ocultar/mostrar banner

Sociedad

Egipto siente el efecto Túnez

En Egipto, el impacto y la posibilidad de que se repita un escenario semejante a la revolución tunecina divide a la opinión pública contraria al régimen de Hosni Mubarak.

Conocemos los argumentos a favor y en contra.

Protestas en las recientes elecciones de 2010 (AP Photo/Ahmed Ali)

“¿Dónde puedo encontrar una bandera tunecina?” La pregunta recorrió las redes sociales cibernéticas de Egipto minutos después de que protestas populares en Túnez derrocaran al dictador Zine el Abidine Ben Ali.Desde que los tunecinos depusieron a su autocrático gobernante el viernes pasado, tras 23 años en el poder, Egipto es visto como el principal candidato para otro cambio de régimen en el mundo árabe. El analista John R. Bradley predijo en junio de 2008 una revolución en Egipto. Señaló que este país se desintegraba lentamente bajo dos presiones: una “implacable dictadura militar” y una errada política de Estados Unidos hacia Medio Oriente.

En su libro, “Egipto por dentro: la tierra de los faraones al borde de la revolución”, Bradely sostuvo que éste era el “más brutal estado árabe”, donde la tortura y la corrupción eran “endémicas”, y por tanto sería la próxima pieza de “dominó en caer” ante la furia popular. El libro fue prohibido en Egipto. Sin embargo, analistas en El Cairo opinan que el régimen de Hosni Mubarak, de 82 años, es mucho más fuerte que el de Ben Ali, incapaz de controlar las manifestaciones que estallaron el 17 de diciembre. Mubarak cuenta con fuerte respaldo del ejército y de muchos empresarios. “Debemos recordar que sobrevivió a por lo menos tres intentos de asesinato y a cientos de protestas y manifestaciones contra los precios de los alimentos y otros temas”, señaló el analista independiente Khaled Mahmoud. “Mubarak es simplemente mucho más fuerte que Ben Ali, y goza del respaldo de la institución más poderosa del país: el ejército”, afirmó. Además, Mahmoud sostuvo que Ben Ali había demostrado ser “débil” durante las protestas. “Su desempeño fue muy débil. Los tunecinos percibieron su fragilidad y se dieron cuenta de que lo que temían era solo una ilusión”, dijo. A Mubarak se le reconoce el haber creado una “inteligente” red de poder, ocasionalmente permitiendo libertades para calmar malestares. “El régimen canaliza cierto malestar a través de programas televisivos de debate y tolerando algunas protestas callejeras, artículos de opinión en diarios y huelgas”, dijo a IPS el analista político Amr Elshobaki, del semi-oficial Centro Al Ahram para Estudios Estratégicos en El Cairo. “Esto ayuda a liberar cierta frustración en vez de permitir que vaya adquiriendo fuerza”, añadió. Elshobaki señaló otra diferencia. Los sindicatos tunecinos han mantenido su estructura y su integridad, mientras que los egipcios se han convertido “en una suerte de entidad gubernamental”. “Sus líderes son personal del gobierno”, señaló. Además, el régimen egipcio ha usado la religión astutamente para mantener a los jóvenes bajo control e incluso ganarlos como colaboradores. El movimiento islámico salafi, que condena toda oposición a un gobernante musulmán, convierte la pasión de los jóvenes en una “religión pasiva”, explicó Elshobaki. Tanto el movimiento salafi como los líderes cristianos coptos egipcios son oficialistas. “No vemos muchas similitudes entre Túnez y Egipto”, sostuvo.

Una bandera egipcia y otra tunecina son mostradas por manifestantes egipcios que celebran la caída del regimen tunecino de Ben Alí. El Cairo, Enero, 2011 (AP Photo/Amr Nabil)

Pero activistas, académicos y periodistas independientes no tienen la misma opinión, y aseguran que Egipto está cerca de experimentar una gran revuelta popular. “Al igual que Ben Ali, Mubarak no le ofrece nada a su pueblo, sino tiranía, leyes de emergencia y ejércitos. Son iguales y nadie los quiere”, sostuvo Ibrahim Issa, editor del periódico en Internet Al Dostor y uno de los principales críticos del régimen en El Cairo. “Lo que nos mostraron los tunecinos es que el cambio llegará inevitablemente para barrer con todos los títeres de Washington y de Tel Aviv en las naciones árabes”, afirmó.

Otros reconocen similitudes en las tácticas represivas de la policía en ambas naciones, que en parte desencadenaron la furia popular en Túnez.”La expulsión de Ben Ali muestra cómo este modelo de gobierno, que existe en muchos países árabes incluyendo a Egipto, es frágil”, dijo Bahai El-Deen Hassan, jefe del Centro por los Derechos Humanos en El Cairo. “Los estados policiales no son sostenibles”, señaló.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

6 comentarios

  1. Muy buen análisis, Emad. Mantennos informados.

  2. Rachid

    Muchos árabes, de diferentes nacionalidades, dicen ahora que el régimen de su país “es mucho más fuerte que el de Ben Ali”. Cada uno de ellos quiere decir (implícitamente) que lo sucedido en Túnez tenía que suceder primero en su país, e inicia nombrar los muchos males del régimen que son verdaderos. Pero este tipo de análisis, donde los resultados son conocidos de antemano, no es objetivo. El análisis de Emad olvida el sistema judicial más independiente del mundo árabe en Egipto. Y olvida también el movimiento de oposición más organizada (políticamente) en Egipto y los sindicatos más libres. Lo que ocurrió en Túnez debería ser el caso en todos los países árabes en términos de los resultados de una expulsión del dictador para disfrutar de la libertad, pero eso no significa que esto va ser siempre de la misma manera. Lo que ocurrió en Túnez es “histórico”, victorioso y será un hito fuerte en la historia contemporánea de los pueblos árabes. Aprenderán nuevas formas de tratar con sus dictadores, y no necesariamente a quemarnos, por ejemplo. Ellos aprenderán que no hay diferencia entre régimen “resistente” y régimen “moderado” o entre los que tienen el apoyo del occidente y los que “no” lo tienen.

  3. Carlos

    Dicen que en Egipto no saltan las costuras por falta de una clase media suficientemente instruida y consciente que pueda movilizarse. Pues la gran masa esta sumida en la pobreza y los pocos con algo de poder adquisitivo temen perder lo poquito que tienen. Todo esto contando con el férreo control que ejerce por Mubarak y consorte de los diferentes estamentos. ¿Qué te parece ésta opinión Emad?

  4. [...] Egipto siente el efecto Túnez periodismohumano.com/sociedad/libertad-y-justicia/egipto-…  por famelico1982 hace 2 segundos [...]

  5. [...] los 90′s  del siglo pasado las revoluciones eran televisadas, y hoy, como el caso de Tunez y Egipto, están siendo tuiteadas y retuiteadas: Protestas en ElCairo. Foto pubicada en Twitter por [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa