ocultar/mostrar banner

Sociedad

Sobre radios libres acosadas, radios comerciales ilegales y gobiernos opacos

Este reportaje empezó siendo sobre la situación de acoso que viven las radios comunitarias en Asturias, pero el proceso de investigación terminó convirtiéndolo en una radiografía sobre la falta de transparencia de las Administraciones Públicas, la especulación en torno a las licencias radiofónicas, así como sobre los obstáculos que encontramos los periodistas en el ejercicio de nuestra función pública de informarle a usted.

 

 

A veces es tan revelador el contenido mismo de un reportaje que el del metarreportaje, el proceso de investigación que en este caso vuelve a constatar la opacidad de los gobiernos por muchos portales de transparencia que creen. Representantes políticos que esquivan a los periodistas dejando correr el tiempo, esperando que desistamos, que el deadline (fecha límite de publicación) nos obligue a publicar la crónica sin la información que les pedimos y así, la ciudadanía siga desconociendo datos a los que tiene derecho. Así que ya no se trate de este reportaje, ni siquiera de la información solicitada en cuestión, sino de una falta de cultura democrática de parte de nuestros representantes políticos que puenteándonos a nosotros, los periodistas, les están dando la espalda a usted, ciudadana/o.

Este reportaje empezó abordando la situación de acoso que viven las radios comunitarias en Asturias por parte de la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones, pero ha terminado siendo una radiografía de cómo otro espacio público, el espectro radiofónico, es también un ámbito de especulación para algunas empresas, mientras parte de la Administración Pública no respeta su derecho como ciudadano/a, a saber si una radio tiene licencia o no para emitir, si la ha vendido -siendo un bien público-, y por qué cuantía. Por eso, en este reportaje le contamos lo que está ocurriendo con las radios comunitarias en Asturias pero también lo que no podemos saber sobre el panorama mediático radiofónico por la negativa a respondernos de la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones, del Ministerio de Industria -del que depende la anterior- así como la Consejería de Economía del Principado de Asturias.

La indefensión jurídica de las radios comunitarias
Hay un medio de comunicación en Gijón que es hogar de acogida para cualquiera que quiera hacerse oír frente a las injusticias, para los rebeldes que sacan los pies del plato, que se han cansado de que hablen por ellos y han decidido tomar las riendas de su propio relato, para los que quieren dar voz a los más vulnerables para que dejen de serlo, pero también para todos aquellos que quieren compartir otras músicas, otros intereses que los que marca la agenda de los medios comerciales. Ese espacio es la comunitaria Radio Kras, que justo cuando cumple 30 años se enfrenta a un expediente sancionador por emitir sin licencia que puede alcanzar los 100.000 euros de multa.

Hablar de Radio Kras es hablar de una comunidad que ha ido cambiando a lo largo de estas tres décadas, pero también es indefectiblemente hablar de Falo Marcos. Este educador social se estrenó en las ondas con un programa de música en el que sólo hablaba para decir el nombre del grupo y la canción. Treinta años después, ha realizado incontables horas radiofónicas en las que el protagonismo lo ha tenido los activistas de los movimientos sociales, periodistas comprometidos con los derechos humanos, artistas independientes y, en definitiva, la sociedad civil. El inconfundible reportero de gafas redondeadas a lo Jonh Lennon que, cuando no está acompañando a las jóvenes en situación de vulnerabilidad con las que trabaja, podemos encontrarnos retransmitiendo en directo desde el móvil manifestaciones o desahucios, enseñando a hacer radio a colectivos sociales o entrevistando desde unos controles que han dado buena cuenta de la historia social de esta, otrora, ciudad industrial, referente cultural alternativo, tierra de resistencias.

Fue en el contexto de los años 80 cuando nació Radio Kras, muchos de cuyos promotores participaron en la Coordinadora Asturiana por la Insumisión, una iniciativa que vista desde estos días, parece un ejemplo a estudiar por su capacidad para unir y fusionar numerosos colectivos de izquierdas para la consecución de unos mínimos en común. En Asturias, unas cincuenta personas pagaron con prisión su insumisión al servicio militar y Radio Kras se convirtió no sólo en un portavoz de este movimiento antimilitarista, ecologista y feminista, sino también en un puente de comunicación entre los reclusos en la cárcel de Villabona y sus allegados, que le mandaban mensajes desde programas coordinados por objetores ya liberados a través de sus ondas.

Ahora, recién aprobada la Ley Mordaza, condenada en un informe de las Naciones Unidas que recuerda que “Los derechos a manifestarse pacíficamente y expresar colectivamente una opinión son fundamentales para la existencia de una sociedad libre y democrática”, tenemos también que hablar de procedimientos sancionadores y pliegos de cargos contra el derecho a comunicar y a la libertad de expresión. Conceptos de difícil encaje teórico y, sin embargo, amigos en estos tiempos. Radio Kras se enfrenta a una multa de entre 100.001 y 200.000 euros por emitir sin licencia a partir de un procedimiento sancionador de la Dirección General de Economía e Innovación, dependiente de la Consejería de Economía de Asturias, y que tiene como origen un Acta de Inspección de la Jefatura Superior de Telecomunicaciones de Asturias, dirigida desde 2012 por José Antonio Díez Menéndez, dependiente en este caso del Ministerio de Industria.

Encuentros de Radios Libres en 1990 La denuncia se basa en la falta de licencia para emitir de la radio comunitaria, una licencia que ya había sido pertinentemente solicitada hace 3 años siguiendo los criterios de la Ley General Audiovisual aprobada en 2010. Esta ley reconocía por primera vez los medios comunitarios, siguiendo las recomendaciones de las Naciones Unidas, el Parlamento Europeo y otras entidades supranacionales de fomentarlos y apoyarlos como piedras angulares para la consolidación de la democracia. Unos medios sin ánimo de lucro que la UNESCO reconoce como el resultado de “los movimientos populares que luchan por lograr un espacio importante en la participación ciudadana y exigir el derecho a poseer y operar medios libres de toda interferencia política o comercial”.

Esta misma ley de 2010 determinaba el plazo de un año para el desarrollo reglamentario que permitiera el acceso a las licencias -a las que tenía derecho las emisoras comunitarias existentes antes de 2009–. Una normativa que el gobierno de España sigue sin desarrollar cinco años después. Fue cumplido este plazo de un año establecido por la ley, cuando Radio Kras solicitó su licencia después de que la misma Jefatura que ahora la ha denunciado enviara cartas a las comunidades de vecinos y a los ayuntamientos que habían cedido espacios municipales a las radios comunitarias exigiéndoles que identificaran a las que emitían desde sus edificios así como a sus propietarios. De lo contrario se enfrentarían a multas de hasta medio millón de euros.

Carta enviada por la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones al Ayuntamiento de Mieres para que identifique a los responsables de Radio Nava, a los que había cedido un espacio municipal

Mientras que en el resto del Estado español las más de 150 radios comunitarias existentes siguen emitiendo sin contratiempos, en Asturias la Jefatura de Telecomunicaciones de Asturias ya ha condenado al cierre a la veterana Radio Nava y ha denunciado a Radio Ujo, Radio Qk y a Radio Kras.

En el caso de Radio Nava, un medio comunitario que este año habría cumplido 18 años de existencia, ha tenido que cerrar después de ser multada con 30.000 euros por emitir sin licencia. Una emisora creada por la asociación sin ánimo de lucro Aúpate con el fin de ayudar a las personas drogodependientes y fomentar la prevención, generando espacios en los que los afectados encontraran nuevos entornos y dándoles la oportunidad de entusiasmarse con un medio tan empoderador como la radio. De hecho, esta asociación ha organizado tres congresos nacionales de drogodependencia y prevención. Al igual que Radio Kras, acogiéndose a la Ley Audiovisual de 2010, Radio Nava solicitó la licencia que tendría que concederle el gobierno asturiano después de que el central le traspasara nuevas licencias. Algo que no ocurre desde  2010. Pese a haber recurrido la sanción al Ministerio de Industria, Radio Nava recibió la cuantiosa multa en 2014. Por recomendación de su abogado, no sólo dejaron de emitir, sino que han disuelto la asociación, donado sus bienes a otra asociación sin ánimo de lucro y hace un mes incluso cesaron de emitir por Internet. “Sería muy triste que después de casi dos décadas trabajando como voluntarios para una radio con fines sociales, tuviéramos que encima terminar pagando una multa los miembros de la Junta Directiva”. Su abogado no lo descarta.

Radio Qk y Radio Ujo, que lleva emitiendo en la cuencas mineras desde 1987, también se enfrentan a denuncias por emitir sin licencia. Y la última en enfrentarse a esta situación es Radio Kras, cuatro radios comunitarias afectadas por la indefensión jurídica que ya ha comunicado en reiteradas ocasiones la Defensoría del Pueblo Español a la Secretaría de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (SETSI), así como la Red de Medios Comunitarios. Se les exige contar con unas licencias que no les otorgan, condenándoles al cierre o la clandestinidad. Teniendo como seña de identidad la autogestión sin ánimo de lucro y el voluntariado, las multas son la forma más limpia y eficaz de acabar con ellas. “Aquí no estamos hablando de tener licencia o no, sino del derecho fundamental a la comunicación y a la libertad de expresión, aclara Marcos de Radio Kras.

Estudios de Radio Kras Según varias fuentes, a su llegada a la Jefatura de Telecomunicaciones, José Antonio Díez Menéndez, se presentó en un encuentro con representantes de las radios comerciales como el que iba a limpiar el radial de Asturias de “radios ilegales”. Sin embargo, hasta el momento su principal foco de atención han sido las radios comunitarias, sin ánimo de lucro, integradas por personas voluntarias y amparadas legalmente. Mientras, siguen emitiendo radios sin licencias y que obtienen beneficios económicos mediante la emisión de publicidad, como es el caso en Gijón de la radio de Jiménez Losantos Esradio Libertad Digital o Viva FM, con la que guarda parentesco empresarial. Esta radio de curiosa genealogía demuestra cómo las frecuencias radiofónicas, un espacio público que debería ser gestionado con transparencia y con el bien general como objetivo final, se ha convertido en otro ámbito para la especulación.

En 2002 nace Medea FM, una radio de contenidos musicales que pese a no contar con licencia, consiguió una amplia audiencia gracias a la emisión de mensajes de los oyentes. Tras una campaña de recogida de firmas, recibió una licencia en el último concurso público realizado en 2010. Una convocatoria que según declaró representantes del gobierno asturiano a la prensa en su momento, “establecía una puntuación de 0 a 100 puntos para las empresas concurrentes de los que hasta 30 correspondían a fomento cultural; hasta 20 a contenidos y hasta 10 a pluralismo informativo, viabilidad económica, técnica, compromiso de no cesión a terceros y acceso a nuevas empresas”. Pese a éste último criterio, MEDEA FM –que luego se llamó GigaRadio–, propiedad de Soninorte S.L., cerró en febrero de 2013 y traspasó su frecuencia a la radio de Jiménez Losantos, Esradio Libertad Digital, con la que emite desde marzo de ese mismo año en Oviedo. Esto fue posible gracias a que la Ley Audiovisual de 2010, posterior al concurso de Asturias, autorizaba por primera vez la venta, alquiler o cesión de las licencias. Sin embargo, seguimos desconociendo la cuantía y la forma jurídica de este traspaso así como con qué licencia Jiménez Losantos emite en Gijón en la frecuencia 105.2.
Periodismo Humano se ha puesto en contacto con EsRadio Libertad Digital Asturias para preguntarle los términos en los que se hizo ese traspaso. “Esa información no se la puedo hacer llegar” nos dieron por toda respuesta con tono airado antes de colgarnos. Llama la atención que en 2012 la Junta de Andalucía y la Generalitat sí que impidieron seguir emitiendo en sus comunidades autónomas a Esradio Libertad Digital por carecer de licencia.

En octubre de 2014, Jiménez Losantos realizó su programa en el Teatro Jovellanos de Gijón. Tras negar en varias ocasiones ante la prensa haber pagado por este programa, el gobierno municipal de FORO (el partido creado por el exministro del Partido Popular Francisco Álvarez Cascos) terminó admitiendo que había pagado 22.000 euros en conceptos de cuñas publicitarias, una práctica habitual cuando se hacen programas radiofónicos específicos sobre una ciudad. Según concejales de los partidos en la oposición, PSOE y PP, se llegó a pagar más a través de otras empresas municipales. De nuevo, la falta de transparencia se hace evidente al negarles el equipo de gobierno a estos concejales acceder a los expedientes de la contratación con EsRadio Libertad Digital. Una radio que según el listado oficial del Ministerio de Industria del Gobierno de España  estaría emitiendo ilegalmente en Gijón al no contar con frecuencia asignada. Algo que, insistimos, tampoco han querido aclararnos desde la propia emisora ni desde la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones ni desde el Ministerio de Industria ni desde Dirección General de Economía e Innovación del Principado de Asturias.

Mientras, Diego Rodríguez, como promotor de la comunitaria Radio Nava, espera que su situación se resuelva y no tener que hacer frente a esa multa de 30.000 euros. “Estamos en la alegalidad porque no nos permiten acceder a la legalidad (..) Nos dicen que nos presentemos a los concursos como las comerciales, pero para eso tienes que tener un fondo de 30 o 40.000 euros. Si hubieran desarrollado la ley de 2010, habríamos salido de esta situación ya”. Tanto la Asociación Mundial de Medios Comunitarios, como la Red de Medios Comunitarios hicieron público su rechazo al cierre de Radio Nava.

Otro caso paradigmático del problemático espectro radiofónico asturiano es la desaparecida Radio Sele, un medio comunitario desarrollado íntegramente en asturiano al que le fue adjudicado una licencia en 1998. Un año más tarde, el gobierno autonómico se la retiró aludiendo cambios en las bases del concurso público. En 2006, siete años después, la justicia se pronunció a favor de Radio Sele declarando la modificación del concurso como ilegal y obligando a la devolución de la licencia a su adjudicatario original. Nueve años más tarde de esa sentencia, los integrantes de Radio Sele siguen esperando que les devuelvan su licencia y su frecuencia, en la que en ahora emite Punto Radio.

Imagen de VivaFM difundida por sus redes sociales

Siguiendo con el devenir de Medea FM, tras la cesión de su licencia a EsRadio Libertad Digital para emitir en Oviedo, su propietario creó Viva FM, que empezó a emitir en noviembre de 2013 en la frecuencia 108, empleada por la comunitaria Radio Nava. Tras pedirles los responsables de la radio comunitaria que cambiaran de dial para no bloquearles su emisión y recibir por ello algunos mensajes despreciativos por Facebook, finalmente cambiaron a los diales 98.7 y 89.6, que tampoco aparecen recogidos en el listado del Ministerio de Industria de licencias y frecuencias concedidas en Asturias. Pese a que nos hemos puesto en contacto en reiteradas ocasiones y por diversas vías con sus responsables, no hemos tenido más respuesta que un mensaje por whatsapp que reproducimos a continuación:

Periodismo Humano se ha puesto en varias ocasiones en contacto con la Jefatura de Telecomunicaciones de Asturias para conocer su política con las radios comunitarias y aclarar la situación de Esradio Libertad Digital y su relación con Soninorte S.L. así como la nueva radio, Viva FM. Tras negarse a ponerse al teléfono en varias ocasiones, terminó negándose a responder a nuestras preguntas “por razones de confidencialidad de la Ley de protección de datos”  y derivándonos a la Delegación de Gobierno, donde se mostraron sorprendidos ante esta indicación ya que la Delegación “no tiene nada que ver con este asunto”.

Igualmente nos pusimos en contacto con la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones, institución de la que depende la Jefatura, donde de nuevo se mostraron confusos por la negativa de la Jefatura a darnos información pública ya que, además, según el listado del Ministerio de Industria en el que aparecen las licencias concedidas en Asturias ninguna adjudicataria de las frecuencias en las que emite VIVA FM ni Esradio Libertad Digital en Gijón. En cualquier caso, tras pedirnos que enviáramos estas cuestiones vía email por escrito, no hemos recibido respuesta ninguna.

Puesto que la denuncia interpuesta por la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones contra Radio Kras fue incoada por la Dirección General de Economía e Innovación del Principado de Asturias, al contrario que las recibidas por Radio Nava o Radio Ujo que fueron tramitadas a través de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (SETSI), dependiente del Ministerio de Industria, intentamos igualmente recibir explicaciones a través de su gabinete de prensa. Tras hablar con su responsable y mandarle las siguientes cuestiones vía email como nos pidió, doce días después seguimos sin recibir respuesta alguna, pese a las llamadas diarias realizadas recordándoselo. El cuestionario, que ante su silencio le hemos vuelto a enviar a través del Registro del Gobierno del Principado de Asturias,  es el siguiente:

    • Según publicó en su web Esradio Libertad Digital, empezó a emitir en Asturias gracias a un acuerdo con VIVA Publicidad, pero según el listado de licencias concedidas en Asturias, por la frecuencia en la que emite, se trataría de Soninorte, asignataria de una licencia en el concurso de 2010. ¿Con qué criterios se aprobó desde el Gobierno del Principado de Asturias esta cesión de la licencia? ¿Este negocio jurídico se hizo a través de arrendamiento o venta? Al tratarse de la concesión de una licencia para la explotación de un espacio público, el espacio radioeléctrico, ¿el acuerdo económico alcanzado por las dos partes no debe ser público? ¿Por qué cantidad económica?
    • En Oviedo, EsRadio Libertad Digital emite con la frecuencia de Soninorte, 93.2, pero en Gijón lo hace con 105.2. ¿Tienen licencia para emitir desde esta frecuencia? En caso afirmativo, ¿qué empresa era la adjudicataria de esa licencia?
    • Tras cerrar Medea FM su responsable creó hace dos años VIVA FM que emite, incluida publicidad, en las frecuencias 98.7  y 89.6. ¿Si no ha habido concurso público desde 2010, con qué licencia está emitiendo?
    • Según la Ley Audiovisual de 2010, la primera que reconocía las radios comunitarias, aquellas que acreditaran emitir desde antes de 2009 tenían derecho a una licencia. Desde la Administración asturiana se ha expuesto en varias ocasiones que no pueden concedérselas porque se las tiene que dar el gobierno central. ¿Tiene Asturias previsto desarrollar un decreto autonómico que regularice su situación y acabe con la indefensión jurídica que sufren las radios comunitarias? Si es así, ¿cuándo?
    • ¿Cuántas radios estiman que están emitiendo sin licencia en Asturias? ¿Cuántas de ellas emiten publicidad y/o tienen ánimo de lucro? ¿Cuántas estiman que son radios comunitarias, sin ánimo de lucro?

Mientras se elaboraba este reportaje que no tenía que haber requerido más que un par de días si las administraciones nacional y autonómica hubieran respondido a nuestras preguntas, han pasado más de dos semanas. En este tiempo, parte de sus responsables políticos nos han obsequiado con numerosos discursos sobre su sed de poner en marcha políticas de transparencia. Se han aprobado las leyes Mordazas, pero una vez más, desde los gobiernos nacional y autonómico nos han demostrado que ya antes de ésta, la mejor manera de impedir a los periodistas que hagamos nuestro trabajo es simplemente obviándonos. Y esto, insistimos, no se trata de una cuestión gremial sino de un ninguneo a usted, ciudadano/a. Aunque este silencio en torno al ecosistema radiofónico en Asturias no sea el más preocupante para la ciudadanía, se trata de un ámbito público como la educación, la sanidad o el transporte público. Y por tanto, su conocimiento debe ser público y fácilmente accesible.

Radio Kras en Semana Negra

Pero sí sabemos que en su 30º aniversario Radio Kras se enfrenta a una sanción de hasta 100.000 euros por emitir sin licencia, cuando por ley debería tenerla ya por ser comunitaria y llevar emitiendo desde antes de 2009. Sus integrantes preveen una nutrida respuesta social, no sólo en Asturias, sino también desde otras comunidades autónomas. Precisamente la radiodifusión en red así como el acompañamiento mutuo son señas de identidad de las radios comunitarias. En Gijón, donde en unas semanas empezará el festival cultural Semana Negra, muchos recuerdan con añoranza los años en los que Radio Kras llenaba del más variado público su carpa con conferencias, debates y proyecciones sobre soberanía alimentaria, comercio justo, feminismos, altermundismo, antimilitarismo, arte alternativo… Movimientos como el 15M, los No a la guerra del Golfo, de Sarajevo o de Irak, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca -que tiene un programa semanal en la emisora-, la defensa de los servicios públicos o la movilización contra la Ley Mordaza no habría tenido quien los contara desde sus integrantes sino hubiera existido Radio Kras. Ahora todos son krasianos, como se llamó la revista que durante años editó la misma. “Siempre entendimos la radio no sólo como un medio de comunicación, sino también como una forma de implicación en campañas, en la sociedad”, explica Falo Marcos.

Durante años, la asociación que promueve Radio Kras organizó conjuntamente con Acsur Las Segovias, Ecologistas en Acción, Ingeniería Sin Fronteras, el Ateneo Obrero y la Sociedad Cultural Gijonesa, entre otros, cursos, jornadas y conferencias dirigidos a fomentar la reflexión y el espíritu crítico. Por todo ello, este nuevo obstáculo no empañará la celebración de su 30º aniversario, advierte Marcos, “sino que vamos a pelearlo también desde la celebración y desde la oportunidad que nos da este procedimiento sancionador de dar a conocer lo absurdo de esta situación de indefensión jurídica y de alegalidad en la que vivimos las radios comunitarias”.

Actualización 14 de julio de 2015

Jiménez Losantos recibe fondos públicos emitiendo ilegalmente mientras el gobierno amenaza a radios sin ánimo de lucro con multas de hasta 200.000 euros en Asturias

  • El Ayuntamiento de Gijón, gobernado por FORO, pagó al menos 22.000€ a la radio de Jiménez Losantos pese a estar emitiendo sin licencia en Asturias. 
  • La Consejería de Economía y Empleo de Asturias amenaza con multas de hasta 200.000€ a radios comunitarias y sin ánimo de lucro que llevan emitiendo treinta años, como Radio Kras y Radio Qk.  

Como explicamos en el reportaje publicado hace una semana, el 3 de julio, al no obtener respuesta por parte de la Dirección General de Economía e Innovación sobre las condiciones en las que está emitiendo la radio de Jiménez Losantos, EsRAdio Libertad Digital, en Asturias (frecuencias 93.2 en Oviedo y 105.2 en Gijón), les hicimos llegar las cuestiones a través del Registro del Gobierno autonómico a la Dirección General en cuestión así como a la Consejería de Economía y Empleo de la que depende. Hoy hemos recibido su respuesta vía correo postal.

Pese a que como contamos, EsRadio publicó en su web que empezaba a emitir en Asturias gracias a un acuerdo alcanzado con VivaPublicidad, vinculada con Soninorte S.L, adjudicataria de una licencia en el último concurso público realizado para la concesión de licencias de emisión radiofónica, en 2010, la Consejería de Economía nos confirma que:

  • La Consejería de Economía y Empleo declaró la caducidad del procedimiento administrativo en el que Soninorte S.L. adquirió la condición de adjudicataria provisional el 15 de noviembre de 2013.
  • La frecuencia 93.2, en la que emite en Oviedo EsRadio desde marzo de 2013, no ha sido otorgada a ninguna persona física o jurídica y que será objeto de adjudicación en el próximo concurso que se convoque.
  • La frecuencia 105.2 en la que emite EsRadio en Gijón, tampoco ha sido adjudicada a ninguna entidad.
  • Que tampoco VIVA FM cuenta con ninguna licencia para emitir en Asturias. VIVA FM, como explicamos ampliamente en el reportaje, fue creada por el mismo empresario que creó MEDEA FM, emisora que emitió sin licencia y recibió ingresos por vender espacios publicitarios desde 2002 hasta el 2010. En este año fue adjudicataria de una licencia a nombre de Soninorte S.L. Tras ceder su frecuencia -desconocemos bajo qué acuerdo a la radio de Jiménez Losantos–, creó VIVA FM, que está emitiendo sin licencia desde entonces mientras recibe ingresos por publicidad.

Por tanto, la radio de Jiménez Losantos, que se anuncia en grandes vallas publicitarias a la entrada de Oviedo, lleva emitiendo sin licencia desde marzo de 2013 en Asturias. Pese a ello, en octubre de 2014 realizó un programa en el Teatro Jovellanos de Gijón por el que ha ingresado del Ayuntamiento de la ciudad 22.000 euros, según confirmó el equipo de gobierno de FORO en concepto de cuñas radiofónicas. Los grupos de la oposición PSOE y PP, denunciaron ante la prensa local que la cuantía pudo alcanzar hasta 37.000 euros a través de otras empresas municipales pero que no tenían forma de confirmarlo porque el equipo de gobierno no les había permitido el acceso a la documentación de esta contratación.

Respuestas a nuestras preguntas de la Consejería de Economía y Empleo después de que tuviéramos que presentarlas por Registro del Gobierno ante su negativa a respondernos

Graciano Torre González, consejero de Economía y Empleo, nos responde igualmente en este escrito al margen que tiene el del Gobierno del Principado para atajar la indefensión jurídica de las radios comunitarias que, por ley, aquellas que emiten desde antes de 2009, tendrían derecho a unas licencias que no se están concediendo. Mientras que en el resto del territorio español no se les está multando por entender que no se les puede exigir una licencia que no se concede, en Asturias la Jefatura Provicial de Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Industria, ha denunciado a Radio Kras, Radio Qk y Radio Ujo, por lo que se enfrentan a multas de hasta 200.000 €, y ha provocado el cierre de Radio Nava tras sancionarle con 30.000 euros. Mientras que en el caso de Radio Ujo y Radio Nava, el responsable de la Jefatura dirigió su denuncia a la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, dependiente del Ministerio, las de Radio Kras y Radio Qk han sido incoadas a través de la Dirección General de Economía de Innovación del Principado de Asturias, que tiene la obligación de desarrollarlas, una vez recibidas. Graciano Torre expone que “la falta de otorgamiento de licencias para la prestación de estos servicios no se debe a una dejadez de la Administración Autonómica sino a una falta de disponibilidad de las frecuencias necesarias en las que ubicar estos servicios cuya planificación corresponde en todo caso al Ministerio de Industria, Energía y Turismo”.

Extracto del pliegue de cargos expedido por la Consejería de Economía y Empleo contra Radio Kras

 Ver también

Comunicado de Radio Kras ante la amenaza de multa y cierre de la emisora 

Recogida de firmas para pedir la retirada de expediente sancionador a radios libres asturianas 

Adhesiones de asociaciones, entidades o colectivos que quieran sumarse al manifiesto de apoyo escribir a kraspodcast@gmail.com

1 comentario

  1. Oferta de préstamo entre particular serio Mail:
    Concedo de préstamo entre particular que va de 4.000€ a 750.000€ a todas persona seria y que se encuentra realmente en la necesidad. Quiere contactarme si la necesidad es hacer sentir para más de amplia información: Mail:

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Juan José Téllez

“Una sola vida merece la actuación urgente de los equipos de Salvamento Marítimo de uno y otro lado de la costa” Juan José Téllez

Manifiesto leído durante una concentración “No más muertes. Por un estrecho solidario” organizada por Algeciras Acoge en recuerdo de las [...]

Sociedad civil

image

El papel de los desmovilizados en el nuevo proceso de paz colombiano bottup - periodismo ciudadano

Ayer se anunció en Colombia el inicio formal de un proceso de paz entre el Gobierno y las FARC La promesa es no cometer los errores del pasado y los errores [...]
image

Un millón de personas piden #salvaelartico Greenpeace

Ayer en nuestra oficina de Amsterdam, recibimos un fax urgente de Shell. Una de las compañías petroleras más poderosas del mundo, y contra la cual todas [...]

De referencia

En libertad Ibrahim Halawa, irlandés recluido ilegalmente durante cuatro años Aminstía Internacional

La puesta en libertad, hoy, del ciudadano irlandés Ibrahim Halawa es una clamorosa victoria para quienes han hecho campaña en su favor y pone fin a sus [...]

Final narrativo, empieza el trabajo Ramón Lobo

A las cinco de la mañana del 17 de agosto he puesto el punto final narrativo a una novela que arrancó en Roma en el verano de 2010. Prometía rapidez [...]
-->