ocultar/mostrar banner

Sociedad

“La calle no da amor, da sufrimiento”

Un adolescente que vive en la calle en Santa Cruz, en un momento de realizar un dibujo, tarea facilitada por educadores de Plataforma Unidos. Vive en la zona del Mercado del Trompillo, una de las ubicaciones donde se pueden encontrar, bajo un puente, niños y adolescente en situación de calle.

“Me siento como una persona mayor, ya he vivido toda una vida”, cuenta Freddy, un joven boliviano que a sus 16 años deja atrás un duro pasado. Su infancia estuvo marcada por la violencia familiar, de la que escapa al decidir desesperadamente vivir en la calle, con apenas 10 años de edad. Allí, en las calles de Santa Cruz de la Sierra sufrió no sólo por él, sino por los otros chicos. “Veía su dolor, su gran necesidad de que alguien les apoyara, les escuchara”, apunta Freddy, que desea trabajar para que otros chicos no pasen por ese sufrimiento. Desde hace 4 años ya no está expuesto a la violencia, a la represión policial, a los abusos sexuales, físicos o psíquicos que conlleva vivir en la calle. Está acogido en uno de los hogares de una de las siete organizaciones pertenecientes a la Fundación Plataforma Unidos, institución que trabaja para mejorar la situación de los niños y adolescentes que viven en la calle o están en riesgo de ello en Santa Cruz de la Sierra.

Los niños y jóvenes que viven en la calle están expuestos a abusos de todo tipo. El 90% de ellos ha escapado de su casa debido al maltrato familiar y la mayoría de ellos, el 85%, ha sido antes niño trabajador.

Esta ciudad es la más próspera de Bolivia, genera el 30% del PIB del país. Sin embargo, esta riqueza también tiene una cruz: atrae a miles de familias procedentes de otros departamentos y regiones interiores, que emigran con la esperanza de un futuro mejor y acaban viviendo en los barrios periféricos de la urbe, donde se concentra la mayor miseria. De muchas de estas barriadas, como Villa Primero de Mayo, Plan tres mil o La Pampa, proceden muchos de los cerca de 800 menores que viven en las calles de la ciudad cruceña. El 85% de ellos ha tenido que trabajar a los pocos años. Son más de 8.000 los menores  que viven en esta ciudad que para ayudar a sus familias desempeñan oficios que van desde carretilleros, lustrabotas, canillitas o voceros en los micros. Los expertos, como recojo en el libro “Los niños de la calle en Bolivia”, apuntan que es importante que se tomen medidas preventivas para que estos pequeños no crucen la delgada línea que los separa de trabajar a vivir en la calle.

En la calle también hay sueños. Pero pronto aparecen las pesadillas. Las drogas les arrebatan cualquier posibilidad de cambio. La mayoría de estos niños y adolescentes consumen pegamento o clefa, y los que más dinero manejan optan por la pasta de base de coca. Con el pegamento, consiguen olvidar el frío, el hambre y el pasado, marcado en el 90% de casos por un maltrato familiar, como es el caso de Freddy y Fernando, quien también vivió en la calle, antes de ingresar en un hogar de la Fundación Plataforma Unidos. “La calle no es un buen lugar. Las personas del Gobierno, de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, nos deben sacar. Un niño que ahora tiene 8 años y vive en la calle puede ser el futuro de Bolivia. Necesitamos que nos ayuden a tomar buenas decisiones, que no decidan por nosotros, pero que nos aconsejen para tomar un camino adecuado”, asegura.

Educadores de Plataforma Unidos acuden varias veces por semana a las zonas donde se encuentran chicos en situación de calle. Establecen vínculos con ellos para así ir logrando que ingresen en hogares y dejen atrás drogas y toda la dureza que implica vivir en la calle.

Estos dos jóves tienen esperanza en el futuro. Forman parte del total de 25 jóvenes, con más de 12 años, que asistieron y expusieron su voz en el Foro Suramericano “Por la defensa de los derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes en situación de calle”,, que tuvo lugar el 27 y 28 de agosto en Santa Cruz de la Sierra. Este encuentro fue organizado conjuntamente por la Fundación Plataforma Unidos y el Proyecto Alianza Maya Paya Kimsa-GVC, apoyado por la ONG belga Volens y la Unión Europea. Contó con la participación de más de 125 profesionales pertenecientes a oenegés e instituciones latinoamericanas, así como responsables políticos departamentales de Bolivia, con el fin de fomentar ideas y compartir las experiencias sobre la niñez que vive en la calle.

“Es la primera vez que tiene lugar un encuentro de este tipo. Vivir en la calle vulnera todo tipo de derechos. No podemos tolerarlo, es nuestro deber no permitir que haya menores en la calle”, apuntó Ximena Rojas, directora de la Fundación Plataforma Unidos.

El Foro suramericano de Niños, Niñas y Adolescentes en Situación de Calle, celebrado el 27 y 28 de agosto en Santa Cruz de la Sierra, dió la posibilidad a 25 jóvenes que han vivido en la calle que lancen propuestas y expresen sus opiniones, para ser tenidas en cuenta por los responsables políticos y las instituciones que se dedican a la niñez y adolescencia en situación de calle.

Por otra parte, desde la Fundación Maya Paya Kimsa,  Juan Pablo Castro, director en la ciudad de El Alto, hizo un llamamiento: “Se nos están muriendo los niños en las calles. Tenemos que encontrar mecanismos para solucionarlo, caminemos juntos, construyamos otra realidad. Tenemos estrategias terapéuticas para aplicar con ellos. La calle no tiene sentimientos, conlleva sufrimiento. Hay que apoyar a estos chicos, para que tengan carnet, que busquen  trabajo y poco a poco se vayan alejando de la calle”.

Samuel es uno de estos chicos que duermen hoy día en las calles de Bolivia, donde se calcula que el número asciende a 1.600 y en el conjunto de Latinoamerica alcanza los 40 millones. Las drogas, el sufrimiento y las malas compañías hacen que les sea difícil la rehabilitación. Pero no hay que olvidarlos, “hay que creer que se pueden recuperar. Todos tienen algo en común: han sufrido experiencias muy traumáticas, la mayoría han sido abusados sexualmente, hay que ayudarles”, apuntó Paolo Trevisanato, perteneciente al Proyecto Don Bosco en Santa Cruz de la Sierra.

“La discriminación que sufrimos no nos ayuda para nada. Lo que necesitamos es amor”, precisó Freddy. Esta idea también fue expuesta por Cleotilde Morales, directora de la organización Calle Cruz, durante su intervención en este Foro Suramericano: “Todos estos chicos han perdido los vínculos familiares. El problema es coyuntural, debemos crear las políticas públicas necesarias. El Estado debe invertir bastantes recursos para solucionarlo, de ello depende el futuro de Bolivia”.

20 comentarios

  1. Rosa Castro

    Los niños en situación de calle son 100 millones en todo el mundo. Son ellos, los más vulnerables, los que sufren las consecuencias de un reparto de riqueza desigual, que ocasiona que las familias emigren a ciudades y se destruyan si no encuentran empleo. El sufrimiento de estos niños es inmenso, porque vivir en la calle es una decisión desesperada, no un capricho. Escapan de la violencia y encuentran más dolor.

    • Edgar Rivera

      La sociedad se compone de familias, y será lo que la hagan las cabezas de familia. Del corazón “mana la vida”; y el hogar es el corazón de la sociedad, de la iglesia y de la nación.
      La elevación o la decadencia futura de la sociedad será determinada por los modales y la moralidad de la juventud que se va criando en derredor nuestro. Según se hayan educado los jóvenes y en la medida en que su carácter fue amoldado en la infancia por hábitos virtuosos, de dominio propio y temperancia, será su influencia sobre la sociedad. Si se los deja sin instrucción ni control, y como resultado llegan a ser tercos, intemperantes en sus apetitos y pasiones, así será su influencia futura en lo que se refiere a amoldar la sociedad. Las compañías que frecuentan los jóvenes ahora, los hábitos que adquieran y los principios que adopten indican cuál será el estado de la sociedad durante los años venideros.Debemos ir ala raíz de los problemas solamente hay un poder que puede quitar ese espíritu violento del ser humano

  2. Ecuador es el tercer país de la región con mayor cantidad de niños que trabajan en condiciones de riesgo. Aunque muchos de ellos no viven en la calle, sí trabajan largas jornadas vulnerando sus derechos a la salud, seguridad y educación.

    http://veroarosemena.blogspot.com/2010/05/que-la-vida-es-un-juego-que-es-muy.html

  3. Nosotros vivimos el trabajo diario con las chicas y chicos. En el trato diario aprendemos de ellos como mejorar su calidad de vida, nosotros solo somos el vínculo entre sus necesidades y las alternativas que existen.
    Cada dia son más chicos y chicas que acupan las calles. Tenemos que darles a ellos el protagonismo, elevar sus voces para que el mundo entero les escuche y les tenga en cuenta de una vez.

  4. cristina

    Los niños de la calles son los seres más vulnerables dentro de la gente que vive en situación de calle; su amargura nos grita al mirarnos, sus pequeñas manos nos insisten auxilio, no una moneda; sin embargo tenemos una manera de invisibilizarlos tan terrible,que nisiquiera los vemos cuando pasan a nuestro lado.

  5. trinidad

    Todos los niños y niñas del mundo quieren pintar…todos…también los pequeños de la calle!!!

  6. Arturo.

    Todavía me parece increíble haber estado allí. No se puede describir lo que uno siente cuando un puente se convierte en el hogar de un grupo de personas, que lo único que quieren es que te sientas como en tu casa y logran hacerlo. Ahí, jugando a las cartas, dejas de pensar en lo que rodea a la persona para ver eso, a un ser humano que intenta avanzar como cualquier otro, pero con muchas más dificultades.

  7. MATI

    Hola Arturo, Yo también estuve con chicos de la calle, y la verdad que es muy difícil de explicar lo que se siente al estar con ellos, ya que en mi caso, siempre rodeados de educadores y voluntarios, llegué yo y me convertí en la “mami” de todos, repartiendo ese cariño del que andan tan carentes. Y es que es increíble lo que se puede lograr con un simple beso o un abrazo…

  8. Arturo.

    Tomar parte.

    Una vida en cada mano.

    La una sedienta de trofeos.

    La otra condenada antes de dar su primer paso.

    El niño que abandona y rompe su nuevo juguete,

    por el que sueña con azúcar y miel con un puñado de arena en la boca.

    La vida que engendras y amamantas,

    por la que fue expulsada.

    Vida desgarrada por las manos de los que no se sacian,

    los que permanecen indiferentes,

    los que no conocen el lujo de echarse un bocado a la boca.

    Por que la vida que nace sin ser de nadie, es de todos.

    Por que el fuerte lo es, para apoyar al débil.

  9. Atinayra Rodrigues Santana

    Hola:
    Hemos visto con mi marido el reportaje por la Televisión sobre las acciones que estan realizando ustedes con los niños en Bolivia. Nos gustaria que nos informaran si es posible adoptar un niño de los que ustedes atienden, nosotros somos un matrimonio que no tiene hijos, sería un bendición para nosotros.
    Por su gentileza muchas gracias, estaremos atento a su respuesta.
    Gracias-

    Atinayra.

  10. Atinayra Rodrigues Santana

    Hola,hemos visto en la television la reportage que usteres estan hacendo con los niños que estan en la calle y nos ha comovido mucho. Por favor gostariamos saber se hay una direcion para poder comunicarmos,porque tenemos una pregunta muy importante para hacerle.

  11. melina

    es muy lamentable ver a muchos niños y jovenes en la calle sufriendo y nadie hace nada, los verdaderos culpables que son los padres deberian reflexionar y no traer mas hijos en este mundo croel

  12. Rosario

    Los niños no deberían vivir en las calles, los niños deberian vivir en un hogar con padres que los amen y los cuiden, lamentablemente hay padres irresponsables. El sentimiento de impotencia que se siente cuando ves niños pequeños viviendo en los canales, despertando a la vida de forma tan abrupta y de la peor manera es indescriptible. No se puede dejar de admirar la loable labor que hacen las organizaciones de apoyo y rehabilitación a los niños de la calle, muchas veces insuficiente para semejante tarea. Yo creo que todos debemos ser participe de alguna manera, acercarnos y ayudar con lo mucho o poco que podamos, indudablemente al leer el reportaje me llega muy profundo, y no dejo reflexionar en lo indiferente que pasamos cuando los vemos, pues que este sea un comienzo de una actitud diferente.

  13. Jorge

    Vivo en el centro deSCZ, una ciudad de 2 millones… y admito que me encuentro asolado.
    Es que hace falta alarmarse, instituciones, líderes, padres, no hagan de la vista gorda?
    Paders y madres educados en la vanidad, hombres inmaduros… superficiales, poco autocriticos, (leer prensa, links http://eldeber.net) cual el estado del debate intelectual desarrrolado.
    Causales múltiples, que en las escuelas se generalize una alegre cultura del buen pasar, destruyéndose los mejores , los valientes, los socialmente “mas aptos” del tercermundo.
    Edén antigua aldea de 50mil almas hace sólo 50 años…hoy capitalismo salvaje borrado el sustento familiar su fortaleza…
    Una identidad juvenil alienada en reggeton, un folclor de novisimo agregado combinacion erotismo mediatico cocaina-sexo sin amor.

  14. JL. ORTIZ

    Solo con educación se acabará con el régimen económico y social que está instalado en nuestro planeta, y que lleva a situaciones de miseria y marginalidad a una gran parte de la población mundial.

  15. lass

    Yo fui alcholico de mis 17 a mis 19 años y varias veces dormi en la calle, a veces me quedaba dias bebiendo en la calle, ya q mi familia no m dejaba ingresar a mi casa, y mendigaba para conseguir dinero, y lamentablente la gente era muy cruel una vez le pedi plata aun joven y sin motivo me golpeo, mas tuve la suerte de recuperarme y espero que otros jovenes tambien lo hagan, la clave es tratar la adiccion antes que esta avance mucho, espero que vayan al canal de la roca y coranado y segundo anillo, ahi hay una chica que facilmente se la distingue, por que bhace poco esta viviendo en la calle,es blancona Boliviana, tiene manillas y pinta medio de rockera, todavia es recuperable solo necesita apoyo, busquenla por favor.

  16. lass

    Yo fui alcholico de mis 17 a mis 19 años y varias veces dormi en la calle, a veces me quedaba dias bebiendo en la calle, ya q mi familia no m dejaba ingresar a mi casa, y mendigaba para conseguir dinero, y lamentablente la gente era muy cruel una vez le pedi plata aun joven y sin motivo me golpeo, mas tuve la suerte de recuperarme y espero que otros jovenes tambien lo hagan, la clave es tratar la adiccion antes que esta avance mucho, espero que vayan al canal de la roca y coranado y segundo anillo, ahi hay una chica que facilmente se la distingue, por que bhace poco esta viviendo en la calle,es blancona Boliviana, tiene manillas y pinta medio de rockera, todavia es recuperable solo necesita apoyo, busquenla por favor antes q sea tarde.

  17. DayannBell

    esta es una cancion super sobre este tema http://www.youtube.com/watch?hl=es&v=n7CmhW1MK7k una esperanza Maria belen

  18. gracias, me interesa este tema un poco hay tantos como unos 540 millones de niños en riesgo y en todo eso… y gracias por que tenia que hacer una tarea acerca de esto…

  19. Celso Parada Paredes

    Esta es una realidad que lacera el alma, las personas e instituciones que trabajan por esta niñez y adolescencia desamparada, son admirables… Ojalá hayan más personas que se sumen a este ejército de voluntarios para paliar en algo esta situación…

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa