ocultar/mostrar banner

Mujeres

“Si no estás dispuesto a ponerte en la piel del otro, mejor no salgas de casa”

La periodista Mónica Hernández inaugura hoy su exposición MissUniversos, fotografías que ha ido haciendo a mujeres durante sus viajes por más de 60 países

Conversamos con ella sobre la muestra, el viajar solo, el miedo, la empatía, entre otras cuestiones

“Viajo por afición, por vicio, por placer, por necesidad, viajo por perdición, viajo por nada. Viajo sin rumbo, sin mapas, sin guías, sin norte, a veces viajo sin ganas. Viajo para no estar sola, para no morir, para escapar, viajo para buscar, para seguir existiendo, viajera literaria”.

La periodista Mónica Hernández

La periodista Mónica Hernández, colaboradora de Periodismo Humano, inaugura hoy la exposición Missuniversos, en el Centro Municipal Integrado Julián Sánchez “El Charro” en Salamanca, con fotografías de mujeres con las que se ha ido encontrando por sus viajes por más de sesenta países. Retratos espontáneos que esta viajera solitaria define como “mujeres contemporáneas marcadas por el país y la época que les ha tocado vivir. Mujeres que, en su mayoría, no han salido de sus lugares de origen y no saben lo que hay más allá. (…) En Perú me preguntó una indígena si en España teníamos tantas estrellas como allá. No supe qué responder”.

Conversamos con ella sobre el viaje, la soledad, las mujeres y el miedo, entre otros asuntos.

China - Frutos secos "¿Qué derecho tuve a bajarme de aquel barco que surcaba el río Li y robarle una fotoa esta mujer paseando por las estrechas calles de su desangelado pueblo?"

Periodismo Humano. ¿Cuándo empezaste a viajar?

Mónica Hernández. Empecé a viajar en cuanto tuve algo de dinero, con mis primeros trabajos como periodista, mis primeras becas… Comencé viajando por Europa, como casi todo el mundo. Como viajera me siento siempre en todos los lugares desde el minuto uno. Hasta en Madrid, la ciudad donde vivo, a veces me siento así. Creo que ser viajero consiste en sentirse vagabundo, desarraigado, explorador… En no saber muy bien dónde se quiere llegar y no tener ningunas ganas de parar. Algunas veces utilizo los viajes como escapadas “terapéuticas”, como un modo de oxigenarme, como un modo de resurgir… O los utlilizo también para romper con algo que no me gusta. Pienso “en cuanto vuelva, cambio esto o aquello o rompo definitivamente con lo de más allá…”.
P. Has viajado mucho sola. ¿Qué diferencias marca viajar sola? ¿Tiene también un factor de viaje introspectivo?

M.H. Viajar sola es una de las mejores experiencias que he tenido hasta ahora. Cuando estoy por ahí me da por pensar que la vida misma es un viaje y uno elige con quién compartirlo… Que conste que yo no creo que la situación ideal del ser humano sea estar solo pero sí creo que todo el mundo debería de pasar en soledad una época de la vida para conocerse bien. Viajando sola descubres cosas de tí misma que nunca verías estando con tu pareja o amigos o en un viaje en grupo. Decididamente te tienes que abrir a los demás e irremediablemente tienes que confiar en desconocidos. Yo he tenido experiencias maravillosas en estos sentidos. Sola hablas con gente con la que nunca hablarías si estuvieras acompañada, sola te interesas y fijas en cosas que de otra manera pasarían desapercibidas, sola te sientes sola también a veces, pero cuando coincides con otros viajeros o logras entablar conversación con lugareños te descubres a tí misma siendo auténtica, siendo tú porque a esos desconocidos no hay que mostrarles ninguna cara en concreto… la soledad te llena los pulmones y vives más intensamente… Leí una vez que pobre es el viaje que no haga al viajero… Yo intento siempre dejarme fluir, dejarme empapar, dejarme ser en los lugares a los que voy, dejar que el país entre en mí. Para eso se necesitan días de adaptación pero en cuanto te ‘asilvestras’, como yo digo, me siento plenamente integrada en el contexto y soy capaz de disfrutar mucho sin miedo y ser muy feliz.

Cartagena de Indias - Colombia - Niñas "¿Quién es más niña?"

Periodismo Humano. En un mundo donde el miedo ocupa un espacio protagonista en las relaciones sociales y en nuestra propia forma de afrontar la vida, ¿cómo crees que ha influido el viajar en tu percepción del miedo?

Mónica Hernández. Efectivamente todos tenemos miedo a todas horas, miedo por todo… mucha gente con la que me relaciono a diario no se da cuenta de que es el miedo el que rige su vida y el que le guía a la hora de tomar decisiones… A la hora de viajar no se puede tener miedo. Sí respeto, y mucho. Pero miedo no, porque entonces uno no saldría de casa. Por ejemplo, no me gusta nada volar pero si dejo que ese miedo me venza, entonces nunca salgo de Madrid y lo que me pierdo es tan grande que prefiero pasar un rato malo que no vivir esas experiencias y ese conocimiento. Lo importante del miedo es no dejar que nos paralice.

P. Y ahora, después de haber recorrido decenas de países, ¿qué valor le das a la empatía?

M. H. La empatía es la base de las relaciones, de los derechos, de la comprensión del mundo. La persona que es capaz de ponerse en el lugar del otro se abre todas las puertas. Sin empatía no hay relación humana ni viaje posible. Sin empatía no eres viajero. Sin empatía no entiendes de relativismo cultural, no te enriqueces. Si no estás dispuesto a ponerte en la piel del otro, mejor no salgas de casa.

Camino de las - Nicaragua "Gladys me llevaba a visitar campesinas con las que la ONG INPRHUestá trabajando para que aumenten su autoestima y no dependan tanto de los hombres.Esta fotografía se nos cruzó por el camino. Me bajé del coche rápido. Ni se movieron…"

P. ¿Qué valoras a la hora de elegir tus destinos?

M. H. La verdad es que los destinos me dan un poco igual… Quiero ir siempre a lugares desconocidos que tengan cierto interés antropológico e histórico, quizá literario, y de los que pueda aprender algo, pero tampoco estudio mucho datos del país al que voy a priori… Me gustaque el lugar me sorprenda. Mi último viaje ha sido Nicaragua y ha sido una gran sorpresa. De primeras había leído cosas sobre el sandinismo pero el país entero ha sido un gran hallazgo. La naturaleza tan salvaje e inexplorada, sus habitantes tan hospitalarios y con unas historias recientes tremendas y con tantas ganas de contarlas, gente tan buena… Me he dejado medio país sin conocer así que creo que debería volver…

P. ¿Qué tiene que pasar para que repitas un país?

M. H. Que vaya con una persona que no lo conoce y aún así, me cuesta. Hay casos excepcionales, como por ejemplo Nicaragua, que acabo de contarte que me apasiona y me he dejado la mitad sin ver y muchas amistades allí… O Brasil que es gigante y para conocerlo bien hay que pasar tiempo allí; Grecia, donde siempre se descubre algo nuevo…

P. ¿Cuándo empieza para ti el viaje?

M. H. Siempre estoy pensando en viajar y con decenas de viajes planificados en la cabeza, lugares a los que me encantaría ir, por la razón que sea… Sueño con paraísos perdidos, lugares a los que nunca nadie llegó, vírgenes… No suelo planificar mucho. Sí veo alguna película o leo algún libro para poder contextualizar el país, pero no con mucho tiempo de antelación. Algunas veces me he plantado en algún país sin saber nada y es una experiencia alucinante porque todo lo que descubres te sorprende enormemente. Los viajes también son un modo de escapismo, a veces me siento atrapada en Madrid y tengo la necesidad de escaparme lejos… Entonces me voy. Sólo por el placer de marcharme. Adonde sea, huyendo de quién sabe qué y buscando nada…

Jerusalén - El dios de las mujeres "El muro de las lamentaciones encierra una nueva separación. La de hombres y mujeres.En la zona de ellas pude entrar hasta una distancia que me pareció obscena. Yo las fotografiabacomo si de un espectáculo teatral se tratara. Ellas se confesaban con su dios"

P. En el viaje, estamos solos nosotros ante la experiencia de conocer y de establecer una conversación, una relación con otras personas. ¿Cómo entiendes ese proceso?

M. H. Esa es la riqueza de viajar solo, que se profundiza mucho en ese aspecto. Cuando tienes delante de ti a gente tan diferente con historias que nunca hubieras podido imaginar y en lugar de salir corriendo decides sonreir y empezar una conversación por placer, curiosidad o interés es el primer paso para ensanchar tu alma. De todas formas creo que los viajes son vidas en pequeñito en los que te ocurre lo mismo que cuando estás en tu propia ciudad o en tu casa. A veces te sientes solo, a veces quiere salir a conocer, a veces te aburres, a veces conoces a alguien y empieza el intercambio… Los viajes son microcosmos. También creo que viajar es el primer paso para huir de prejuicios, nacionalismos y provincianismos. Cuando entiendes que los demás también pueden ser felices con otros modos de vida diferentes e incluso opuestos al tuyo y que tienen derecho, comprendes que tienes que defender esa diferencia, ese relativismo cultural y huir del etnocentrismo. Ahí comienzas a abrir tu mente, a hacerte grande.

P. H. De todos tus viajes, tu exposición se queda con las mujeres. ¿Por qué?

M. H. Me gusta mucho fotografiar mujeres. No sé por qué me siento cómplice de ellas. Me interesan más que los hombres, creo que sus vidas son más ricas, que hacen más cosas, que resisten más. Creo que tienen una sensibilidad especial con la que me identifico y a veces empatizo tanto que una foto me vale para empezar una conversación afable y poder construir a esa persona desconocida. Creo que las mujeres tenemos un universo propio más rico que el de los hombres.

Nwara - Elya -Sri Lanka - La raiz del té "Para que la humanidad entera pueda degustar el sabor de una taza de té de Ceilán,trabajo de sol a sol por novecientas pesetas al día"

P.  En Comando Actualidad, en TVE, estáis tratando cómo la crisis está afectando a la ciudadanía, incluso arrastrando a muchas personas a la exclusión. ¿Qué crees que te aporta como periodista tu experiencia en países en desarrollo?

M. H. Como periodista lo que más me aporta son las historias de las personas, sean del país que sean. Además yo entiendo el periodismo como servicio público, me gusta lo público, por lo que trabajar en Televisión Española me parece un lujo. ¿Los viajes y el periodismo tienen algo que ver? Sin duda sí. Soy viajera y periodista las 24 horas del día. Es algo vocacional, algo que uno lleva dentro. Busco siempre las mejores historias para contar y para vivir. Busco siempre comunicarme, expresarme, vivir a través de los viajes y el periodismo todas las vidas que nunca tendré.

¿Qué te gustaría que interiorizaran los visitantes de tu exposición?

M. H. Sólo me gustaría mostrarles que el mundo es muy grande y que hay gente como nosotros en todas partes. Que somos más iguales de lo que parece y que todos, absolutamente todos, tenemos los mismos sueños y ambiciones en esta vida. También me gustaría que reflexionaran sobre cómo influyen la educación y la religión en el desarrollo de un país. Qué es lo que lleva a un país a desarrollarse y si cuando vives en el subdesarrollo tienes referencias de cómo mejorar o países ejemplares a cuyos habitantes te gustaría parecerte… y también me gustaría remover la conciencia de la gente en el sentido de que a veces creemos que lo nuestro es lo mejor, especialmente en Occidente somos muy “ombliguistas”. Ahí fuera la gente conserva valores como la familia, el amor a los demás, la solidaridad, la hospitalidad, que aquí nos quedan a años luz. Los demás son como nosotros y mejores. Y el que se crea que su provincia o su nación es la mejor del mundo es que no ha salido, seguramente, de su pueblo.

Sarajevo - Bosnia - "¿Ya ha terminado la guerra? -No"

Yogyakarta - Indonesia . Muñecas "Somos musulmanas. Respetamos el Islam.¿Por qué te sorprende que convirtamos en moda un motivo religioso y cultural?"

Tokio - Japón - Despistasdas "La ciudad más cara del mundo, la más moderna, incluso el barrio más chic.Y ellas, tan sencillas"

Zanzibar - Tanzania - Ventanas de Zanzibar "Las mujeres que se asoman a las ventanas sueñan"

Muscat - Omán - Ven a mi casa "Te invitamos a comer a casa.Nunca hemos visto a una extranjera. Comerás sola enotra habitación y mi madre cocinará para ti".

