Sociedad

La falta de fondos amenaza el futuro de la CPI

Entrevista con Christian Wenaweser, presidente de la Asamblea de Estados Miembros de la Corte Penal Internacional, único tribunal permanente contra crímenes de guerra, que podría verse dificultado por falta de fondos el año próximo.

Christian Wenaweser, presidente de la Asamblea de Estados Miembros de la Corte Penal Internacional (AP)

Si la Corte Penal Internacional (CPI) no recibe los recursos necesarios, debido principalmente a la propuesta de un “crecimiento cero” en su presupuesto, al menos seis investigaciones activas en la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, Sudán, Uganda, Kenia y Libia se verían afectadas.

En entrevista con IPS, el presidente de la Asamblea de Estados Parte y representante permanente de Liechtenstein en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Christian Wenaweser, habló de los problemas para la formulación del presupuesto de 2012.

“Parte de la dificultad reside en los costos extremadamente altos de los casos derivados a la Corte por el Consejo de Seguridad”, indicó. Actualmente, los estados miembro de la CPI llevan toda la carga financiera de su mandato, algo que no había sido previsto por los redactores del Estatuto de Roma, que dio origen al tribunal. “Ha llegado el tiempo de que la ONU pague las investigaciones que deriva a la Corte”, añadió.

Según la Coalición para la CPI y Amnistía Internacional, el presupuesto para 2011 fue de 149 millones de dólares. Un “crecimiento cero” para 2012 afectaría a seis investigaciones activas, alertaron. La CPI es financiada por sus 116 estados miembros utilizando la misma escala adoptada por la ONU para su presupuesto regular. Por tanto, los mayores contribuyentes son Japón, Alemania y Gran Bretaña. Estados Unidos no es firmante del Estatuto de Roma, y por tanto no aporta.

Una vez presentada la propuesta financiera de la CPI, el Comité sobre Presupuesto y Finanzas hace recomendaciones a la Asamblea de los Estados Parte, que debe aprobar los fondos para el año siguiente.

Periodismohumano: ¿Cuáles son los principales contribuyentes del presupuesto de la CPI?

CHRISTIAN WENAWESER: La CPI tiene esencialmente la misma escala que la ONU. Por tanto, los estados que más contribuyen al foro mundial son también los que más brindan fondos al presupuesto del tribunal.

Japón, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Canadá, España, México, Corea del Sur y Australia son los 10 que encabezan la lista.

P: ¿Cómo castiga la Corte las demoras de las contribuciones?

CW: En la última sesión de la Asamblea de Estados Parte, un pequeño grupo de países tenían atrasos de dos años. Al igual que en la Asamblea General de la ONU, esos estados pierden su derecho a voto, pero pueden solicitar una excepción a ese fallo si la situación está más allá de su control, como puede ser el caso de los países menos adelantados.

Sin embargo, para demoras de menos de dos años no hay sanciones claras. De todas formas, en general, los estados parte hacen sus pagos en forma responsable.

P: ¿Cómo funciona el Fondo de Contingencia?

CW: El Fondo de Contingencia fue creado en 2004 para ayudar a la Corte a encarar gastos no previstos, en particular considerando que las actividades judiciales son extremadamente difíciles de prever en la planificación de los presupuestos.

La Corte debe notificar a los estados parte su intención de aprovechar el Fondo, y sólo lo puede hacer cuando se ha quedado sin dinero del presupuesto aprobado.

Ante la decisión del Consejo de Seguridad de derivar la situación de Libia a la Corte, ésta ya ha concluido que tendrá que sacar provecho del Fondo. Existen requisitos legales que los recursos disponibles en éste no caigan a menos de siete millones de euros (unos 10 millones de dólares).

Debido a los varios gastos imprevistos, el Fondo tendrá que ser reabastecido.

P: La CPI está trabajando en seis casos diferentes, y hay una posibilidad de una nueva investigación en Costa de Marfil. ¿Usted cree que el tribunal necesitará incrementar su presupuesto para 2012?

CW: En esta etapa del proceso de presupuesto, depende de la Corte hacer esa evaluación. Actualmente, el tribunal considera que necesitará un incremento de 13 por ciento. En la próxima fase, el Comité sobre Presupuesto y Finanzas someterá la propuesta a un riguroso escrutinio, antes de que los estados tomen la decisión final en la sesión de diciembre de la Asamblea.

P: El coordinador de la Coalición para la CPI, William Pace, dijo que Francia y Gran Bretaña exigían un “crecimiento cero” para el presupuesto de 2012, aun siendo los mismos países que pedían una investigación de la CPI sobre Libia. ¿Qué puede decir sobre esto?

CW: Los estados parte se embarcarán en difíciles negociaciones de presupuesto en diciembre de 2011. Por tanto, preferiría no comentar las posiciones de los países.

P: En cualquier caso, ¿cree que un presupuesto “de crecimiento cero” comprometa las actividades de la CPI?

CW: Creo que es deber de los estados ver que las actividades de la Corte reciban los fondos necesarios. Dicho esto, también creo que la realidad presupuestal de los países debe ser tomada en cuenta, y la Corte tiene que hallar su forma de hacer ahorros. Como siempre, debe haber un compromiso, uno que tenga en cuenta las necesidades del tribunal y la capacidad de los países.

Parte de la dificultad reside de los extremadamente altos costos que surgen de los casos derivados por el Consejo de Seguridad a la Corte. Actualmente, los miembros de la CPI llevan toda la carga financiera de estas situaciones, algo que no estaba previsto por los redactores del Estatuto de Roma. Ha llegado el tiempo de que la ONU pague las investigaciones que deriva a la Corte.

P: ¿Cómo puede la ONU pagar estas investigaciones si también depende de un presupuesto limitado de los estados miembro?

CW: Por supuesto, el dinero vendrá de los estados miembro, no de la ONU como tal, y ya hay mucha acumulación en la lista de los grandes contribuyentes de ambas organizaciones.

La Asamblea General debería tomar una decisión específica sobre el completo o parcial reembolso de estos costos, que entonces serían vinculantes para todos los estados miembros de la ONU. Esos arreglos ya están previstos en el Acuerdo de Relaciones entre la ONU y la CPI.