Sociedad

Absuelven a un fotógrafo denunciado por hacer fotos a policías

Pepe Alfonso fue absuelto ayer en un juicio al que acudió acusado de haber amenazado a dos policías con publicar fotografías con sus caras en el periódico

Pepe Alfonso en los Juzgados de Plaza Castilla, ayer. (David Fernández)

Pepe Alfonso es fotógrafo del diario ABC. Ayer, fue absuelto después de que dos policías lo denunciaran por haberles fotografiado durante una operación policial que hubo a finales de octubre en El Gallinero, un poblado de chabolas de Madrid.

Los policías, que lo acusaron de una falta contra el orden público, alegaron que tuvieron que identificar a Alfonso porque estaba tomando fotografías de sus rostros. “Localizamos a un señor que tenía una cámara fotográfica estaba fotografiando todo. El objetivo lo estaba fijando hacia nosotros. Le requerimos que no nos hiciera fotografías“. Los agentes aseguran que, cuando le pidieron la documentación, el fotógrafo les amenazó con publicar las fotos con sus caras en el periódico. “Le dijo a mi compañero que las fotografías iban a salir en la portada del periódico al día siguiente”, aseguró ayer en el juicio el jefe del operativo policial.

La versión del fotógrafo dista de la de los agentes. Según Alfonso, los policías le pidieron la documentación “como tantas otras veces”, él se la dio y continuó trabajando. Cuando ya estaba acabando el operativo, “un policía me increpó diciendo que qué iba a hacer con las fotos, que dónde las iba a colgar y que a ver si las iba a subir a internet. Yo le dije que las iba a mandar al periódico y que ellos decidirían”. Asegura que no amenazó a ningún agente con sacar sus caras en la portada del ABC.  “No lo hice. Es más, yo no tengo poder para decidir si las fotos salen o no. Eso lo hacen en el periódico”, respondió a una pregunta de la jueza. Alfonso dice que es muy común que la policía le pida la documentación cuando está realizando su trabajo. “Me han identificado muchas veces antes y después de aquel día. De hecho, yo no sabía ni que me habían denunciado. Un día cuando estaba en casa me notificaron la denuncia los municipales pero yo no sabía a lo que se estaban refiriendo, tuve que revisar las fotos para saber qué día había sido”, asegura el fotógrafo. Niega que mantuviese una actitud “chulesca” como dijo uno de los policías. “Para mí es como un control de seguridad que te hacen en un edificio. Lo hago sin más, y sigo con mi trabajo. Igual que ese día”. Dice que cuando más problemas encuentra es cuando trabaja solo. “Cuando somos muchos es más fácil, pero cuando estás tú solo tienes muchas más probabilidades de que te pasen estas cosas“. No es la primera vez que un fotógrafo acude a los juzgados por una denuncia policial. Edu León, del periódico Diagonal, ha sido denunciado en tres ocasiones mientras fotografiaba redadas a inmigrantes. Y muchos otros fotógrafos han denunciado en más de una ocasión “abusos policiales”. Ayer, después de escuchar los testimonios de los policías y del fotógrafo, la fiscal pidió la absolución de Pepe Alfonso. Rechazó que se hubiese cometido un delito y lo calificó como un “malentendido” entre los agentes y el fotógrafo. Alfonso salió de la sala absuelto.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie