Economía

No queremos que nos vuelvan a encerrar

Los usuarios de la Residencia Sant Salvador de Tarragona protestan porque "el nuevo cálculo de copago del decreto BSF/130/2014 de la Generalitat provocará a los que vivimos en una residencia de discapacitados una dramática bajada de nuestros recursos económicos para poder enfrentar los gastos diarios.

Imagen de previsualización de YouTube

Los usuarios de la Residencia Sant Salvador de Tarragona protestan porque “el nuevo cálculo de copago del decreto BSF/130/2014 de la Generalitat de Catalunya provocará a los que vivimos en una residencia de discapacitados físicos una dramática bajada de nuestros recursos económicos para poder enfrentar los gastos básicos diarios. Las personas con discapacidad tenemos gastos similares al resto de ciudadanos y otros suplementarios como demuestran diferentes estudios recientes. No queremos que nos vuelvan a encerrar al no poder seguir estando integrados en la sociedad por falta de los recursos mínimos. Nos quedarían de media 130 euros mensuales
para hacer frente a todos nuestros gastos personales de farmacia, cuidadores, médicos, aseo, etc”


Si no lo mueves, no lo sabrá nadie