Oman - Muscat - Compramos color "El zoco de Muscat estaba lleno de mujeres de negro que buscaban color"

Turquia - Estambul suspense en el tranvia "Suspense en el tranvía"

Kiev- Ucrania - Felicidad "Ella terminó de beberse su refresco. Vio que estaba guapa con aquel sombrero y aquel vestido nuevos. Que nadie la esperaba en ningún sitio. Que no tenía planes para más allá del siguiente minuto. Y así, cerró los ojos y se dijo: "esto es vida".

Dubai - Emiratos Arabes - Don´t miss "¿Qué es lo que no me tengo que perder?"

China - Pintora de abanicos "En un almacén de puertas grises, en un pueblo sin nombre, en un lugar que jamás sabré situar en ningún mapa, una tarde de un verano inclemente China me seguía guardando sorpresas".

Armenia - Monasterio de Geghard - Te doy mi corazon "Aquellas mujeres se apostaban en fila a la salida de los templos vendiendo sus dulces. Una mujer de un país con un alfabeto propio me ofrecía a mí un bizcocho con un alfabeto universal.

Mexico Chiapas - Rayas perfectas "Ni me vió. Ni levantó la cabeza. Ni sabrá cuánto la recuerdo.Tan ocupada estaba tejiendo. Esa niña de las trenzas y la raya perfecta..."

Omán - Volvemos a casa "Aquella tarde me bañé en la playa al lado de su pueblo. Hacía 50 grados"

Singapur - Todo es posible "Little India, Chinatown, Singapur colonial. Viajeros. La puerta de Asia. El puerto.Singapur es Asia para hipocondriacos, Asia para principiantes.A veces me quiero ir a vivir allí"

Francisca -San Lucas, Nicaragua- "Francisca se asoma a dos ventanas. Una abierta y otra cerrada. Gracias a la ONG INPRHU, ahora su marido y ella comparten las tareas del hogar y el campo. El cambio de mentalidad de ambos ha sido un proceso de muchos años. Pero Nicaragua es un país difícil…"

Más info sobre

,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

10 comentarios

  1. yo solo quiero numeros

  2. pep

    Me encanto la entrevista….Hace reflexiones muy bonitas…Enhorabuena y a seguir con tus viajes….Me gustaria que en otra entrevista contaras anécdotas de tus viajes……Seria interesante….Saludos

  3. Mónica

    Me ha gustado mucho la entrevista pero, sobre todo, me han encantado los pies de foto.

  4. rosa

    Me ha encantado el reportaje.Me das envidia sana,eres una privilegiada merecidamente claro,por tener la oprtunidad de viajar conocer y sentir,aprender.Un cordial saludo

  5. [...] Sigue leyendo esta noticia de Periodismo Humano en “Si no estás dispuesto a ponerte en la piel del otro, mejor no salgas de casa” [...]

  6. ANA

    Me ha encantado el reporte, realmente son preciosas las fotografías, soy de Nicaragua y me he llenado de nostalgia ver a la gente linda y trabajadora de mi país, aunque como dice Mónica… Nicaragua es un país difícil! Saludos.

  7. son

    Reconozco que me ha sorprendido la entrevista. No sabía si calificarla de oda a Willie Fog o a la convivencia……..por las reflexiones me decanto más por lo segundo, pero por supuesto lo que más me ha sorprendido gratamente son las fotografías con mujeres anónimas que transmiten una vida tan rica!!
    Felicidades por todo el trabajo realizado!

  8. Silvia

    ” Soy una extraña. Puedo tomar mi propio camino: experimentar con mi propia imaginación, a mi manera…”

    Virginia Woolf: Tres Guineas

  9. Mónica estuvo menos de 24 horas en Somoto Nicaragua,incluyendo tiempo para dormir, comer,platicar con mucha gente, viajar a comunidades rurales y a menos de 24 horas para regresar a su país… y sin embargo excelente su trabajo … maravillosa mujer… que sin haberla conocido, en segundos embrujó a mi familia…que la sigue esperando como una hija pródiga.. para “echar la casa por la ventana” cuando regrese…

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa