ocultar/mostrar banner

Sociedad

La Guardia Civil de Melilla detiene a una periodista y la acusa de “subir inmigrantes al coche”

La Guardia Civil ha detenido a una periodista mientras cubría información sobre un salto de inmigrantes a la valla de Melilla. La acusa de delito "contra libertad de los trabajadores" por "subir inmigrantes al coche". Su abogado ha confirmado que ella lo niega.

Valla de Melilla 2014. (Javier Bauluz)

Actualización

El juez decreta la libertad de la periodista Ángela Ríos, detenida y acusada por la Guardia Civil de Melilla

AUDIO. Entrevista con Ángela Ríos en libertad, realizada por Javier Bauluz, director de Periodismo Humano.

El relato de Ángela

A las 5 y cuarto de esta madrugada han sonado por primera vez, después de mucho tiempo, las sirenas de la valla. Me apresuré para salir y de camino al CETI me encontré a cuatro personas subsaharianas corriendo en sentido contrario. Habían alcanzado suelo español y al grito de “África, África”, me preguntaban por el Centro de Estancia Temporal (CETI).

Bajé del coche, cogí la cámara que la tenía en el maletero y les señalé la dirección que tenían que seguir. Empezaron a correr y no me dio tiempo a hacerle la foto; así que me dispuse a pararme una segunda vez, a unos 100 metros del CETI y adelantarme a ellos para hacer las fotos y vídeos pertinentes.

Me coloqué a un lado de la carretera, paré el coche e hice un paneo siguiendo sus movimientos. Uno de ellos se ve cómo se me acerca y me pregunta, otra vez, por el CETI, a lo que yo señalo la dirección. Acto seguido, me monto en el coche y al arrancar aparece la Guardia Civil que sorprende a los inmigrantes con su velocidad. Ellos se ponen nerviosos, uno de ellos intenta saltar una propiedad privada y los otros tres se esconden debajo del puente, cerca del CETI.

Mientras la Guardia Civil hace su trabajo, yo continúo y llego hasta el CETI, lugar donde me pongo a hablar con los guardias de seguridad.

Recibo una llamada, y durante la conversación veo cómo la Guardia Civil estaciona el coche en la explanada del CETI, cerca del puente y empieza a buscar a los inmigrantes. Continúo con mi conversación con los de seguridad y uno de los guardias civiles se me acerca a pedirme la documentación. Me dirijo al coche (manteniendo la conversación telefónica) y de repente, el guardia me empieza a hablar con otro tono: “¿Quieres colgar el teléfono y darme la documentación?”. Sin decirle nada, colgué y le facilité mi DNI. Se va a su coche, anota los datos y viene el compañero a darme, entre risas, el DNI. Muy amable le doy las gracias y fin. Todo acaba ahí. Dejo mi documentación en el coche y continúo mi conversación con los de seguridad. Ellos, extrañados me preguntan por qué tanta atención hacia los periodistas. Eran las 5.35 h.

No pasa nada nuevo.Los inmigrantes seguían escondidos en el puente y a lo lejos, en la valla, se podían escuchar gritos, golpes en la valla y cantos de alguno de ellos.

A las 6.30 h. llega una patrulla de la GC y me dicen que les acompañe a la Comandancia. Uno de ellos va en su vehículo y el otro me escolta hasta dicho lugar en mi propio coche.

Llegamos a la Comandancia y antes de entrar puedo hacer una llamada diciendo que me habían llevado ahí. Una vez dentro me informan que he sido detenida por llevar a inmigrantes en el coche y que la denuncia ha sido puesta por la pareja de GRS que me pidieron la documentación.

Me meten en los calabozos en torno a las 7.00.

A raíz de ahí, perdí la noción del tiempo. Me limitaba a pensar que ellos tenían las llaves de mi coche y que posiblemente pueden haber borrado todas las pruebas que desmienten la versión de la GC.

Además trabajo en un estudio de fotografía y en el monedero llevaba dinero que había ganado (algo que han usado en versiones posteriores y que relacionan con el SUPUESTO tráfico de inmigrantes). Pero no es así. Tengo facturas del dinero cobrado, porque además de fotoperiodismo, hago bodas, bautizos y comuniones (y demás) para salir adelante.

Me llevan a los juzgados sobre las 14.00 horas.

Declaro ante el juez y éste dicta mi Libertad.

Esperando una documentación judicial, me invita a un cigarro uno de los guardias civiles y me dice que he sido cabeza de turco porque algunos de sus compañeros están imputados por otros asuntos de inmigración, y que yo he pagado por todos.

Y eso ha sido todo. Ahora esperan ver los vídeos y fotos que hice en aquel momento. Lo malo de todo es que la Guardia Civil tiene las llaves de mi coche y puede hacer que esa información tan importante para mí, por cosa de magia, desaparezcan.

Quiero dar las gracias por el apoyo y palabras de aliento. Sólo decir que ha sido en pleno cumplimiento de mi labor como periodista. Y solo espero que esto sirva para que los que vivimos el periodismo de cerca, podamos ejercer con LIBERTAD nuestra labor.

_______________________________

La periodista de la Agencia France Press, Ángela Ríos, fue detenida por la Guardia Civil sobre las 6,30 de la mañana en la puerta del CETI, donde esperaba fotografiar la posible llegada de inmigrantes que hubieran conseguido cruzar la valla en un salto que se produjo a unos 150 metros del centro de inmigrantes, según han informado a Periodismo Humano fuentes próximas a la periodista.

Los guardias la obligaron a meterse en su propio coche y seguirles hasta el cuartel, donde le comunicaron que estaba detenida por un delito contra la “libertad de los trabajadores”, penado con 6 meses a 6 años de cárcel, supuestamente por haber subido inmigrantes a su coche.

Ángela Ríos trabajando cerca de la valla de Melilla. (Antonio Ruiz)

Una hora antes de su detención, la periodista, que ha hecho guardia durante las noches de muchos meses para cubrir la valla de Melilla, se encontraba patrullando la zona en coche cuando vio a varios inmigrantes que se dirigían hacia el CETI y que le hacían gestos. Ella les hizo un ademán de saludo con el brazo, les tomó unas fotos corriendoy continuo. También se percató de que detrás iba un coche de la Guardia Civil. Una hora más tarde fue detenida en la puerta del CETI.

Su abogado ha presentado un “habeas corpus” por detención ilegal y ha podido hablar con ella. Se espera que sea puesta a disposición judicial esta tarde.

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) y su grupo regional en Europa (FEP), informados por la FeSP, han emitido un comunicado conjunto en el cual “se unen a sus afiliados españoles para demandar la puesta en libertad de la fotoperiodista de la Agencia France Press (AFP) Ángela Ríos Vicente, que fue detenida esta madrugada en Melilla y acusada de “favorecimiento de la inmigración” por la Guardia Civil, según AFP

La Agencia France Press ha pedido explicaciones al Gobierno español por la detención de la reportera y ha emitido esta nota:

“Una fotógrafa colaboradora de la Agencia France-Presse en el enclave español de Melilla, en Marruecos, ha sido detenida este miércoles por la mañana por la Guardia Civil, acusada de transportar inmigrantes en su automóvil, lo cuál desmiente tajantemente, según su abogado.

Ángela Ríos Vicente, española de 30 años y cuyas fotografías de inmigrantes intentando saltar la valla fronteriza de Melilla se han publicado en varias portadas de los medios, fue arrestada hacia las 05h00 locales.

“Está detenida y será puesta a disposición judicial por favorecimiento de la inmigración”, declaró a la AFP Juan Antonio Martín Rivera, un subteniente de la Guardia Civil encargado de relaciones con la prensa, asegurando que Ángela Ríos no fue detenida por ejercer su labor informativa.

“No estaba haciendo fotografías. Tras un intento de salto de madrugada, llevaba a cuatro (inmigrantes) subsaharianos en un coche hacia el CETI”, afirmó el subteniente, en alusión al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), donde son recluidos los inmigrantes que llegan ilegalmente a territorio español.

Melilla. Campo de Golf a los pies de la valla fronteriza. (Javier Bauluz / Periodismo Humano)

Ángela Ríos se había trasladado a ese lugar para cubrir un intento de entrada a suelo español de unos 70 inmigrantes clandestinos. Finalmente, cinco de ellos pudieron saltar la valla, según la Delegación del Gobierno en Melilla.

En un comunicado enviado sobre las 11H30, la delegación asegura que los inmigrantes, vistos a bordo del coche, consiguieron escapar y los agentes “sólo consiguieron interceptar a la mujer que conducía el automóvil”.

Según su abogado, Antonio Zapata, que pudo hablar con ella, la fotoperiodista dijo haberse cruzado mientras conducía con “un grupito de inmigrantes que gritaba ‘África, África’” y entendió que buscaban el CETI.

Entonces ella les señaló con la mano la dirección del centro y se bajó del coche para tomar algunas fotografías de los inmigrantes corriendo.

Fue después, a su llegada al centro, cuando fue identificada y se le pidió que siguiera a los guardias civiles hasta la comandancia de la Guardia Civil donde fue detenida, prosiguió el abogado.

El director de la Agencia France-Presse en España, Patrick Rahir, se ha dirigido a los servicios de la presidencia del Gobierno en Madrid para pedir explicaciones sobre estas acusaciones contra la fotoperiodista. 

“Esperamos que sea sólo un malentendido y que nuestra colaboradora pueda recuperar la libertad lo antes posible”, dijo”.

 

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

3 comentarios

  1. Angelo

    Nadie se arriesga a detener a una persona ilegalmente, máxime cuando la detención no ha sido en el acto, primero la han identificado y posteriormente ha sido detenida. Eso quiere decir que después ha pasado algo. Pudiera ser que hayan visualizado las grabaciones y que hayan visto algo algo raro o ilegal, me pregunto. En definitiva, dejemos actuar a la justicia. Eso sí, por favor pongan la resolución de como queda este caso. Periodismo humano se caracteriza por ser un medio de comunicación algo extremos, anarquista y en contra del orden de la convivencia normal de la sociedad. Por no decir que son un medio de comunicación que apoya a la extrema izquierda, cosa que no puedo afirmar, pero no es objetivo en sus informaciones.

  2. Enrique

    Angelo,
    Vive usted en los mundos de Yupi.

  3. Jorge

    Angelo, se nota que usted no vive en este país o no ha lidiado nunca con los de las pistolas. Aquí en España las cosas se hacen como se hacen y por eso tenemos este sistema tan podrido. Los métodos se han heredado y las formas han regresado también del pasado. Angelo aquí se pasan tus derechos por el forro y atente a las consecuencias si llevas la contraria… así funciona desgraciadamente. Y luego están los jueces que según vas subiendo peor gente y mas corruptos son, aunque pienso que muchos de ellos obedecen porque están “avisados”.

    https://www.change.org/p/juez-de-instrucci%C3%B3n-no-12-de-palma-de-mallorca-alcalde-de-llucmajor-y-guardia-civil-devolverme-mi-propiedad-intelectual-y-mis-objetos-personales

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa