ocultar/mostrar banner

Sociedad

No llores por mí

"Qué envidia te tengo, desde el otro lado del océano, por empapelar a algunos de los entorchados como culpables de tanto malevaje, como responsables de haber dejado fané y descangayada a toda una nación".

Aquello fue un mal tango, Malena. Los milicos torturaban a modo en la Escuela de Mecánica de la Armada y en otras cloacas de un Estado sin derechos mientras tu vieja libertad criolla huía a menudo hacia la Europa de Julio Cortázar. La picana no quebró nunca tu vieja dignidad gaucha, aunque la Junta Militar soñara con aniquilar hasta a los indiferentes. No desapareció la esperanza aunque desaparecieran los hijos y nietos de esas eternas mujeres de los pañuelos que cada jueves siguen desfilando en torno a la Plaza de Mayo, la plaza mayor de todos los meses justicieros aunque no necesariamente justicialistas, la glorieta de los años sin ellos pero con sus ideas a cuestas y el bulevar de los tiempos rotos, demandando respuestas y exigiendo justicia.

Seguir leyendo.

3 comentarios

  1. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en No llores por mí [...]

  2. roby

    Lo de las torturas es falsedad ´pura.
    Los terroristas capturados negociaban que los dejaran salir y para ELLO OFRECÍAN declarar sobre la integracion de las bandas y de todo tipo de detalles, como ser armas, planes, complices, etc. Así les resultaba más facil a las fuerzas capturar a los irregulares. Los “colaboradores”, simples delatores seran dejados en libertad, los que pedian les daban pasaportes y hasta dinero para salir.
    Cuando estaban afincados en los “aguantaderos” del exterior como México, los que estaban allí les preguntaban como era que vivian, como se habian salvado, etc y allí LA UNICA RESPUESTA QUE TENÍAN ERA QUE HABIAN SIDO CRUELMENTE TORURADOS…
    Ver declaraciones de Miriam Lewin en el Juicio a las Juntas o Causa 13 que estuvo dos años en la ESMA, salia a comer y bailar con los marinos, terminó lléndose con pasaporte y dinero y ahora ha escrito libros. Una mentira absoluta.
    La delacion fue su mejor industria y en la ESMA hasta se casó con otro guerrillero recibiendo hasta regalos de los marinos de allí. Habría que hacer una película.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Juan José Téllez

“Una sola vida merece la actuación urgente de los equipos de Salvamento Marítimo de uno y otro lado de la costa” Juan José Téllez

Manifiesto leído durante una concentración “No más muertes. Por un estrecho solidario” organizada por Algeciras Acoge en recuerdo de las [...]

Sociedad civil

image

El papel de los desmovilizados en el nuevo proceso de paz colombiano bottup - periodismo ciudadano

Ayer se anunció en Colombia el inicio formal de un proceso de paz entre el Gobierno y las FARC La promesa es no cometer los errores del pasado y los errores [...]
image

Un millón de personas piden #salvaelartico Greenpeace

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas [...]

De referencia

En libertad Ibrahim Halawa, irlandés recluido ilegalmente durante cuatro años Aminstía Internacional

La puesta en libertad, hoy, del ciudadano irlandés Ibrahim Halawa es una clamorosa victoria para quienes han hecho campaña en su favor y pone fin a sus [...]

Final narrativo, empieza el trabajo Ramón Lobo

A las cinco de la mañana del 17 de agosto he puesto el punto final narrativo a una novela que arrancó en Roma en el verano de 2010. Prometía rapidez [...]
-->