Sociedad

La muerte de un compañero

Los restos de Miguel son sacados de la morgue. Freetown (Sierra Leona), 25 de mayo de 2000. Fotografía de Gervasio Sánchez

Por la mañana temprano entré en la morgue de Freetown. Allí, sobre una losa de mármol, yacía el cadáver de mi compañero Miguel Gil Moreno, muerto en una emboscada (…) Me quedé petrificado durante los primeros minutos.

Fuente: Los Desastres de la Guerra

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie