelaciones dio la razón al fiscal por unanimidad.

La apelación de la Cámara de Apelaciones dirigida a la Cámara Preeliminar buscaba la inclusión del cargo por genocidio a la orden de arresto, como ha sido finalmente.

La Cámara ha pedido al Registro de la Corte que prepare una petición suplementaria de cooperación para el arresto y entrega de Al Bashir, así como una petición a las autoridades competentes sudanesas, así como a todos los Estados parte del Estatuto de Roma, y a todos los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que no son parte del Estatuto. El Registro de la Corte tiene también la función de transmitir la orden de arrestro y entrega a otros Estados si fuera necesario.

La situación en Darfur fue puesta en conocimiento de la CPI por la resolución 1593 del Consejo de Seguridad de la ONU, en marzo de 2005. En esta situación, cuatro casos están siendo estudiados por la Corte contra Ahmad Harun, Ministro de Asustos Humanitarios, Ali Kushayb, presunto comandante de la milicia Janjaweed, el presidente sudanés Omar Hassan Ahmad Al Bashir, y los comandantes rebeldes, Bahar Idriss Abu Garda, Abdallah Banda y Saleh Mohammed Jerbo.

Hasta el día de hoy, las órdenes de arresto han sido ignoradas por las autoridades de Jartum.

La guerra en Darfur, cuyo inicio suele situarse a principios de 2003, ha causado ya al menos 400.000 muertos y forzado a 2,7 millones de personas a abandonar sus comunidades de origen, según datos de la ONU.

Al Bashir ocupa el poder del país africano desde hace veintiún años.