Sociedad

“Wikileaks es una buena noticia para el periodismo y una vergüenza para los grandes medios”

El País, The Guardian, TVE, ABC y Periodismo Humano debaten sobre el futuro de la información

Bergareche, Moreno, Escolar, G. Montano, Giles Tremlett y Bauluz (L. S. / El País)

Demasiadas preguntas y frentes abiertos, demasiadas incertidumbres para una sola noche, pero suficientes destellos como para intuir cuál es el modelo de futuro para los seis periodistas, entre ellos el director de Periodismo Humano, Javier Bauluz, que se sentaron en el debate “El periodismo en la era de Wikileaks”, celebrado anoche en Madrid. El objetivo era asomarse al abismo que ha abierto la filtración a través de un intermediario sin ánimo de lucro, la organización liderada por Julian Assange, de 250.000 cables diplomáticos estadounidenses. Bauluz cruzó opiniones con Javier Moreno, director de El País; el corresponsal de The Guardian en España, Giles Tremlett; el subdirector de ABC.es, Borja Bergareche, y de Alicia G. Montano, de Informe Semanal (TVE), con la moderación de Ignacio Escolar.

“Wikileaks es una muy buena noticia para el periodismo y una vergüenza para los grandes medios”, dijo el director de Periodismo Humano justo al comenzar el debate, “que no se han hecho cargo de un trabajo que esta pequeña organización ha tenido que hacer por ellos”. En esa misma línea se había expresado el propio Julian Assange hace unas semanas, como recordó el moderador, cuando afirmó que “esto demuestra el estado lamentable de los medios de comunicación“. Javier Moreno, director de El País, relativizó que Assange fuera tan crítico con los grandes medios y como prueba mencionó el hecho de que ha confiado en diarios como el suyo para difundir la información conseguida: “Julian valora el papel de la prensa bastante más de lo que se sugiere”.

La labor de compresión, análisis e interpretación cruzada de información, como parte fundamental del proceso periodístico, es la columna sobre la que varios de los ponentes sujetaron su defensa del periodismo. Para Alicia G. Montano, “los medios siempre han tenido intermediarios” e incluso valoró el ejercicio de edición, priorización y selección de contenidos como una cualidad más periodísitca que el hecho de conseguir la información. Moreno destacó “el colmillo y la experiencia” de los periodistas que han tenido que bucear entre los papeles del Departamento de Estado de Estados Unidos: “hace 20 años, la gente llegaba a la redacción con el sumario debajo del brazo, ahora también llega, pero con un disco. El trabajo es el mismo, sentarse para desbrozar la información relevante”.

Los periodistas y los usuarios de twitter, en pleno debate (foto: R.M. Artal)

¿Habrían podido publicar los grandes medios informaciones confidenciales sobre empresas, políticos y diplomáticos sin la oportunidad que les ha brindado Wikileaks?, preguntábamos en twitter, donde cientos de personas se unían a un debate que registró un lleno absoluto en el CaixaForum de Madrid – incluso con salas paralelas con pantallas. Bauluz señaló que “el periodismo ha derivado hacia el negocio y no hacia el servicio público”.

Una falta de interés con la que no está de acuerdo el director de El País, que afirma que si en otros casos no se destapan algunos asuntos “no es por falta de intención, sino que no siempre podemos hacer lo que hicimos con el caso Gürtel; a veces, como con el caso Malaya, no hemos sido capaces de destaparlo”. Bergareche, el más escéptico de los seis en cuanto a la figura de Wikileaks y Assange, apuntó inmediatamente después que esta publicación masiva de papeles confidenciales supone en cualquier caso un “revulsivo” para las redacciones de periodistas.

¿Estamos realmente ante un mundo diferente? Al corresponsal de The Guardian, Giles Tremlett, le produce inquietud “que una organización tan pequeña” y tan peculiar como Wikileaks “tenga cierto control sobre grandes medios de comunicación”. Bauluz lo dijo en otras palabras: “los medios han perdido la exclusividad del megáfono; vivimos ya en un ecosistema de la información diferente, donde las redes sociales y medios de comunicación” como ProPública (medio digital sin ánimo de lucro premiado con un Pulitzer, con el mismo modelo de periodismohumano.com) “están en el centro del proceso”.

Las preguntas desde el público resultaron extraordinariamente certeras y convenientes ¿Esto es una medalla periodística pero un fracaso social porque no hay ni dimisiones ni movilizaciones?, vinieron a decir varios de los asistentes. Bauluz es optimista y sí cree que hay una “ola de indignación ante la impunidad” que tendrá consecuencias políticas y mediáticas a corto plazo: “los jóvenes deberán repreguntarse ¿qué medios leemos? ¿a quién estamos apoyando?”.

Puedes ver la charla completa aquí.

Más info sobre

,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie