Sociedad

La policía levanta la acampada “por una democracia real” y devuelve las protestas a Internet

Una acampada en Madrid mantiene el impulso de las manifestaciones del domingo

Actualización. 5 a.m. - La policía desaloja por la fuerza la acampada

Actualización. 5 am: La policía desaloja por la fuerza la acampada. (@toofasttofall)


Algunos twitts a las 15h

VER MAPA DE ACAMPADAS

Cristina, la oyente que exigió a RNE respeto para los manifestantes del 15m

radiocable.com La tertulia de esta mañana a las 8:00h en RNE ironizaba sobre quienes salieron a manifestarse el pasado fin de semana en toda España. Una hora después una oyente, Cristina, llamaba a la radio protestando tanto por el tono de la tertulia, como por los argumentos utilizados. La llamada realmente merece la pena.

Son tantas verdades en 3 minutos…:

icon for podpress Cristina, protesta contra RNEEscuchar

Imagen de previsualización de YouTube

______________________________________________________________________________________________

De Internet a la calle

Antes de las 00.30 a.m

El camino que va del tuit al saco del dormir no es fácil, pero ése también lo quieren reconquistar. El éxito de participación y convocatoria de las manifestaciones del domingo en varias ciudades españolas pidiendo “una democracia real” ha sido una inequívoca prueba de fuerza de las redes sociales como instrumento político, también en España. Ahora, la constelación de colectivos que impulsa este fenómeno ha decidido convertir toda la energía acumulada en Internet en un movimiento de impacto contínuo en la calle y prolongar la movilización con una fórmula clásica: la acampada.

Cientos de personas – hasta mil en la asamblea que han celebrado a las ocho de la tarde – han pasado durante el día por la Puerta del Sol de Madrid, donde una pequeña carpa sirve como centro logístico de reuniones y actividades. “Cada cuatro horas, celebramos una asamblea”, nos cuenta uno de los que ha pasado la primera noche al raso tras la manifestación de ayer. Es Miguel, y nos cuenta en un minuto las cuatro cosas básicas que hay que saber sobre ellos.

Imagen de previsualización de YouTube

Las primeras sesiones asamblearias son metarreferenciales, para no dar por supuesto nada. Se definen las comisiones logísticas, de limpieza, de comunicación. Hay que organizar cómo organizarse. Para ahorrar tiempo entre turnos de palabra, se aplaude en lenguaje de sordos, levantando las manos y agitándolas.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero, aparte de los chascarrillos y las críticas que se oyen entre dientes sobre los procesos asamblearios, la gente desprende ilusión y emoción, expresada públicamente en muchos casos, por estar participando de un ejercicio colectivo de ciudadanía con un potencial histórico. No pudimos preguntarle al chico marroquí que intervino al final de la asamblea de las 20h si alguna vez en España más de mil personas le habían coreado “Ningún ser humano es ilegal”, pero a juzgar por las veces que repitió “gracias”, no parecía muy acostumbrado a esas muestras de cariño.

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando se abre la puerta del esfuerzo colectivo pasan cosas que te cambian el paso. “De pronto ha llegado un repartidor de pizza con una pila de cajas, eran por lo menos 6 o 7 pizzas, de alguien que las ha compado para nosotros. Hemos pedido el número del que las ha pagado y resulta que tiene prefijo de Asturias”, nos cuentan en la carpa logística. Una de las jóvenes abre un bloc de notas y apunta el número de teléfono en una “lista de agradecimientos” para llamarle cuando pase un poco el jaleo.

Otro cartel dentro de la carpa anuncia que una señora se ha ofrecido para hacerles la comida hoy a mediodía, pero que “no pueden ser demasiados” y los trabajadores de una de las cadenas de restaurantes de comida rápida que hay en la Puerta del Sol les han dado la clave numérica que abre el cuarto de baño (y que normalmente solo se proporciona a clientes) para que puedan usarlo.

Pero ojo, esto no es una acampada de convivencia ni un experimento de organización y solirdaridad. O no solo. Es sobre todo un acto político y como tal se expresa en los huecos que permite la logística. Esta noche empezarán a dotarse de contenido propio los grupos encargados de temas políticos (cuestiones de género, de discriminación por orientación sexual, económicos, de vivienda, de cultura libre, etc.). Ahí se espera, como corresponde, algo más de tensión y fricciones, pero “somos conscientes desde el principio que esto es algo muy plural, que hay gente que viene de movimientos políticos de larga tradición y gente que no”, nos cuenta Luis, que nos resume la asamblea en el siguiente vídeo.

Imagen de previsualización de YouTube

Olivia, que tiene 19 años y estudia psicología y antropología, le explica a una periodista que “el hecho de que uno de nuestros lemas sea ‘no les votes‘ no significa que llamemos a la gente a la abstención; lo que pedimos es que no voten a los mismos de siempre, que rompamos el bipartidismo. Luego que cada uno haga lo que quiera”. Cuando la periodista termina su trabajo, se acerca Raquel. Es “filóloga francesa en paro” y se ofrece a traducir lo que haga falta “para darle repercusión internacional” a este movimiento.

Precisamente las etiquetas #acampadasol y #spanishrevolution han sido las más populares de Twitter en todo el mundo durante casi todo este lunes. El ritmo de publicaciones por minuto era prácticamente imposible de seguir durante algunos momentos del día: una cascada de fotos, vídeos, convocatorias, arengas y mensajes de apoyo. A ratos se puede seguir en directo lo que ocurre en Sol a través de una webcam y hay actualizaciones constantes en el blog de la acampada. Una de las personas de mantener todo ese flujo en orden es Miriam.

Imagen de previsualización de YouTube

El calendario juega a favor. El horizonte próximo del 22 de mayo, jornada electoral, actúa de acicate psicológico y frontera estratégica: hay que aguantar hasta el domingo como sea y luego ya veremos, se piensa, y eso ayuda a disipar las posibles tensiones entre tendencias y actitudes.

“Anoche dormimos aquí 40 personas; si esta noche no somos muchos más, podrían desmontar la acampada”, dijo alguien en la asamblea. A las 2 de la mañana, más de 200 personas seguían en la Puerta del Sol y en twitter se comenzaba a leer: #acampadaobradoiro #acampadagranada #acampadavalencia #acampadabcn #acampadamalaga.

Más info sobre

, , ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie