Sociedad

“Entre banca, empresas y grandes medios de comunicación nos tienen atrapados a todos”

Dos jóvenes acaban de darse cuenta: Arcadi Oliveres, actual Presidente de la organización Justicia y Paz, encabeza la manifestación organizada por Democracia Real Ya en Barcelona el domingo 15 de mayo. “Como se lo curra”, enuncian. No son los únicos. Durante la marcha, atiende en más de una ocasión los agradecimientos y felicitaciones de algunos asistentes. Con la consigna “¡Únete, somos el pueblo!” de fondo, Arcadi responde a Periodismo Humano.

Arcadi Oliveres a la cabeza de la manifestación 15M en Barcelona (Samuel Rodríguez)

Periodismo Humano: ¿Qué hace que esta manifestación sea diferente a otras?

Arcadi Oliveres: Sobretodo es importante la auto convocatoria que ha habido. Hay un sentimiento general de protesta y enfado ante la situación económica. En general ni los partidos políticos ni los sindicatos, al menos los grandes, han respondido adecuadamente a las situaciones de esta crisis y, por tanto, se deben tomar medidas mucho más radicales. Los ciudadanos sufren estas condiciones, se han asociado a través de Internet y han sido capaces de organizar esta manifestación de protesta. Me parece muy positivo.

P.H.: ¿ Cree que es posible, como vaticinan algunas de las consignas, que con esta acción se consiga ir más allá de lo que es la manifestación en sí?

A.O.: No es claro que se pueda organizar una acción política a largo plazo, pero pienso que esta primera idea de disconformidad es importante en una sociedad extraordinariamente conservadora y conformista, incapaz de moverse de delante del televisor. Una sociedad demasiado rica a la que como mucho le preocupa pagar su hipoteca y poca cosa más y, en cambio, no está nada centrada en la solidaridad. Ni con los de fuera ni con los de dentro. Lo estamos viendo ahora con todo esta acción xenófoba contra los inmigrantes durante la campaña electoral.

Esto quiere decir que es una sociedad necesita este tipo de protestas a menudo. Una vez esta percepción haya entrado en de la opinión pública, entonces sí que quizás podremos generar algún tipo de acción con dimensión política. Aún así, tengo la impresión que, ahora, esto ya es suficiente y bueno.

P.H.: ¿ Entonces, podemos hablar de un nuevo tipo de movilización o protesta?

A.O.: En el caso de la crisis y Barcelona yo diría que sí. Manifestaciones de muchos tipos y con otros temas ya se han producido en otras ciudades con esta dimensión auto organizada. La curiosidad de la manifestación de hoy es doble: que sea en Barcelona y bajo un lema que hasta ahora no había tenido mucho éxito. Sí que es cierto que a finales de 2009 hubo dos pequeñas manifestaciones, me parece recordar bajo el lema “Que paguen ellos la crisis”, pero en ningún caso una manifestación de este estilo y con tan buena preparación. Esto puede ser un buen síntoma.

P.H.: Da la sensación que cada vez más el Estado tiende a quedarse como única figura de funcionario, de trabajador público, la del policía, la del represor. ¿ Tiene la sensación de que estamos yendo hacia un escenario de vigilancia y castigo puro?

A. O. No se da únicamente en el Estado, sino también en los municipios, en la Generalitat de Cataluña, en el gobierno central. Se da a nivel europeo con un sistema policial soberano como nos están demostrando con el Acuerdo de Schengen estos últimos días. Por tanto, esto pasa a todos los niveles.

¿Proveedor de servicios? Poco, ya que intenta privatizarlos casi todos. Yo diría proveedor de protección a la banca, proveedor de protección a las empresas, proveedor de protección a los grandes medios de comunicación. Entre banca, empresas y grandes medios de comunicación nos tienen atrapados a todos.

Imagen de previsualización de YouTube