lafoto

60 días en huelga de hambre tras ser desahuciado

Para ejecutar la orden de desahucio de Cajastur, la Delegación de gobierno destinó a sesenta antidisturbios

Jorge, Patricia y su bebé de 5 meses ya habían expresado que no querían quedarse en la vivienda sino que con su entrega se cancelara su deuda hipotecaria, la llamada dación en pago

Desde entonces, Jorge ha mantenido una huelga de hambre que ha abandonado en su 63º día por el severo deterioro de su salud.

Para desahuciarles, la Delegación de gobierno puso a disposición de Cajastur sesenta antidisturbios. Jorge, Patricia y su bebé de 5 meses ya habían expresado que no querían quedarse en la vivienda sino que con su entrega se cancelara su deuda hipotecaria, la llamada dación en pago. Desde entonces, Jorge mantiene, ante la sede de la entidad bancaria, una huelga de hambre a la que ha puesto fin el lunes 21 de agosto, en su 63º día, por el severo deterioro de su salud.

La debacle de Jorge y Patricia, como la de tantos emprendedores autónomos en España, comenzó cuando los pagarés a 90 días con los que las empresas de transporte que los subcontrataban para reparto de paquetería se acumularon durante meses sin ser abonados. La última empresa que no le pagó los servicios contratados y realizados fue Fastway, propiedad junto a otro socio de José Suárez Arias-Cachero“. Apodado ‘Felechosa’, concejal de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Oviedo hasta 2011 cuando se pasó al partido fundado por Francisco Álvarez Cascos, Foro, por el que se ha convertido en consejero general de Cajastur, la entidad bancaria que concedió la hipoteca al matrimonio ecuatoriano y que ahora se niega a concederles la dación en pago y el alquiler social. Ni durante los meses previos a la ejecución hipotecaria, que fue impedida por partidarios del 15M la primera vez en marzo, ni durante estos dos meses de huelga de hambre, la Caja ha aceptado una negociación de la dación en pago o de alquiler social de la vivienda, una opción que sí han aceptado algunas entidades en ocasiones excepcionales.

Durante estos dos meses en los que Jorge ha permanecido acampado ante la sede de Cajastur en Oviedo acompañado por voluntarios del 15M y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), ha recogido firmas para apoyar su solicitud de dación en pago y para la Iniciativa de Legislación Popular para llevar al Parlamento una modificación de la ley hipotecaria que incluya la dación en pago con carácter retroactivo, la paralización de los desahucios cuando se trate de “la vivienda habitual y el impago del préstamo hipotecario sea debido a motivos ajenos a la propia voluntad” y el alquiler social por el que “el ejecutado tendrá derecho a seguir residiendo en la vivienda pagando un alquiler no superior al 30% de sus ingresos anuales por un período de 5 años”. Ya se han recogido más de 400.000 firmas en toda España y tiene que alcanzar el medio millón antes del 31 de octubre para ser tramitada para ser votada en las Cortes.

Para el caso concreto de Jorge, según Miguel Ángel García, de la PAH Asturias, ya han recogido más de 6.100 firmas. Hace unas semanas enviaron a Cajastur las primeras 3.000 recogidas pero “devolvieron el sobre sin abrir. Con nuestros impuesto rescatamos bancos y con nuestros impuestos ayudamos a las familias desahuciadas” denunció el viernes refiriéndose a los gastos de las viviendas de protección oficial.

Imagen de previsualización de YouTube

Durante la concentración el viernes 17 de agosto, se repasó el último parte médico del estado de salud de Jorge que tras 60 días, resume que la “situación ya es peligrosa y que lógicamente pueden suceder fenómenos que puedan poner en riesgo vital a esta persona”.

Asimismo recuerda que “se han producido muertes en personas en huelga de hambre a partir de los 50 días”.

Pero Jorge no está dispuesto a llegar a ese punto: “No sé hasta cuándo podré resistir (…) Lo que está claro es que aquí no me voy a dejar la vida por esta gente. No vale la pena porque ellos seguirán robando, lucrándose (a costa) de nosotros”. Y además de agradecer el apoyo recibido, destacó la cantidad de gente que se le ha acercado durante estos dos meses de acampada.

De hecho, varios turistas madrileños firmaron por la dación en pago durante la mañana. “No tenéis ni idea la de gente que ha pasado por aquí y ha comentado los casos en las familias que tienen. No sé cuál es la vergüenza que tiene la gente de sentirse desahuciado o juzgado porque la gente diga ‘mira quién va por ahí, a esa persona la desahuciaron’. Es algo normal, si no puedes afrontar los pagos, obviamente todo se derrumba”, recordó Jorge a los asistentes.

Entre la treinta de personas que acudieron a apoyar a Jorge en su protesta se encontraba una delegación de representantes de las Mujeres del Carbón (@MujeresDelCarbo), mujeres mineras y familiares y allegadas del sector que llevan semanas protestando contra los recortes anunciados por el gobierno de España en el sector y que con esta participación inauguraron una nueva línea de apoyar a causas sociales. Según Ana Prado, “luchamos por nuestros puestos de trabajo pero también por la gente que están aplastando. El mismo problema que tenemos nosotros lo tiene Jorge, una lucha de David contra Goliat. Es una impotencia ver que hay dinero sólo para lo que ellos quieren, para el capitalismo y los demás lo perdemos todo”.

Imagen de previsualización de YouTube

Prado identifica importantes diferencias con respecto anteriores luchas mineras. Ahora “no importamos nada. Encierros de cantidad de días que nunca se habían producido no valen para nada. Son insensibles absolutamente, les importamos nada. O lo que está pasando con Jorge. Cuando los que gobiernan tienen cierta sensibilidad pues este tipo de cosas acaban removiendo los intestinos. Pero yo lo que noto ahora es que no importamos, hagamos lo que hagamos da igual”.

Entre las próximas actividades programadas por las Mujeres del Carbón está una recogida de material escolar para la vuelta al cole de los hijos de mineros, entre los que muchos se encuentran en una situación delicada económicamente después de una huelga, y por tanto sin cobrar, de más de 60 días.

Imagen de previsualización de YouTube

Los manifestantes  acabaron la protesta entrando en la sede ovetense de Cajastur para presentar, aquellos que fueran clientes, hojas de reclamaciones por no haber aceptado el envío de las más de 3000 firmas a favor de Jorge y por no concederle la dación en pago.

Sin embargo, sólo les fueron entregadas cuatro hojas con el membrete oficial de consumo del Gobierno del Principado de Asturias alegando que no tenían más en la oficina, y otras de recomendaciones internas de Cajastur. Por ello, los manifestantes llamaron a la Policía Local que se presentó en la sucursal, para sorpresa de algunos trabajadores del banco, y que realizó un informe de la irregularidad cometida por éste que, como toda empresa, está obligado a tener a disposición del cliente este formulario. Era la primera vez que las Fuerzas de Seguridad acudían en defensa de los derechos de Jorge y sus aliados del 15M y la PAH desde que comenzó su lucha por no conservar una deuda de una casa en la que no podría vivir con su compañera y su hija.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie