Sociedad

El fotógrafo invisible

Yo antes hacía bodas. Una vez, un invitado me dijo: ‘tú debes ser buen fotógrafo’. Yo le dije: ‘¿por qué?’. Y me contestó: ‘porque no se nota que estás‘”. Antes de responder a esa pregunta del público, a la que le pide que explique cómo trabaja sobre el terreno, Sergi Cámara se aleja del micrófono, recostándose ligeramente sobre la silla. Piensa la respuesta y vuelve a incorporarse. “Lo importante es ser respetuoso, mirar de tú a tú, a la misma altura. Con igualdad, pidiendo permiso, siendo sincero. No intentando engañar a tu contacto, no intentando joderle”.

Sigue leyendo en el Especial Encuentro Internacional de Foto y Periodismo Ciudad de Gijón

Fuente: fotoyperiodismogijon.com

Más info sobre

, ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie