ocultar/mostrar banner

Sociedad

“Podemos llorar solos. No nos tiréis gas”

Muchos griegos, que afrontaron ayer unas decisivas elecciones generales, se sienten ratas en un laboratorio que dirige con mano de hierro la francesa Christine Lagarde, responsable del FMI, en el que ni siquiera les está permitido alzar la voz para decir: basta ya

Cuando lo hacen, reciben unas dosis de gas

Hablamos con ellos.

Manifestantes en Atenas (Kostas Tsironis / AP)

Es una frase escrita en una camiseta. Se puede ver estos días en las calles de Atenas. Reza así: “Don’t throw gas. We can cry by ourselves” (No nos tiréis gas. Podemos llorar solos). Muchos griegos, que han afrontado este domingo unas decisivas elecciones generales, se sienten ratas en un laboratorio que dirige con mano de hierro la francesa Christine Lagarde, responsable del FMI, en el que ni siquiera les está permitido alzar la voz para decir: basta ya. Cuando lo hacen, reciben unas dosis de gas. Para que aprendan. Terapia conductista.”Es una situación medieval. El rey dice a sus soldados: hay que recaudar impuestos a cualquier precio. Y está esta persona que tiene un cerdo para pasar el invierno. Y no les importa; se lo quitan”.

Quien esto afirma no es un indignado griego ni un anarquista del barrio ateniense de Exaechia, sino Yiannis, un agente de policía de 32 años. “Las soluciones que han buscado son totalmente injustas. Todo lo están quitando de los pobres y nada de los ricos“, añade. Yiannis trabaja en el control de pasaportes y ha perdido, al igual que todos los funcionarios públicos, una parte importante de su salario. De 1.250 euros cada mes con dos pagas extras de unos 800 euros ha pasado a ingresar menos de 1.000 cada 30 días y dos abonos de 200 euros en verano y en navidades.

Pancarta el 1 de mayo, Día del Trabajador, frente al parlamento griego en la Plaza de Syntagma (R. B.)

Y los policías son aún a quienes mejor trata el Gobierno, reconoce. El compromiso del Ejecutivo, ya aprobado en el Parlamento, con el FMI, es que hasta que la tasa de paro no se rebaje hasta el 10%, ahora supera el 21%, los sueldos de los funcionarios no comenzarán a recuperarse. “Aunque me arrepiento de haber elegido ser policía, no lo puedo dejar ahora, es un salario seguro”, afirma Yiannis. No es un provilegio menor en el año II después del FMI. Las recetas impuestas por el FMI y la UE y aplicadas por los gobernantes griegos han provocado una aguda pérdida de derechos de los trabajadores. La abolición de los convenios colectivos ha causado una rebaja de al menos un 20% de los salarios en Grecia, según los cálculos de los inspectores de trabajo. Derechos que aún persisten en las leyes, como las vacaciones pagadas, el derecho al descanso semanal, el pago de las horas extra, el de huelga, son papel mojado, según denuncian las centrales sindicales.

El tiempo ha pasado a contarse en Grecia a partir de la intervención del FMI. Las cosas o bien sucedieron antes o bien después de la aparición del fondo.Es un círculo vicioso, los trabajadores tienen miedo a perder el empleo, por temor a que cualquiera de la legión de parados que están a las puertas ocupe su lugar y, por tanto, aceptan sin rechistar meras sugerencias de los empresarios, que se aprovechan de la situación, afirman distintos trabajadores. “No puedo hacer huelga. No puedo protestar. Me despedirían“, afirma Eleni, bióloga, que trabaja en un laboratorio, perteneciente a una multinacional. Eleni es una persona inteligente, preparada, ha estudiado en el extranjero, fue becada por la UE, que subvencionó uno de sus proyectos de investigación, y, en este momento, no se siente segura para decir esta boca es mía. “Soy consciente de que si yo no protesto ahora, el que venga después lo tendrá más complicado, pero me despedirían”, dice.

Un manifestante en Atenas en junio de 2011 (Yannis Behrakis / AP)

Otra de las personas sometidas en el laboratorio griego, María, habla cuatro idiomas y cobra por su trabajo, en una asesoría internacional, uno de los trasatlánticos capitalistas, con cinco personas a su cargo, 1.300 euros. En el año I antes del FMI, ganaba un 30% más. “Si me fuera de Grecia, cobraría el triple por lo que hago, pero aquí tengo a mi familia, mis amigos, no es fácil decidirse. Pero esto no puede continuar así”. María entrega su vida a la compañía por ese salario. Se levanta a las siete. A las ocho está en la oficina, se lleva comida de casa, sin pausa, vuelta al trabajo y así hasta las diez de la noche. “Y luego hay que aguantar a los alemanes llamándonos vagos”, se queja.

Los griegos que aún tienen trabajo son los afortunadas. En las calles, en el centro de Atenas, mendigos, yonkis e inmigrantes comparten soportales, cartones, comida y planes de huida de la policía. Ellos jamás entran en los planes del FMI ni de nadie. Dos dosis de heroína se compran a siete euros en Atenas.

Grafiti en el barrio de Exarchia (R. B.)

“Eso no es nada. ¿Alguien cree que eso le importa a la policía o a alguien? ¡Vamos! Dame un respiro”, afirma Billy Gee, artista callejero y skater, muy conocido en Atenas. Él también ha tenido que rebajar algunas de sus tarifas, a pesar del prestigio que ha conseguido tras muchos años pintando y organizando concursos de skateboarding.

Zhe Yin es de Harbin (China). Tiene 25 años, estudia márketing en Suecia y perdió (o le robaron, afirma no saberlo) su permiso de residencia en Grecia. Sin él, en el aeropuerto de Atenas no le dejaron volar, por lo que ha estado una semana entre policías y trabajadores de embajadas. “La comisaría de Omonia da miedo”, dice. Omonia es una de las plazas principales de Atenas, a pocos pasos del Parlamento y de la calle comercial Panepistimiou. Es uno de los lugares donde pasan las horas muertas mendigos y yonkis.

Manifestación contra los centros de detención de inmigrantes que el gobierno va a construir. 24 de abril de 2012 (Petros Giannakouris / AP)

Allí entró Zhe, con su cara de chino. Recibió malas respuestas, dice, y tuvo que esperar una media hora. Pasado ese tiempo, segundo intento, le dieron, por fin, un formulario para que lo rellenase. Mientras lo hacía, dos policías pateaban a menos de diez metros a dos inmigrantes, posiblemente pakistaníes. Asustado, Yin no hizo preguntas. Observó a otro extranjero también con una herida en la cabeza. Así que resolvió sus papeles, puso la denuncia, y salió tan rápido como pudo de allí.

El trato a los inmigrantes es otra de las consecuencias de la aplicación de las medidas de austeridad del laboratorio Lagarde. “Tenemos órdenes estrictas de no dejarlos salir de Grecia”, afirma Yiannis, policía de fronteras. “La mayoría de los inmigrantes ilegales entra en Grecia por tierra, por la frontera con Turquía. Una vez aquí, en el área Schengen pueden volar libremente. Por eso, nos ordenan controlarlos, para que no lleguen a Francia, a Alemania. No los quieren allí. Por eso se está construyendo el muro en la frontera. Es la UE, no somos nosotros”, defiende Yiannis.

En el lugar donde se suicidó Dimitris Christoulas la gente acude a dejar flores y poemas, hasta un oso de peluche.(R. B.)

El cóctel de medicamentos suministrados por el FMI ha arrojado a muchas almas griegas a la desesperación. El suicidio del farmaceútico jubilado de 77 años Dimitris Christoulas, enfermo de cáncer y atrapado por las deudas, traspasó fronteras y causó un impacto poderoso en la misma Grecia. En el lugar en el que se pegó el tiro, en la plaza Syntagma, se ha levantado un espontáneo memorial, pero su sacrificio no ha sido ni mucho menos el único. Los suicidios han aumentado un 40% en Grecia en el año II después del FMI, según cifras oficiales. “Numerosas familias han llegado a un punto de no retorno. Tienen hijos. Están agobiados por las deudas. No saben cómo hacer para sobrevivir”, afirma Vasilis Kosiatzis, cocinero.

Un hombre se prende fuego frente al banco de Piraeus, Thessalonik (AP)

Un hombre de negocios, padre de dos niños pequeños, un cura, un profesor de universidad y un jubilado se han suicidado en los últimos diez días, según el diario Thema. Es un asunto al que los griegos por primera vez deben dedicarle atención. “Nunca había sucedido aquí. Esto pasaba solo en el norte de Europa. Maldito FMI”, dice Vasilis.

Un hombre buscando comida en la basura (AP)

Un policía golpea a un manifestante ( Petros Karadjias/ AP Photo)

Un rayo cae cerca del partenón. (AP Photo)

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

19 comentarios

  1. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos “Podemos llorar solos. No nos tiréis gas” periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/podemos…  por Viner hace [...]

  2. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en “Podemos llorar solos. No nos tiréis gas” [...]

  3. Travis

    Hola,
    Como crítica constructiva sugiero que las noticias se redacten mejor, y que las fotos guarden relación directa con la noticia/artículo que se presenta.
    Salud.

    • ElectronZurdo

      Eso es lo que te importa Travis? La redacción y las fotos? No es lo bastante horrible para ti, el hecho en sí? Horrorizada me ha dejado tu comentario. Lo has visto solo con ojos de “lector”? Es horrible lo que pasa en Grecia, lo cuentes como lo cuentes.

      • Roberto

        Está tratando de ser constructivo y lo ha dicho muy educadamente, sin quitar ninguna gravedad al asunto principal (que es de la máxima prioridad posible). El hecho de que el asunto sea tan importante como la pérdida delibertades no impide que su publicación sea lo más correcta posible; de hecho, un mensaje bien redactado, objetivo y conciso llegará a más gente. Acosar a la persona que trata de hacer las cosas bien, con eficiencia y con calidad es muy tradicional español, pero deberíamos dejarlo atrás de una vez porque es tirar piedras contra nuestro propio tejado.

      • urzaladersu

        ¿qué tiene que ver una sugerencia constructiva con la valoración de la situación de Grecia?

      • Travis

        Hola,
        No me importa sólo eso. Soy lector diario de Periodismo Humano. Únicamente escribí que algunas partes del texto las vi mejorables y que las fotos de los graffitis y el rayo junto al Partenón no están estrictamente relacionadas con la noticia.
        Alabo y apoyo el trabajo de quienes colaboran aquí. En ningún momento he criticado el contenido de la noticia.
        Salud.

    • Anónimo

      Pues yo soy de la opinión de Travis, ha hecho un comentario constructivo muy educado, con el cual estoy totalmente de acuerdo. Hace meses que he empezado a seguir las noticias a través de esta plataforma y es cierto que en ocasiones hay fallos de redacción. Lo cual es una lástima porque todo lo que aquí se publica suele ser un ejemplo de buen periodismo, pero con una mejor redacción sería excelente. Nada más. Además considero que hay noticias en las cuales no hay mucho que comentar que aporte más datos objetivos a la noticia.

      • Diana Albors Fonda

        de la opinión de travis. Hay que exigir a los periodistas a que sean rigurosos en sus publicaciones. Yoy lectora de periodismo humano y me gusta mucho lo que hacen. tienen un mérito enorme pero eso no les exime de sus responsabilidades como periodistas. No sólo informar, hacerlo lo más verazmente posible.

  4. Estoy completamente de acuerdo con el artículo. Lo peor es que nos han hecho ver que la democracia es pura ficción… que anteponemos los intereses económicos de los más poderosos a los derechos de la mayoría….
    Una gran tristeza ver como el dinero se sitúa por encima de los derechos.
    Al respecto ver: http://histoclio.blogspot.com.es/2011/11/la-crisis-de-grecia-es-la-democracia-un.html

  5. José

    Grecia, la tierra donde se inventó la democracia, está ahora a punto de ser el país donde se entierre la democracia. Hay que espabilar también aquí! Ah, y el artículo me parece bastante bien redactado.

  6. Desgraciadamente no basta con votar cada 4 años, hay que defender nuestros derechos día a día.

  7. Timoleón

    Por décadas el FMI dictó las mismas medidas en latinoamérica para garantizar que los países paguen sus deudas a la banca internacional y gobiernos corruptos fueron sus acólitos. Da mucho dolor como eso se vuelve a repetir. No nos lancen lacrimógenos, que nosotros lloramos solos.

  8. toni V

    Terrible, cada día algunas democracias me parecen demasiado parecidas a aquello que no es democracia.

  9. Y no nacerá una clase política con actitud que plante cara al poder financiero, no…

  10. [...] al menos evaluando lo que sus líderes y sus papeles dicen. @BocanegraRaul, que está en Grecia chupando calle, comparte esta impresión.  Lo que defienden se puede defender o no, pero entra dentro de lo [...]

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Juan José Téllez

“Una sola vida merece la actuación urgente de los equipos de Salvamento Marítimo de uno y otro lado de la costa” Juan José Téllez

Manifiesto leído durante una concentración “No más muertes. Por un estrecho solidario” organizada por Algeciras Acoge en recuerdo de las [...]

Sociedad civil

image

El papel de los desmovilizados en el nuevo proceso de paz colombiano bottup - periodismo ciudadano

Ayer se anunció en Colombia el inicio formal de un proceso de paz entre el Gobierno y las FARC La promesa es no cometer los errores del pasado y los errores [...]
image

Un millón de personas piden #salvaelartico Greenpeace

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas [...]

De referencia

Amnistía Internacional y Truly. Media unen sus fuerzas para luchar contra las “noticias falsas” Aminstía Internacional

© Deutsche Welle Amnistía Internacional tiene el placer de ser el primer cliente externo de Truly. Media, una nueva plataforma pionera de colaboración [...]

Aún queda mucha hojarasca encima de la novela Ramón Lobo

Escribir dejándome llevar en busca de lo inesperado es apasionante, tenga o no nivel literario. El inconveniente de la navegación caótica es la tortura [...]
-->