ocultar/mostrar banner

Mujeres

“Si no rectifican, habrá más trenes de la libertad contra la reforma de la ley del aborto”

El Tren de la Libertad, la iniciativa asturiana que llegará a Madrid el 1 de febrero para manifestarse contra la ley del aborto del gobierno de Rajoy, ha conseguido en apenas tres semanas movilizar a decenas de grupos de feministas en España, Italia, Francia, Inglaterra, Bruselas o Ecuador.

Hablamos con Begoña Piñero, integrante de la asociación Tertulia Feminista Les Comadres, impulsora de la protesta junto a Mujeres por la Igualdad de Barredos.

Imagen de la iniciativa El tren de la libertad

Rodeada de flores, Begoña atiende una llamada telefónica. Desde Bruselas una mujer pregunta si hay un viaje organizado desde allí para ir a Madrid el 1 de febrero para sumarse a El Tren de la Libertad. La floristera Begoña Piñero Hevia es una de las integrantes de la histórica asociación asturiana feminista Tertulia Les Comadres que junto a Mujeres por la Igualdad de Barredos idearon en un almuerzo en Pola de Lena esta iniciativa para protestar contra la ley del aborto del gobierno de Rajoy. Nunca imaginaron que en apenas unos días agotarían las 150 plazas apalabradas con Renfe para el recorrido Gijón-Madrid, ni que en apenas un par de semanas decenas de grupos de mujeres de todo el país se movilizarían para sumarse a la propuesta. Mucho menos que 60 mujeres francesas hayan decidido trasladarse hasta la capital de España para apoyar lo que consideran una ignominia, ni que feministas inglesas, belgas, italianas o ecuatorianas hayan convocado concentraciones en sus países en solidaridad para el mismo día. Todo ello quedará recogido, además, en un documental rodado por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales.

Begoña Piñero en su floristería (P.S.)

“Fue en una comida como tantas otras. Estábamos hablando sobre lo que nos está pasando con nuestras libertades, las de las mujeres y los hombres. Y planteamos que teníamos que hacer algo porque hasta ese momento todo lo que salía en prensa, en televisión y en radio era que los barones del PP se oponían a la reforma de la ley, no como nosotras, sino porque no estaban de acuerdo con uno de los supuestos… Y alguien dijo que podíamos ir a Madrid andando. Y respondimos, ¿pero andando? ¿miraste la media de edad que hay aquí?. Así que alguien propuso ¿y por qué no vamos en tren? Y fue así de simple y así de guapo”, nos explica Begoña.

Cada una de las mujeres que se trasladarán en El tren de la libertad el 31 de enero han pagado 90 euros por los gastos del viaje y del alojamiento en Valladolid, donde se reunirán con otras organizaciones feministas que se han unido a la protesta asturiana. Desde allí, volverán a partir hasta la Estación de Atocha de Madrid donde se encontrarán el sábado 1 de febrero a las doce del mediodía con el resto de grupos llegados desde toda España. Las manifestantes se dirigirán entonces a pie al Congreso de los Diputados donde presentarán por registro el Manifiesto Porque yo decido.  A continuación celebrarán una asamblea en la sede de Comisiones Obreras.

Begoña achaca el éxito de la convocatoria a que “el aborto en esta España del siglo XXI, europea, no creaba ningún problema. Y el señor Gallardón se emperró en crear uno. Sentimos rabia, coraje, pero también fuerza para decirles que no, que no pueden crear problemas donde no los hay. A la gente ya no la pueden engañar, porque el tema de las libertades no tiene nada que ver con la economía, sino con la represión, con la ideología, con la Iglesia. El gobierno debería estar para solucionar los problemas que existen: el paro, que la gente se tenga que ir a buscar trabajo fuera, que las eléctricas no puedan subir la luz cada vez que se les ponga en el gorro… Todo esto es lo que nos preocupa. No pueden seguir engañándonos, y la gente está dispuesta a salir a la calle”.

Precisamente Begoña es una de las autónomas que está sufriendo en carne propia cómo “la macroeconomía se está comiendo a la microeconomía. Yo vivo de esta floristería y la subida al 21% de IVA para los productos perecederos no tiene nombre. Bastaría con que salieron a la calle y vieran la cantidad de pequeños negocios que están cerrando”, nos dice detrás del mostrador al que en la media hora que llevamos de conversación no ha llegado aún ningún cliente.

Foto de la comida en la que las integrantes de Tertulia Les Comadres y Mujeres por la Igualdad de Barredos idearon El Tren de la Libertad

“No paramos hasta conseguir la ley del 2010 y que poco nos duró”

Tanto las socias de la Tertulia Feminista Les Comadres como de Mujeres por las libertad de Barredos son veteranas del activismo feminista. Militantes de partidos políticos de izquierda, profesionales, trabajadoras de la universidad y autónomas como Begoña, recuerdan cómo el derecho al aborto ha sido una constante en sus demandas desde su juventud. “La ley del 85 siempre nos supo a poco, jamás dejamos de pedir una ley con la que las mujeres pudieran decidir si querían o no ser madres. Nos vendieron, que probablemente fuese verdad pero yo sentí que nos lo estaban vendiendo, que en aquellos tiempos España no estaba preparada para una ley del aborto como la había en Inglaterra o Francia. Y fuimos pacientes. El Partido Popular, entonces Alianza Popular, votó en contra aunque ahora diga que la defiende. Cuando se planteó la actual ley en el año 2010 la duda que yo tenía era sobre el número de semanas que la mujer tenía para decidir si abortaba o no. Pero pensé que si habíamos podido cambiar la del 85 que no cumplía ninguna de nuestras expectativas, también podríamos mejorar la del 2010 siempre a favor de la libertad de la mujer. Así que no paramos hasta conseguirla, pero que poco nos duró”. Con la llamada ley de supuestos de 1985, la mujer tenía que aducir violación, riesgos para su salud o malformación del feto para poder acogerse al derecho al aborto. Con la vigente ley de salud sexual y reproductiva, la mujer puede interrumpir libremente el embarazo durenta las primeras 14 semanas de gestación, y hasta en la vigésima segunda si el feto sufre malformaciones o si la salud de la madre puede correr riesgos. Las menores de 16 y 17 años también pueden abortar sin el consentimiento de sus padres.

Según una investigación que la Universidad de California ha desarrollado durante 8 años con mil voluntarias, las mujeres que no consiguieron abortar teniendo que seguir adelante con un embarazo no deseado tienen tres veces más posibilidades de caer en la pobreza, de sufrir problemas de salud y caen en una mayor dependencia de las ayudas públicas. En cambio, no se detectó ninguna diferencia en cuanto a salud mental entre las que se habían realizado un aborto y las que no. El 9% de las mujeres estadounidenses a las que se le hizo un seguimiento para este informe dio en adopción a su hijo o hija.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud [pdf], de los 210 millones anuales de embarazos, 80 no son planeados. De ellos, 46 millones son interrumpidos, 19 millones en países donde el aborto es ilegal. Según la OMS, este contexto de aborto inseguro es una de las cuatro causas principales de mortalidad y morbilidad materna que anualmente cuesta la vida a 47.000 mujeres en el mundo.

En varias ocasiones a lo largo de la entrevista Begoña agradece “a todas las mujeres y hombres, pero especialmente mujeres, el trabajo que están haciendo para acompañarnos en el viaje y gritar todas juntas ‘Yo decido”. Y adelanta: “Vamos con el firme deseo de que Gallardón dedida no tocar la ley. No tienen costumbre de rectificar, pero no perdemos la esperanza de que si Gallardón no rectifica, le haga rectificar el presidente Rajoy. Y si no, habrá más trenes de la libertad contra la reforma de la ley del aborto”.

Manifiesto Porque yo decido

Porque yo decido desde la autonomía moral,  que es la base de la dignidad de una persona, no acepto imposición, o prohibición alguna en lo que concierne a mis derechos sexuales y reproductivos y, por lo tanto, a mi plena realización como persona. Como ser humano autónomo me niego a ser sometida a tratos degradantes, injerencias arbitrarias y tutelas coactivas en mi decisión de ser o no ser madre.

Porque soy libre invoco  la libertad de conciencia como el bien supremo sobre el que fundamentar mis elecciones. Considero cínicos a quienes apelan a la libertad para restringirla y malévolos a quienes no importándoles el sufrimiento causado quieren imponer a todos sus principios de vida basados en inspiraciones divinas. Como ser humano libre me niego a aceptar una maternidad forzada y un  régimen de tutela que condena a las mujeres a la “minoría de edad sexual y reproductiva”.

Porque vivo en democracia y soy demócrata acepto las reglas de juego que deslindan derechos de pecados y ley de religión. Ninguna mayoría política nacida de las urnas, por muy absoluta que sea, está legitimada para convertir los derechos en delitos y obligarnos a seguir principios religiosos mediante sanción penal. Como ciudadana exijo a los que nos gobiernan que no transformen el poder democrático, salvaguarda de la pluralidad, en despotismo.

Porque yo decido, soy libre y vivo en  democracia exijo del gobierno, de cualquier gobierno, que promulguen leyes que favorezcan la autonomía moral, preserven la libertad de conciencia y garanticen la pluralidad y diversidad de intereses.

Porque yo decido, soy libre y vivo en democracia exijo  que se mantenga la actual Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo por favorecer la autonomía moral, preservar la libertad de conciencia y garantizar la pluralidad de intereses de todas las mujeres.

9 comentarios

  1. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en “Si no rectifican, habrá más trenes de la libertad contra la reforma de la ley del aborto” [...]

  2. Ana Santiago

    Una de las grandes barbaridades en España es que las feministas estén divididas entre el Tren de la Libertad y la mani del 8 de febrero… Por una vez teníamos que estar de acuerdo, pero como siempre hay sectores muy beneficiados de que estemos tan separadas y que el “nosotras y vosotras” se imponga porque los dos grupos se creen con la verdad absoluta!!!!

  3. Gloria

    Y según esta señoras, ¿cuándo un feto se convierte en un ser humano?, ¿cuándo nos conviene? Ya está bien de relativismo…La mujer es libre para ser madre, y para eso hay decenas de métodos anticonceptivos.. Pero la mujer no es libre para matar, en fin, qué vergüenza que se amparen en la libertad de las mujeres para justificar el asesinato de un no nacido…

  4. Manuela

    Es una cuestión moral y ellos no tienen derecho a gobernar la moral de las personas. Mi libertad empieza donde termina la suya, solo qieren poder. Q se ganen el respeto, el mio no lo tienen. La mujer no necesita q le digan como tiene q vivir su libertad y su moral, basta ya!!

  5. Rosa Serrano

    ?,el embarazo ocurre por si solo o por la concepcion de un ovulo y un esperma?; se abla de luchar por los derechos de libertad de decicion de poder abortar sin ningua ley que lo prohiba a lo cual estoy dea cuerdo soy mujer pero hay un pero una matriz no tiene la autonomia para preñarse por si sola ,en tonces porque no buscar leyes que ejersan responsabilidad directa en los dueños de los espermas,porque se le tresponsabilisa y se enjuicia solo a la mujer ,en ningun lado se habla de responsabilisar a el hombre bajo ninguna ley eceptuando la de la manutencion cosa que no causa que el hombre se eduque en general en las responsabilides que tiene al efectuar un acto sin proteccion .(dejando de lado las enfermedades y irracionalidad para aun seguir creando y apoyando leyes basados en “la moralidad” o/y creencias religiosas(ha esto le llamo conveniencia ideologica).

  6. Paco Gómez de Lora

    ¡Hurra con el tren de la libertad! y gracias a Periodismo Humano por darle el realce que se merece.

  7. Rafael García Jiménez

    El problema de todo esto es que ese ser humano que lleva la mujer en la barriga es un ser humano. Y que por el hecho de estar en su barriga es en esta relación la parte más indefensa.
    Y de siempre, las leyes se han creado para regular la convivencia y proteger a los más débiles.

    Por lo que no veo porque no tiene que tener ese ser humano en formación esa misma protección.

    Sólo pondría una excepción y es la violación. En el resto de los casos se supone que si eres lo bastante adulta para irte a la cama con un hombre y embarazarte, también lo eres para asumir las consecuencias como adulta y no hacer pagar tus errores a tu hijo. O hija.
    No se puede ser adulta para acostarse con cuanto hombre quiera una y después ir llorando cuán niña pequeña para que un abortero te solucione la papeleta.

    En el fondo esto no es más que una faceta del problema principal de la sociedad, y que es que no hay adultos reales, solo adolescentes talluditos que lloran a Papá Estado cada vez que se hacen pupa. Y ahora viene ese mismo papá y les dice que crezcan, y claro, por ahí no.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa