ocultar/mostrar banner

Sociedad

La revolución silenciosa

El aumento de la represión en Marruecos tras los atentados de Marrakech ha supuesto un pulso entre el régimen y la sociedad civil, que ha culminado ayer domingo con miles de manifestantes en las principales ciudades del país.

  • El aumento de la represión en Marruecos tras los atentados de Marrakech ha supuesto un pulso entre el régimen y la sociedad civil, que ha culminado el cinco de junio con manifestaciones multitudinarias en las principales ciudades del país.
  • Los ciudadanos han pedido explicaciones sobre la muerte de Kamal Omari, fallecido presuntamente por las heridas causadas por los antidisturbios, y que se ha convertido en un mártir para la causa.
  • El Movimiento 20 de febrero ha mostrado su fuerza en los barrios más desfavorecidos y siente, a diez días de presentarse la reforma constitucional auspiciada por el Rey, que el régimen está obligado a tenerles en cuenta.

Familia en la manifestación ayer domingo 5 de junio en Tánger

Una oleada de manifestaciones duramente reprimidas ponía de manifiesto durante el mes de mayo la cara más oscura del régimen marroquí.

Los atentados de Marrackech servían como pretexto para el uso de la violencia en aras de garantizar la estabilidad del reino de Marruecos. También comenzaban las autoridades a acusar al Movimiento 20 de febrero de estar manipulado por la extrema izquierda, y por los islamistas de Al Adl Wal Ihsane y la Salafiya.

Todo esto coincidía con un endurecimiento de las consignas y los discursos de los manifestantes, que en algunos barrios de Casablanca y Tánger se atrevían a cuestionar la figura del rey.

Las promesas del régimen

El 12 de marzo y tras el anuncio de las reformas del rey Mohamed VI, este mismo constituye una Comisión Consultativa de Revisión de la Constitución (CCRC), encargada de elaborar un texto que promete se someterá a referéndum.

Presidida por Abdeltif Menouni, jurista, y formada por dieciocho miembros más, representantes de la sociedad civil y política, la CCRC está en fase de consultas a distintas estancias de la sociedad y presentará a mediados de este mes su propuesta de documento.

Los sectores sociales más conservadores piensan que hay que esperar a las propuestas de la nueva Constitución, mientras que el Movimiento 20 de febrero decide seguir en la calle hasta no ver los frutos de las reformas.

Desde el mes de abril las organizaciones sociales vienen demandando que la lucha contra el terrorismo no justifique la paralización de los cambios democráticos.

Mientras, en el exterior, la información sobre las luchas sociales y el análisis de lo que sucede en el Reino de Marruecos circula a cuenta gotas en países como España, y la UE lanza un mensaje de confianza total en las promesas de un régimen siempre aliado.

La represión generalizada

El 22 de mayo el gobierno decide no autorizar las marchas convocadas por el 20F para ese día porque “afectaban al transporte público y al comercio”.

La legislación marroquí de 1958 en su artículo 11 somete a declaración previa cualquier manifestación en la vía pública y sólo puede hacer uso de ese derecho, previa autorización, los partidos políticos, los sindicatos, organismos profesionales y organizaciones legalizadas.

Tal y como lo expresa la reglamentación marroquí el movimiento 20 de febrero estaría fuera de esta ley puesto que nunca han solicitado permiso para lo que los jóvenes consideran un derecho.

Los manifestantes hicieron caso omiso de la prohibición y siguieron adelante con sus marchas. Pero este día era diferente de otros y el régimen efectuó una gran movilización de las fuerzas del orden público que actuaron con una gran contundencia y provocaron cientos de heridos en cada una de las ciudades donde se convocaron manifestaciones.

Beni Makada, una barriada popular de Tánger, como otras de Casablanca se convirtió en una batalla campal y los escarceos entre la población y las fuerzas de seguridad se sucedieron desde la tarde hasta las tres de la mañana.

El resultado fue decenas de militantes procesados y muchos lesionados que no pudieron recibir asistencia médica. Los heridos tenían miedo de ir a los hospitales y aquellos que fueron recibidos no pudieron obtener el atestado médico para presentar denuncia.

“Esta lucha también es una formación política para los jóvenes. El 22 de mayo me dejó, a nivel personal, un golpe tremendo en la espalda. De los compañeros próximos 15 heridos, hasta con los dientes destrozados. El 23 de mayo la gente ha llegado herida a la asamblea”, declara uno de los miembros del movimiento.

Kamal Omari participó en la manifestación de Safi del 22 de mayo y su hermano informaba que recibió una gran paliza por parte de los agentes de seguridad. No se atrevió a pedir atención médica aquel día por temor a ser denunciado y fue al día siguiente cuando se acercó al hospital.

Kamal murió el pasado jueves 2 de mayo, según el parte de las autoridades “de una parada cardio-respiratoria”.

Retratos de Kamal Omari en la manifestación en Tánger

Otros frentes

Pero no sólo el Movimiento 20 de febrero ha sido el objetivo de la represión. Distintos sectores de la población civil han sufrido las consecuencias del endurecimiento.

El 16 de mayo, 4000 profesores se manifestaban en Rabat, después de constantes e intermitentes huelgas, y eran disueltos a golpe de porra.

Nueve días después, el 25 de mayo, 9000 trabajadores del sector público de la sanidad se concentraban en la capital alaouita con el resultado de 26 heridos, dos de ellos con traumatismo cráneo-encefálico. Los sanitarios han protagonizado huelgas intermitentes los martes y miércoles de cada semana, salvo las urgencias.

El profesorado volvió a manifestarse el 30 de mayo con la intención de hacerlo frente al Ministerio de Educación. La fuerte presencia policial se lo impidió y ante la marcha pacífica de los enseñantes, las fuerzas de seguridad respondieron de nuevo con la matraca.

El mes de junio comenzaba con el juicio a Rachid Niny, director del diario Al-Masae y con una asentada como protesta por su detención que también fue reprimido. En esa concentración se recordaba que Marruecos ocupa la posición 137 del mundo en relación a la libertad de prensa.

Menos datos se tienen de los heridos del motín de la prisión de Sale, liderado por presos islamistas, que protestaban contra su dispersión y la pérdida de ciertos privilegios dentro del duro sistema carcelario.

Cinco de junio: la cita importante

Manifestación 5 de junio en Alcántara, un barrio de Tánger

12:00.- Los posibles manifestantes saben que hay prohibición de hacerlo al igual que el 22 de mayo, pero ellos deciden que ahora más que nunca tienen que salir a la calle. Conocen que la UE ha expresado su descontento con las medidas coercitivas que el gobierno viene tomando en los últimos tiempos. “El discurso de reformas parece que es para los de fuera y no para los marroquíes. La Unión Europea promete dinero al gobierno para las reformas y dos días después represión por todo el país. La manifestación se ha informado que está prohibida pero la gente va a salir, tenemos que salir”, declara un miembro del Movimiento 20F.

15:00.- El Mazjden autoriza las protestas aunque con un importante despliegue policial. Los manifestantes están contentos, saben que en el pulso que la calle ha mantenido con el régimen esto es una victoria de una batalla en una larga lucha.

18:00.- Comienzan las manifestaciones en varias ciudades del Reino de Marruecos. Cuarenta mil personas, según la AMDH de Safi, han pedido en esa población que se abra una investigación sobre la muerte de Kamal Omari, se detenga a los responsables y verdaderamente se avance hacia la construcción de una democracia.

Familia en la manifestación

Kamal está presente en todas las marchas. Su foto acompaña a los manifestantes junto a las consignas que piden transparencia democrática y el final de la corrupción.

19:00.- La manifestación de Tánger empieza su recorrido desde Beni-Makada, en la Plaza rebautizada como Plaza del Cambio, siguiendo por Ben Dibane hasta llegar a Casa Barata. En todos estos barrios populares de la ciudad, una marea de unas 30.000 personas se une a la manifestación.

Un glosario de ciudadanos de todas las edades en la que destaca una presencia importante de mujeres que reclaman un espacio en el proceso de reformas.

El Movimiento 20 F sabe que es a través de facebook donde circula la información pero han apostado por una revolución desde los barrios, “porque es importante que el mensaje llegue a cada ciudadano en un país con unos niveles altísimos de analfabetismo”.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

8 comentarios

  1. penelope

    en marruecos hay palos todos los dias,pero la gente sigue saliendo a pedir dignidad no quieren seguir viviendo pisoteada.y lo del señor niny no tiene nombre ,juzgar a un periodista por el codigo penal y no por el codigo de prensa cuando su delito es opinar y acusar (con pruebas)a los corruptos(los cuales no han denunciado al periodista por difamacion).tampoco hay ninguna investigacion sobre las 5 muertes ocurridas en el primer dia de manifestaciones.este pais marcha hacia atras.las promesas del rey son solo palabras y la reforma prometida sera tan leve que no se vera.

  2. Aisha

    A mi la manifestacion que hubo ayer 5 de junio me pillo saliendo de Casa Barata con mi suegra y vi a una persona ke conozco pero no tenia ganas de hablar con el, de todas maneras deberia hacer un poco mas el rey de Marruecos, yo soy española y me encanta Marruecos me siento una española tangerina, espero ke espabile este rey ke tenemos en este gran pais ke es Marruecos.

  3. Alex

    Amigos de Marruecos. continuar la lucha. no os dejéis pasar por encima se que es difícil estar solos luchando con la palabra pero si todos nos revelamos. no hay suficientes armas ni perros del sistema para contenernos.Vamos a por ellos.

    Todo el apoyo desde España.

  4. [...] La revolución silenciosa periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/la-revo…  por txukrut hace 2 segundos [...]

  5. Amigo de Marruecos

    Por fin la calle marroqui comienza a moverse, el comienzo del fin de la dictadura en Marruecos, todo el apoyo para los marroquies que merece lo mejor

  6. Tangereno

    Todos los miembros de 20de febrero son machistas ,no queremos el cambio de vuestra orientacion islamico,queremos vivir en convivincia,dingnidad egualidad

  7. abdelhalak

    desde septa estamos con el 20f

  8. [...] de coches apoyadas por el mazjden recorren las ciudades de Marruecos pidiendo a los “súbditos” del reino su participación en [...]

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Juan José Téllez

“Una sola vida merece la actuación urgente de los equipos de Salvamento Marítimo de uno y otro lado de la costa” Juan José Téllez

Manifiesto leído durante una concentración “No más muertes. Por un estrecho solidario” organizada por Algeciras Acoge en recuerdo de las [...]

Sociedad civil

image

El papel de los desmovilizados en el nuevo proceso de paz colombiano bottup - periodismo ciudadano

Ayer se anunció en Colombia el inicio formal de un proceso de paz entre el Gobierno y las FARC La promesa es no cometer los errores del pasado y los errores [...]
image

Un millón de personas piden #salvaelartico Greenpeace

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas [...]

De referencia

Amnistía Internacional y Truly. Media unen sus fuerzas para luchar contra las “noticias falsas” Aminstía Internacional

© Deutsche Welle Amnistía Internacional tiene el placer de ser el primer cliente externo de Truly. Media, una nueva plataforma pionera de colaboración [...]

Aún queda mucha hojarasca encima de la novela Ramón Lobo

Escribir dejándome llevar en busca de lo inesperado es apasionante, tenga o no nivel literario. El inconveniente de la navegación caótica es la tortura [...]
-->