ocultar/mostrar banner

Sociedad

Los recortes llevan a Rumanía a la desesperación

El gobierno rumano ha adoptado algunas de las medidas de austeridad más severas de Europa: un recorte del 25% de los salarios públicos, 15% en el gasto dedicado a la discapacidad o a la sanidad, por ejemplo.

La situación es tan asfixiante que algunas personas se han suicidado como forma de protesta.

Adrian Sobaru, se precipita al vacío, al grito de "habéis quitado el pan de nuestros hijos" (Bogdan Stamatin/AP)

La respuesta del gobierno centroderechista al colapso económico se centró en un préstamo de unos 20.000 millones de euros (27,3 millones de dólares) del Fondo Monetario Internacional e instituciones europeas en 2009, y en una serie de medidas de austeridad adoptadas en 2010 para mantener el déficit presupuestario por debajo de siete por ciento del producto interno bruto (PIB).

El gobierno también buscó mantener el endeudamiento en alrededor de 35 por ciento del PIB ese año. Rumania tiene una de las deudas públicas más bajas de la Unión Europea (UE). Solamente tres países tienen mejor desempeño en este rubro.  Pero las medidas incluyeron un recorte de 25 por ciento en los salarios públicos, otro de 15 por ciento en la asistencia social, afectando beneficios por discapacidad y asignaciones a la infancia, y recortes en subsidios a tratamientos médicos, que dañaron especialmente a quienes padecen enfermedades crónicas, como sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) y dolencias mentales.

Según datos de 2008 de Eurostat (la oficina de estadísticas de la UE), Rumania, junto con Letonia, destina el menor porcentaje de su PIB a seguridad social (14 por ciento, en comparación con el 26 por ciento que invierte, en promedio, el bloque). Sin embargo, las autoridades arremetieron el año pasado contra los beneficios sociales que, argumentaron, representaban una seria carga para el presupuesto nacional.  El año pasado se cancelaron o suspendieron los beneficios a casi la cuarta parte de la población que contaba con apoyo a sus ingresos mínimos, y a miles de personas que disponían de pensiones por discapacidad, a causa de irregularidades burocráticas recién descubiertas.

Según el Banco Mundial, el país experimentó una contracción de 1,3 por ciento en su PIB en 2010, y se espera una tenue recuperación para este año, si todo va bien.  Aunque el PIB presenta un panorama bastante calmo, los efectos sociales de las medidas de austeridad son otra historia. Según el Instituto para la Investigación sobre la Calidad de Vida, con sede en Bucarest, la calidad de vida se deterioró en 2010 a registros rara vez vistos luego de 1989 (año en que cayó el régimen comunista rumano). La tercera parte de los ciudadanos dijeron no poder pagar ni siquiera los productos básicos, y más de 50 por ciento dijeron que esperaban que su vida empeoraría en la próxima década.

Miles de médicos abandonaron el país por las reducciones salariales, cientos de padres de familias de acogida devolvieron a los niños de cuyo cuidado se encargaban, y muchos jubilados pasan habitualmente las noches haciendo fila para conseguir el pan que las municipalidades ofrecen gratuitamente.  Y entonces aparecieron los suicidios.

Según el Instituto Nacional de Medicina Forense, la proporción de suicidios aumentó desde 2008, llegando a 14 por cada 100.000 habitantes en 2010. Un estudio publicado en julio de este año por la revista médica británica The Lancet confirmó que la reciente crisis hizo que se dispararan los suicidios en Europa. Los aumentos más agudos se registraron en los estados de mayor antigüedad en el bloque, tendencia que se explica, principalmente, por el efecto del creciente desempleo sobre la salud mental.

Pero lo más notable de Rumania es que varios suicidas vincularon explícitamente su decisión con la situación económica del país y con el hecho de que el gobierno no protegiera a los más vulnerables.

En diciembre, pocos días antes de Navidad, Adrian Sobaru, un técnico de 43 años que trabajaba para la televisión nacional, saltó de un balcón del parlamento mientras éste se encontraba sesionando.

“¡Ustedes mataron nuestro futuro! ¡Ustedes quitaron el pan de las bocas de mis hijos!”, gritó antes de saltar.  Sobaru, que ganaba unos 300 euros (410 dólares) mensuales, tenía dos hijos. Uno de ellos padecía autismo. El dinero asignado para los cuidados de personas discapacitadas, que Sobaru cobraba, se redujo. Esto, sumado a los recortes salariales, le impidió a la familia brindarle al niño la atención adecuada.

En junio de este año, el jubilado Petre Morjan se prendió fuego frente al palacio presidencial, en Bucarest. El hombre, que sobrevivió a las quemaduras, dijo a los medios de comunicación nacionales que le habían bajado la jubilación y que sus protestas eran ignoradas. Incluso le pidieron que pagara un soborno para que le aumentaran la jubilación, afirmó.

“En Rumania todavía no entendemos qué significa la dignidad humana, la ley y la democracia. Todavía estamos esperando una democracia real, pero todo tiene un límite”, declaró Morjan.  Según la politóloga Victoria Stoiciu, de la Friedrich Ebert Foundation, la democracia rumana “es estrictamente electoral”.

“Es decir que aquí ejercer los derechos democráticos significa solamente ir a votar. No hay canales de comunicación efectiva entre el electorado y sus representantes, no hay movilización cívica, no hay grupos de presión en funcionamiento”, declaró.

“Tal entorno es terreno fértil para los gestos extremos. Y aún más: los gestos de protesta solamente pueden ser extremos porque, como el individuo no puede hacer uso de la fortaleza y visibilidad que le darían el ser parte de un grupo, entonces siente la necesidad de recurrir a gestos desesperados a fin de llamar la atención hacia su situación personal”, dijo.

El sociólogo Bogdan Voicu, del Instituto para la Investigación sobre la Calidad de Vida, coincidió en que esos gestos individuales son causados por el fracaso de las prácticas democráticas en Rumania. ”Nuestra sociedad carece de una cultura de debate y negociación pública. Esto se explica por el largo periodo de comunismo” en un país donde, incluso en tiempos del “florecimiento moderno”, solamente hubo “liderazgos autoritarios”. “No se permitió que la democracia se desarrollara hasta 1989 y, según algunos, ni siquiera después”, planteó.

“Los ciudadanos no confían y tampoco usan las instituciones oficiales que podrían mediar entre ellos y las autoridades o las organizaciones civiles en las que podrían reunirse y crear modelos públicos de acción”, continuó.  ”En esta situación, lo que queda son gestos desesperados que pueden atraer a los medios y, por eso, garantizar cierta atención”, agregó.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

16 comentarios

  1. [...] Los recortes llevan a Rumanía a la desesperación periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/los-rec…  por aneu hace nada [...]

  2. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en Los recortes llevan a Hungría a la desesperación [...]

  3. Noe

    Por favor, revisad el titular, no es Hungría, es Rumania…
    la noticia está de lo más confusa. Titular Hungría, cuerpo de texto sobre Rumania y escrita desde Praga.
    Saludos y enhorabuena por este periódico que sigo, lleno de noticias de verdad interesantes.

  4. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en Los recortes llevan a Rumanía a la desesperación [...]

  5. [...] Fuente: http://periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/los-recortes-llevan-a-rumania-a-la-desesper… Entradas relacionadas :El PP quiere volver a dar la píldora postcoi… Carta de un paciente a Esperanza Aguirre: a p… El PP derogará la ley del aborto por injusta… Aguirre destina más dinero a religión que a… MeneameDivobloggerBitacorasDeliciousGoogle BuzzFacebookTwitterTuenti TAGS: DEUDA, eu, recortes, rumanía [...]

  6. Saludos!! He estado leyendo noticias sobre las economías del mundo, y la verdad se están desatando problemas muy graves. Lo que me impresiona es como reacciona el ser humano ante éstas circunstancias, creo que necesitamos un cambio sustancial en la mentalidad del humano y reaccionar de otras maneras ante los problemas, éste es papel de cada uno de nosotros, agregar valor a la información que damos para dar a los demás. Saludos nuevamente y gracias por el artículo.

  7. paco

    que se los traiga para aca zapatero. total un millon mas de mano de obra barata.

    • juan jos

      Veo que tú sensibilidad está tomando el sol en algún sitio.Deseo que no se te queme más.

  8. PerroFlautaPeligroso

    Creo que se equivocan al suicidarse. Si no tienen nada que perder, deberían emplear sus esfuerzos en matar a los culpables: banqueros, cargos políticos, oligarcas… quizá así se lo pensaran dos veces antes de seguir jugando con el dinero del pueblo.

  9. juan jos

    Hay muchas formas de destruir a una persona, a un pueblo o a una nación. Alguien ha decidido quitarnos la dignidad y quedársela.Cada acción tiene un reacción. Hay quien no tiene fuerzas para luchar y hay quién lucha incluso sin fuerzas.Quien se llama salvador de la miseria que ha creado, está engañando, solo da un paso más para quedarse con nuestra alma.
    Prefiero morir de pié que vivir de rodillas.

  10. [...] Por ejemplo, si nos centramos básicamente en las transferencias monetarias o de recursos que se están produciendo con estos acontecimientos, encontramos un modo diferente de ver las cosas. Hemos dicho que para que todos esos inversores –que prestaron fondos a los PIIGS– puedan cobrar lo acordado y no sufran ningún percance, los estados están recortando gastos que favorecen a la inmensa mayoría de la población. De esta forma el riesgo de quiebra por parte de los países disminuye, y por lo tanto se asegura que los prestamistas vayan a recibir el dinero que prestaron y además que cobren los intereses que se acordaron. Es decir, lo que está ocurriendo es que para asegurar que los prestamistas no salgan perdiendo en esta etapa de la crisis se está empobreciendo a una buena parte de la ciudadanía que se beneficia del gasto público a través del Estado de Bienestar. Al recortar salarios, educación, pensiones, sanidad, etc, se están recortando recursos que antes pertenecían a la mayoría de la población. Algunas personas, aunque están perdiendo recursos, pueden lidiar con su nueva situación. Pero en otras ocasiones muchas personas están siendo empujadas a la pobreza más absoluta, que les lleva incluso a cometer actos de suicidio. [...]

  11. [...] La opinión generalizada –o al menos la opinión que se transmite fundamentalmente mediante los grandes medios de comunicación– considera que este proceder de los gobiernos es razonable, o cuanto menos, lógico. La esencia del pensamiento sería algo así como: “es normal que si alguien te presta dinero tengas que hacer lo que sea para devolvérselo”. Sin embargo, en ocasiones conviene analizar el asunto utilizando una perspectiva diferente para obtener una visión más completa de la realidad. A menudo la adopción de un determinado enfoque puede condicionar profundamente el resultado del estudio. Día a día nos bombardean con el mismo punto de vista y poco a poco vamos adoptándolo hasta pensar que es el único posible. Por ello hay que estar siempre prevenido ante cualquier afirmación, y estar dispuesto a descubrir y utilizar otras formas de analizar las cosas. Por ejemplo, si nos centramos básicamente en las transferencias monetarias o de recursos que se están produciendo con estos acontecimientos, encontramos un modo diferente de ver las cosas. Hemos dicho que para que todos esos inversores –que prestaron fondos a los PIIGS– puedan cobrar lo acordado y no sufran ningún percance, los estados están recortando gastos que favorecen a la inmensa mayoría de la población. De esta forma el riesgo de quiebra por parte de los países disminuye, y por lo tanto se asegura que los prestamistas vayan a recibir el dinero que prestaron y además que cobren los intereses que se acordaron. Es decir, lo que está ocurriendo es que para asegurar que los prestamistas no salgan perdiendo en esta etapa de la crisis se está empobreciendo a una buena parte de la ciudadanía que se beneficia del gasto público a través del Estado de Bienestar. Al recortar salarios, educación, pensiones, sanidad, etc, se están recortando recursos que antes pertenecían a la mayoría de la población. Algunas personas, aunque están perdiendo recursos, pueden lidiar con su nueva situación. Pero en otras ocasiones muchas personas están siendo empujadas a la pobreza más absoluta, que les lleva incluso a cometer actos de suicidio. [...]

  12. Your website is beautiful, which is popular among customers. I’ll come to visit again. Thank you very much!

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Juan José Téllez

“Una sola vida merece la actuación urgente de los equipos de Salvamento Marítimo de uno y otro lado de la costa” Juan José Téllez

Manifiesto leído durante una concentración “No más muertes. Por un estrecho solidario” organizada por Algeciras Acoge en recuerdo de las [...]

Sociedad civil

image

El papel de los desmovilizados en el nuevo proceso de paz colombiano bottup - periodismo ciudadano

Ayer se anunció en Colombia el inicio formal de un proceso de paz entre el Gobierno y las FARC La promesa es no cometer los errores del pasado y los errores [...]
image

Un millón de personas piden #salvaelartico Greenpeace

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas [...]

De referencia

1-O: Las autoridades estatales y catalanas deben garantizar los derechos a la libertad de expresión, reunión y manifestación Aminstía Internacional

Manifestación de apoyo al 1-O en Barcelona, septiembre 2017. Copy: AP Photo/Emilio Morenatti A una semana de la convocatoria del 1-O, Amnistía Internacional [...]

Final narrativo, empieza el trabajo Ramón Lobo

A las cinco de la mañana del 17 de agosto he puesto el punto final narrativo a una novela que arrancó en Roma en el verano de 2010. Prometía rapidez [...]
-->