lafoto

Desobediencia Civil empapela el Ministerio de Justicia contra las Leyes Mordaza

Convocados por la Plataforma por la Desobediencia Civil, cerca de 20 activistas han realizado esta mañana una acción pacífica en la puerta de la sede del Ministerio de Justicia, en Madrid. Protestan de esta forma contra el nuevo Código Penal y la nueva ley de Seguridad Ciudadana.

(Todas las fotografías de Álvaro Minguito / Disopress)

La acción ha consistido en colgar unas pancartas en las ventanas del edificio y empapelar de pegatinas su fachada mientras se informaba a los viandantes. A la llegada de la policía, los concentrados han afirmado no estar en posesión del DNI en ese momento. Con esta acción los convocantes, según informan en un comunicado hecho público hoy “inauguran lo que será una semana de distintas protestas desobedientes contra la llamada Ley Mordaza”.  

Tres periodistas si han sido identificados. Finalmente los activistas han abandonado el lugar sin mayores problemas.

 ____________________________________

Comunicado de la Plataforma por la Desobediencia Civil

Hoy, 22 de junio de 2015, la Plataforma por la Desobediencia Civil quiere denunciar en el ministerio de Justicia las Leyes Mordaza que están a punto de entrar en vigor, del mismo modo que se hizo el pasado 23-F, para simbolizar otro golpe de estado a la democracia, 34 años después de aquel intento. Las leyes mordaza, es decir, el nuevo Código Penal y la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, nos convierten a todxs en delito. Por querer ser personas libres estamos bajo sospecha.  En otras ocasiones se ha tratado de criminalizar a un sector social preferentemente joven y comprometido. Esta vez las reformas son tan brutales que afectan a casi todos los sectores. Nadie se librará, ya sea joven, adultx o ancianx, mujer o varón… salvo en caso de grandes estafas de dinero público, curiosamente. 

En la Reforma del Código Penal se incluyen nuevos delitos que apuntan directamente hacia colectivos que no suponen un peligro para la sociedad, como activistas, inmigrantes y personas sin recursos, y sin embargo no se endurece el castigo contra la corrupción ni contra otros delitos cometidos solo por quienes manejan grandes cantidades de dinero. 

(Todas las fotografías de Álvaro Minguito / Disopress)

Muchos de estos cambios vienen motivados por la decidida respuesta social que se ha producido en España desde el 15-M de 2011, cuando, en plena estafa y saqueo del país, la ciudadanía decidió dar un paso al frente y denunciar y señalar a los verdaderos culpables de tanto sufrimiento. Son estos culpables quienes ahora promueven unas reformas legislativas que dan al traste con conquistas sociales penosamente conseguidas. No es menor el hecho de que una reforma de este alcance solo esté refrendada por un grupo parlamentario, el PP, que quiere dejar atadas las cosas ahora que parece que van a ser desalojadxs del poder.

Por ello, han de equiparar desproporcionadamente actitudes valientes y solidarias de la ciudadanía a penas que, antes, ni siquiera eran merecedoras del más mínimo reproche penal. Es una actitud de miedo y de debilidad. Un gobierno que teme y castiga las protestas legítimas de la sociedad no merece la legitimidad que esta le otorga. 

Por ello hemos decidido protestar y realizar esta acción directa no violenta en el mismo centro simbólico que está perpetrando estos desmanes, la sede del ministerio de Justicia.

Porque tenemos dignidad. Porque tenemos que apoyarnos, mostrar solidaridad y luchar por nosotrxs, por nuestra gente y por quienes no tienen posibilidad de alzar su voz.

Con esta acción comienza una semana de acciones desobedientes contra las Leyes Mordaza.  Por ello, y por una sociedad sin miedo y #SinMordazas, desobedecemos mediante la acción directa no violenta las leyes injustas y lo seguiremos haciendo, una vez entren en vigor. 

PLATAFORMA POR LA DESOBEDIENCIA CIVIL 

__________________________________

Durante esta semana, y especialmente el 30 de junio, horas antes de su entrada en vigor, están convocadas manifestaciones y movilizaciones en diferentes ciudades que se irán actualizando aquí  

 

 

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie