Sociedad

Ocho años contra la impunidad del asesinato de Couso

El viernes se cumplieron ocho años del asesinato del cámara de Telecinco, José Couso

Un centenar de personas se concentró frente a la embajada de EEUU en Madrid para pedir justicia

Javier Couso durante su intervención en la concentración. (L.M)

“Mi querido José: ocho años sin ti pero contigo”. Es parte de la carta que Maribel Permuy leyó ayer a su hijo frente a la embajada de los Estados Unidos de Madrid. Subida en una improvisada plataforma levantada en la acera opuesta del edificio estadounidense con dos grandes altavoces, la madre del cámara asesinado en Irak por los disparos de un carro de combate estadounidense contra un hotel donde se alojaban periodistas, recordó cómo de largos han sido los años que han pasado desde aquel 8 de abril de 2003. “Imposible olvidar cómo sucedieron los acontecimientos en aquella trágica mañana. Primero la radio, los primeros avances de la noticia. Después Telecinco en su programa matinal y aquel gesto sombrío y lleno de tristeza de María Teresa Campos. Finalmente, el teléfono: la terrible noticia de tu muerte. Y después, la inmensa tristeza, la desesperación”. Maribel, acompañada de sus hijos David y Javier Couso, volvió a reivindicar justicia. “Seguimos aquí exigiendo justicia, como entonces. Han cambiado los gobiernos, en EEUU y en España; las caras y las personas. Han cambiado los esloganes. Pero, ¿sabes José? Son los mismos perros con distintos collares”.

David Couso reclamó esa misma justicia. Recordó a su hermano y a todos aquellos que han muerto en Irak desde que comenzó la invasión.”Siento como parte de mi familia al millón de víctimas que ha causado la invasión y a los 400 periodistas que han matado. No tenemos conocimiento de esa cifra porque son árabes. Se llaman Ahmed, Mohamed, Said… Esos parece ser que no cuentan”.

Vídeo de la intervención de David Couso y Maribel Permuy

“Estamos para recordar un crimen de guerra contra personas protegidas, los periodistas. Aquel día, cinco periodistas de diferentes países y medios fueron vilmente asesinados sin que nadie haya pagado por esos crímenes”, aseguró Enrique Santiago, abogado de la familia Couso. “EEUU viola sistemáticamente todos los tratados bilaterales internacionales sin que haya una respuesta, no solo de los diferentes gobiernos españoles, también de las autoridades europeas. Hasta ahora, no ha sido cumplida ni una sola de las peticiones de la Justicia española a las autoridades estadounidenses. Uno solo de estos incumplimientos habría bastando para una denuncia por incumplimiento del Tratado de Asistencia Mutua en Materia Penal firmado con los EEUU, cosa que no ha ocurrido. No sabíamos por qué había ocurrido hasta que conocimos los cables de Wikileaks y supimos cómo la Fiscalía española y altos funcionarios españoles se colegiaron para hacer fracasar esta causa. Si no lo ha hecho ha sido gracias a la familia Couso y a un juez, Santiago Pedraz“.

Vídeo de la intervención de David Couso y Carlos Hernández

“Lo que pasó con José no fue una muerte más de un periodista, fue un crimen de guerra”, dijo Carlos Hernández, periodista que estaba con Couso en el Hotel Palestina. Hernández es uno de los testigos que acompañó al juez Pedraz en su visita a Irak de hace unos meses. “En estos ocho años nos han dicho de todo: que tenía un interés político, que íbamos solo contra el PP… Y no, se ha demostrado que hemos hecho lo mismo con el PSOE. No fue una muerte más“. “No estamos por José , no estamos solo por él, sino por muchísimos más. Estamos porque aquello fue un crimen de guerra premeditado. Lo fue no porque lo diga yo ahora, que era amigo suyo y os suelto un speech (discurso) emocional, sino porque los hechos lo demuestran. El tanque se llevó tres horas viéndonos a todos los que estábamos en el Hotel Palestina. Eran decenas de balcones repletos de periodistas. Pese a eso y a tener marcados los planos con los sitios de los periodistas, apuntaron y dispararon para matar. Fue un crimen de guerra porque lo dice la Convención de Ginebra“.

David Couso durante su intervención en la concentración (L.M)

Más info sobre

, , ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie