ocultar/mostrar banner

Mujer

Las frágiles mujeres fuertes de Israel

Sumisión religiosa, malos tratos y desigualdades laborales complican la existencia a la mitad de la población israelí

Su imagen de igualdad se desmorona: no tocan poder, no escalan en la política y son "propiedad" de su marido

Un grupo de la asociación Mujeres del Muro lee la Torá junto al Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén.

Miembros de la asociación Mujeres del Muro lee la Torá junto al Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén.

“Sois benigno, Señor eterno, Dios nuestro, Rey del Mundo, que no me has hecho mujer…”. Cada mañana, numerosos judíos practicantes bendicen a Dios en su rezo del Adom Olam por haberles salvado de la esclavitud, por haber evitado que cayeran en la idolatría y por alejarlos del estigma de ser mujer, esos seres sometidos, cuya única misión sobre la tierra es engendrar nuevos hijos del pueblo elegido. No todos los judíos recitan esa letanía, no todos creen a pies juntillas que ser mujer no es más que una deshonra. No. Pero lo cierto es que en Israel la religión se entremezcla tanto en la vida que acaba por hacerse ley, y todo lo toca, todo lo condiciona. Aunque formalmente aún no se haya declarado un “Estado judío”, Israel lo es en la práctica, y son las mujeres las que más sufren esa realidad en sus derechos, su vida privada y su desarrollo personal. Ese dibujo de la mujer israelí fuerte, firme, emprendedora, capaz de pilotar un caza, se difumina con otras cualidades, menos visibles, pero igualmente reales: las de la mujer denostada, aprisionada por la religión, minimizada por una sociedad masculina.  La mujer que choca contra el techo de cristal, que no toca poder, que no ocupa puestos de relevancia, pero que pelea por ello. Las frágiles mujeres fuertes de Israel.

Gila Adahan, abogada, asesora a mujeres para lograr el divorcio.

Gila Adahan, abogada jerosolimitana, asesora a mujeres para lograr el divorcio.

Las mujeres, que son el 51% de la población total del país (esto es, algo más de tres millones y medio de personas), ven especialmente vulnerados sus derechos en el campo de la familia. Arrastran la obligación general de casarse por un rito religioso, ya que el matrimonio civil no se contempla y, además, sólo se puede llevar a cabo con el consentimiento del rabino, pero los problemas aumentan en el caso de que la pareja se quiera romper. Gila Adahan, abogada de Jerusalén especializada en divorcios, explica que las separaciones se rigen por las leyes del Talmud, de los siglos IV y V. “Sólo el hombre puede conceder el divorcio y tiene que entregárselo por escrito personalmente a la mujer”. Esa cláusula da lugar a un fenómeno denominado como “mujeres ancladas” (agunot), que no logran el divorcio si el marido no quiere, si el esposo la abandona sin redactar ese documento obligado o incluso si está físicamente impedido y no puede firmarlo de su puño y letra. La solución, explica la letrada, pasa por una larga espera, ya que la media para lograr el divorcio en Israel es de diez años, según las ONG, y de dos, según el Gobierno. Hay chicas que se buscan una solución intermedia: pagan a sus esposos para que las dejen separarse. “No es extraño que renuncien a la vivienda o a la manutención de los hijos por lograrlo. Llegan a una verdadera desesperación”, añade.

Kaveh Shafran, portavoz de la asociación Rabinos por los Derechos Humanos, explica que desde las sinagogas se intenta ayudar en ocasiones a estas mujeres, convenciendo a los esposos para que den su brazo a torcer. Los amenazan con el “repudio” de la comunidad, con impedirles estudiar la Torá, con rebajarlos en el organigrama de la sinagoga y hasta con denunciarlos a las autoridades penales –en 2007, 80 hombres cumplían prisión tras ser señalados por su rabinos, informa Efe-. A veces, hasta pagan un detective privado para dar con el marido huido. Los rabinos se implican siempre que haya una “causa justificada” para el divorcio, pero ahí está otro de los inconvenientes: la extravagancia de esos criterios. Shafran explica que el Talmud no considera como “causa suficientemente argumentada” la infidelidad, la violencia contra la mujer o la ausencia prolongada del hogar. Por eso si un hombre ataca a puñaladas a su esposa podrá ir a la cárcel, pero si no quiere, no tiene por qué concederle el divorcio. Sí se acepta, por el contrario, como causa justificada que el marido tenga mal aliento o no cumpla con sus obligaciones en la cama. “Un hombre puede repudiar a su mujer si no cocina bien, si encuentra a otra que lo satisfaga más o si no tienen hijos”, abunda el rabino. La soltería “es el mayor mal para la mujer israelí”, dice uno de los rabinos más conservadores del país, Ovadia Yosef, por lo que tampoco es la mejor solución: las solteras están condenadas al ostracismo en su comunidad. Hay que casarse, y pronto (24,5 años las judías, 20,5 las árabes) y tener muchos críos (tres de media). Aquí no queda el consuelo de la España antigua de meterse a cura. Al contrario: la mujer sólo participa en contados actos de las ceremonias litúrgicas y apenas en un puñado de sinagogas más abiertas. Dar un paso adelante es lo que hace la asociación Mujeres del Muro, pero puede acabar en detención, como bien sabe Anat Hoffman, su presidenta, arrestada por llevar los rollos sagrados, por leerlos, por tratar de sentir el judaísmo con la intensidad permitida a los hombres.

El “sectarismo” de estas normas inspiradas en la religión se extiende a los hijos. El diario Jerusalem Post desveló el pasado 17 de noviembre el caso de una mujer, Michal, de 30 años, que ha dado a luz a una hija que el Estado considera “bastarda” (mamzer) pese a tener un padre reconocido. Todo parte de la Ley de Registro Poblacional, de 1965, que incluye la llamada “cláusula del hijo bastardo”, que explicita que un niño nacido 300 días después de que su madre quede viuda o se divorcie no podrá tener un padre reconocido, ante la “imposibilidad” de decir a ciencia cierta quién ha sido el progenitor que lo ha engendrado. Michal se divorció formalmente en septiembre del año pasado y un mes después quedó embarazada de su nueva pareja. La niña nació antes de las 40 semanas habituales de gestación, con 36, y hasta un médico ha afirmado en un informe que debía haber venido al mundo 320 días después del divorcio, pero de nada ha valido. La casilla de “padre” en el registro civil está vacía. Todo procede de la ley judía que impide a la mujer casarse hasta pasados 90 días “de pureza” tras el divorcio o el deceso de su esposo. Un bastardo, además, no puede casarse más que con otro bastardo, explica la abogada Adahan, con lo que los hijos también pagan la norma, y hay mil niños en estas condiciones. “Si el ADN aclara perfectamente quién es el padre, esta norma queda más que desfasada”, insiste.

En 20 años han sido asesinadas 378 mujeres y hoy hay 200.000 mujeres y 600.000 niños víctimas de violencia física o emocional

Sigal Ronen-Katz, asesora legal de la Israel Women´s Network (IWN, una de las principales organizaciones feministas del país), sostiene que la religión marca una sociedad patriarcal que, independientemente de estas exigencias “ridículas y estrafalarias”, acaba por generar maltrato. “Junto con las leyes discriminatorias, es el principal problema de la mujer aquí”. Siempre se ha difundido la idea de la israelí valiente, pionera, combatiente, creadora del Estado, madre pilar de la sociedad, “pero debajo hay presiones psicológica y físicas muy fuertes, especialmente en entornos religiosos”. Según sus datos, el 42% de las mujeres ultraortodoxas reciben golpes de sus maridos, y un 24% sufre violencia sexual. “Una mujer puede llevar un tanque, pero sigue siendo propiedad del marido”, enfatiza. En los últimos 20 años, 378 mujeres han muerto asesinadas por sus parejas. La mitad eran judías y árabes de edad madura que residían en entornos radicalizados. Casi el 36% de ellas eran extranjeras, cuando el colectivo de foráneos no supera un sexto de la población total del país. Este 2010 está siendo el peor año desde 2004, con 18 muertas, el doble que el pasado 2009. El primer ministro, Benjamin Netanyahu, informó con motivo del Día Mundial contra la Violencia contra la Mujer (25 de noviembre) que 200.000 israelíes y 600.000 niños son víctimas hoy de violencia física o emocional y, cuando denuncian, llevan de media cinco años de calvario. Lo dijo agachando la cabeza ante las mujeres que le reprochaban su debilidad con el maltratador: hace un año prometió cinco millones de shekel en ayudas e inversión en refugios y aún no ha liberado la partida. “Las mujeres están regresando con sus maridos y agresores porque no tienen fondos para avanzar una vez que salen de los pisos de acogida”, denuncia IWN. Las llamadas a los teléfonos de asesoramiento han crecido entre un 30 y un 50%, según la asociación, en el último año.

Entre las extranjeras sometidas a maltrato se encuentran, sobre todo, las rusas y las etíopes, casualmente, las minorías que más se repiten en el mundo de la prostitución. La División para el Adelanto de la Mujer (DAW) sostiene que unas 3.000 mujeres están sometidas a explotación sexual, pese a que el celo religioso debería ser un freno para la mayoría de los israelíes. No es así. “La prostitución es una forma moderna de esclavitud incluso en este país que nació haciendo iguales a hombres y mujeres y lejos ya de colonialismos y opresiones. En 15 años han sido deportadas 5.000 mujeres”, afirma Ronen-Katz. La ONU calcula que cada traficante gana al año más de 60.000 dólares por chica, cada una de las cuales ha sido comprada por entre 7.000 y 25.000 dólares. Un burdel pequeño, con 10 mujeres, puede generar 250.000 dólares al mes. Un 70% de las jóvenes, además, son drogodependientes.

Ruhama Avaham Balila, diputada del Kadima, en una fotografía cedida por la Knesset.

Ruhama Avaham Balila, diputada del Kadima, en una fotografía cedida por la Knesset.

“Las israelíes se mueven en una realidad masculina bajo la falsa apariencia de ser iguales”, escribía ya en 1978 la feminista Lesley Hazleton. La situación no ha cambiado mucho, como desvela casa año la comisión creada en la Knesset sobre la mujer. Ruhama Avraham Balila, diputada por el Kadima y ex ministra de Turismo, repasa los datos desolada, enrabietada. Es una de las 23 mujeres de una cámara con 120 parlamentarios, que siempre oscila entre un 7 y un 10% de representación femenina,habitualmente de partidos de centro o izquierda. Entre los datos que apunta se encuentra el hecho de que las mujeres tienen mejor formación que los hombres, con 2 puntos más de tituladas en educación formal (22%) que los hombres y 9 puntos más en Secundaria. El 55,9% de los estudiantes de formación superior son mujeres (la séptima mejor cifra del mundo), pero pese a ello, el paro femenino es dos puntos superior al masculino (del 6,1 al 8,3%). “Mire, es desesperante: somos un cuarto del profesorado universitario y la presión familiar y religiosa aleja a las chicas de las carreras técnicas. Al final, somos mayoría en lo de siempre: educación, trabajo social, enfermería, secretariado… ¿Dónde estamos en economía o defensa? En ningún sitio, no se nos promociona, no se nos mira igual que a un hombre”, dice una señora que, lamenta, ha tenido más espacio en la prensa por ser elegida una de las políticas más guapas del mundo que por su trabajo. “Muy triste, en esa lista había tres compañeras más: Orli Levy y Anastassia Michaeli, de Israel Beitenu, y Pnina Rosenblum, del Likud, y le garantizo que nadie había escuchado de ellas antes fuera de mi país… y han hecho muchas cosas”.

Tampoco ha estado bien visto nunca que las mujeres tengan autonomía en su empleo, así que el 91,4% son empleadas por cuenta ajena, frente al 80% de los hombres. No llegan al 4,5% las que tienen cargos ejecutivos en las empresas (siete puntos menos que los hombres) y, en política, apenas pasan de un tercio en ayuntamientos potentes como Tel Aviv. “Sólo ha habido nueve alcaldesas en nuestro país, eso es un dato insostenible”, denuncia Avraham. En la Corte Suprema, en 62 años de Estado, sólo ha habido tres damas. Estos días la pelea en el Parlamento se centra en hacer cumplir la ley de igualdad de salarios, que no es más que papel mojado, con diferencias de hasta el 38% del sueldo, y la apertura a todos los empleos, pues muchos están vetados “por ser perniciosos para la salud de la mujer”, como los que se desarrollan en turno de noche. “No nos dejan ser las judías fuertes del Holocausto, o las que salían en la película Éxodo. Nos han suavizado en el mal sentido. Tenemos pequeñas cosas: un año de baja maternal, una ley contra el acoso sexual muy potente, ayudas de escolarización… Y, sin embargo, ser mujer aquí es muy difícil”.

Fadwa Lemsine, empresaria árabe de Acre, posa en la asociación de mujeres en la que colabora.

Fadwa Lemsine, empresaria árabe de Acre, posa en la asociación de mujeres en la que colabora.

A la discriminación general de la mujer israelí se suma, en el caso de las árabes, el hecho de pertenecer a una minoría olvidada. La segunda división de la ciudadanía. Fadwa Lemsine, 36 años, empresaria de Acre, se ve como una víctima triple, “por ser árabe en un Estado judío, por soportar una sociedad patriarcal que raya el machismo y por no poder recibir la cualificación necesaria para escalar en este mundo de economía liberal”. Ella es una excepción, parte de ese escaso 3% de autónomas, sobreviviendo en su tienda de interiorismo y diseño. Según la Oficina Central de Estadística de Israel, sólo el 18,6% de las árabes trabaja, frente al 56% de las judías. Las mujeres árabes limpian Israel, básicamente. O dan clase en colegios de su misma minoría. O cocinan. Eso sí, trabajan por un 47% menos del salario que una israelí; la mitad de ellas se queda con el salario mínimo, nada más. Se casan antes, tienen más hijos, y aunque la palestina sea una de las comunidades más progresistas de Oriente Medio, también acarrean el rigor del Islam. “Yo he estudiado en un centro árabe, no he tenido subvención alguna para poner mi empresa, he recibido presiones municipales para contratar a judíos… Aún así, soy la primera empresaria de mi familia, estoy orgullosa”, defiende. Colabora en una asociación de mujeres y, con conocimiento propio, aporta un dato: una quinta parte de las mujeres de Israel vive en la pobreza, y casi un tercio no come todos los días, para que nada le falte a su familia. “Esa es la tragedia: que no tenemos poder sino pobreza, y ese círculo vicioso no acaba, no nos deja tener influencia, estar donde se manda. Si no estamos, no romperemos esa dinámica”, se lamenta. La creciente radicalización religiosa del país sólo complica las cosas. “Malos tiempos, malo siempre nacer mujer en esta tierra”.

Más info sobre

, ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

31 comentarios

  1. [...] Las frágiles mujeres fuertes de Israel periodismohumano.com/mujer/las-fragiles-mujeres-fuertes-d…  por Etiopica hace 2 segundos [...]

  2. Estupendo trabajo. He recorrido la distintas Webs y estoy impresionada.
    Cuanto sufrimiento puede causar los fanatismos. La mujer paga “los rotos”, se la victimiza.
    Y que mal conocen su historia el pueblo de Israel. Se han olvidado, la han enterrado en el muro, como un papel mas.
    Judit es encarnación del pueblo, como novia y como madre, según la tradición profética. Encarna la piedad y fidelidad, el valor con la sagacidad. No teniendo hijos físicos, puede asumir la maternidad de todo el pueblo y convertirse en “bienhechora de Israel”. Judit aconseja como Débora, hiere como Yael
    “Entonces mis humildes lanzaron su alarido, y los atemorizaron; grataron mis débiles, levantaron su voz y ellos retrocedieron” Judit 16,11 La fama de Judit fue en aumento. En su tiempo, y después, durante muchos años, nadie volvió a molestar a los israelitas.
    La reina Ester. Se despojo de sus ropas lujosa y se vistió de luto; en vez de perfumes refinados, se cubrió la cabeza de ceniza y basura, y se desfiguro por completo, cubriendo con sus cabellos revueltos aquel cuerpo que antes se complacía en adornar.
    Luego rezo así al Señor: “Señor mío, único rey nuestro. Protégeme, que estoy sola y no tengo otro defensor fuera de ti”
    Reconozco en estas mujeres fuertes, el espiritu que lograra la Victoria sobre cualquier circunstancia.

  3. marianina

    Tres religiones monoteistas: judios, cristianos y musulmanes. Las tres con un dios unico que debajo de la bata lleva un pene. Las tres odian a las mujeres libres.
    Las tres odian a los homosexuales y a los transexuales.
    Y luego Europa tiene miedo de ser Eurabia. Ya es Eurabia.

  4. Siramicor

    Que en una sociedad moderna la religión sea ley es deleznable, demuestra una mentalidad torcida e irracional. Lo que me sorprende es que sea tan elevada la influencia del judaísmo en la vida diaria de Israel y nunca se hable de ello y, en cambio, se definan muy bien los límites a la mujer en los países árabes. Siempre ponemos el foco en los mismos, así que gracias por enseñarnos las zonas de sombra de otros territorios presuntamente occidentalizados

  5. La verdad es que serán todo lo fuertes y frágiles que tu reportaje afirme…pero a mí me costaría horrores abstraerme a ese nivel cuando el propio Estado en donde viven estas mujeres es racista, colonialista y criminal contra el pueblo palestino, y algunas de ellas (más de las que seguramente pensemos a priori) son cómplices de esto mismo por activa o por pasiva.

    Me costaría mucho hablar de la fortaleza de estas mujeres cuando del otro lado del muro del apartheid en la Cisjordania de archipiélagos inconexos y del bloqueo a Gaza hay mujeres acaso muchísimo más fuertes que necesitan más difusión…

    Decir que en ese Estado Judío (racismo puro) ellas son las que más sufren, que son fuertes hasta manejando un caza…se me antoja una obscenidad que si no fuera por lo trágico…sería cómico.

    • Roti Aram

      Que las palestinas sean unas mujeres humilladas y maltratadas (que lo son, y por desgracia, por mi propia gente) no quita para que en Israel también lo pasen mal y se cuenten, ¿no te parece? También ellas tienen derechos arrollados a diario, y se merecen más humanidad, comparar siempre es odioso. Sin acritud lo escribo, entiéndame, y con todo mi cariño hacia las árabes

    • Perdona Fernando pero estoy de acuerdo con Roti; creo que esto es un claro ejemplo de “confundir churras con merinas”. ¿Acaso sabes a ciencia cierta que estas mujeres no tienen sensibilidad alguna hacia las mujeres palestinas? Tu comentario indica que cualquier ciudadano de un estado es la política del mismo. Es decir, todos los americanos, españoles e ingleses han invadido Irak y son responsables de las 4.416 muertes producidas en la operación “Iraqui Freedom”. ¿Es esto lo que piensas? Además, aunque loable sea tu defensa de los derechos humanos del pueblo palestino, defensa a la que me sumo, parece que dejas fuera los derechos humanos del resto de seres humanos…

      • Vamos a ver, compañeros. Veo en sus críticas cierta novatada.

        No se puede disociar la realidad de la sociedad israelí de la del pueblo palestino (aún contando con la alienación y manipulación de los medios sionistas). Ustedes aplican el mismo método de análisis que se puede hacer con y la trasladan a la israelí. Déjenme decirles que no es cierto que Gobierno y sociedad en el caso israelí estén separados. La gran mayoría de los judíos israelíes (el 80% de la sociedad israelí) apoya por activa o por pasiva lo que hagan o dejen de hacer sus dirigentes con respecto a Palestina. Repito…la gran mayoría…sin desmerecer que una minoría sensata y justa manifiesta junto a palestinos por los DD.HH. La realidad social israelí es profundamente racista (incluso entre ellos).

        En este contexto, hablar del sufrimiento de estas mujeres, que les guste o no, están subidas a la máquina asesina que a su vez hace sufrir a toneladas a las mujeres palestinas…como dije…si no fuera por lo trágico, sería cómico.

        El periodista no refleja una realidad, la recorta, aplica su mirada a la hora de elegir y la crea a través de los medios. Ya lo discutió en su día amplia y acertadamente el sociólogo francés Bourdieu y el filósofo, también francés, Baudrillard.

        Y al que no esté de acuerdo…que presente una tesis en la Sorbonne…

        No niego el sufrimiento de estas mujeres en esa sociedad racista. Pero si fueran fuertes de verdad, harían algo por salirse de esa sociedad colonialista y cómplice de limpieza étnica para con el pueblo palestino.

      • Esmeralda Zafón

        Evidentemente, el periodista selecciona unas voces, unas historias y unos datos, eso lo sabe cualquiera, sin estudiar la carrera ni presentar tesis en ninguna Universidad. Pero es que no creo que sea un “error” seleccionar parte de la realidad israelí para descubrirla. No la veo en todos los medios, compañero (creo que los dos somos periodistas, y si no es así, lamento la etiqueta, tan denostada por los que no nos conocen, o por los que nos conocen demasiado). Realmente, no creo que sea equivocado que un periodista y su medio enfoquen también los claroscuros de una sociedad, la israelí, que no es única, sino con fisuras notables. ¿Por qué no contar lo que ocurre? Es que no entiendo la queja, aunque comparto tus críticas contra el rodillo israeí que todo lo machaca. Me parece que no podemos culpar a todo un pueblo o no sentirnos solidarios con quien lo pasa mal por el hecho de que sus mandamases arrollen a un pueblo como el palestino. Es una confusión de partes y todos, si me permites la crítica. Hombre, tomando el ejemplo de “El Bit Errante”, yo desde luego no me siento culpable por las víctimas de Aznar en Irak, porque no lo avalé, no lo apoyé, no lo voté (ni en sueños!!!!), no creo que los españoles seamos culpables de aquello. Me parece un buen ejemplo, pese a ser demagógico, lo sé, lo que pasa es que esa postura tuya taaaaaaaan parcial. En fin, me gustaría que siguieras defendiendo así a los palestinos (falta les hace gente tan entusiasta) pero también que tuvieras más humanidad en la mirada. Aunque vas por buen camino y lees a buena gente, hay que abrir un poco más el objetivo :)
        Esme

    • catauro

      fernando . exelente tu comentario

  6. Roti Aram

    No les falta el oxígeno a las israelíes, lo sé porque lo soy de origen, pero sí carecen de libertades esenciales en Europa, mi nuevo hogar. No entiendo que no se levanten y protesten más, el movimiento feminista es taaaaaaaaan básico que apena. Animo a mis mujeres israelíes a pelear más y cambiar la realidad. Ánimo

    • catauro

      roti te consideras tu israeli!? A mi me daria verguenza porque por un lugar dentro de la sociedad israeli, han botado a la calle a familias enteras de palestinos los cuales llevanban viviendo mucho antes que los israelies llegasen

  7. Feminista

    Siempre la mujer sometida y oculta, en todo el mundo, por todas las religiones y culturas. Interesante conocer que también ocurre en Israel, y triste, sobre todo triste.

  8. [...] Quizá, logrando esa relación más cercana y profunda, se pueda romper con el círculo vicioso actual en el que el espectador consume poca información a través de los telediarios, una visión global de lo que está sucediendo, lo que provoca que, a su vez, no se reserven apenas espacios informativos para informaciones de conflictos me una manera vasta y exhaustiva. Si se consigue conmover al lector, se conseguirá que éste desee con avidez saber más y mejor del mundo que le rodea. [...]

  9. Ana Diaz

    Limitar Los derechos humanos a Los palestinos es terrible de tan reductionista. El bit tiene razor.

    • Qué poca reflexión y conocimiento de la Historia. Qué poca empatía y conocimiento de la realidad.

      Ya solo faltaría decirle a los argelinos que tendrían que haber tenido en cuenta los DD.HH. de los colonos franceses. Hasta los del Partido Comunista Francés en Argelia estaba con la marsellesa.

      Los DD.HH. de alguien que forma parte de una colonización, limpieza étnica y masacre a otro pueblo…francamente me parece una reflexión tan obscena que me niego a catalogarla.

      Cuando esas mujeres no formen más parte de ese sistema opresor y colonial…defenderé todos los DD.HH. habidos y por haber. Mientras tanto, mi visión de la realidad en esa zona pasa inevitablemente por Palestina.

      Es mi opinión y la defenderé allí a donde esté.

  10. Cristina Leguineche

    Felicito a Periodismo Humano por su trayectoria desvelando violaciones desconocidas de los derechos fundamentales. En este caso, confieso que desconocía completamente las situaciones que desvela el reportaje, me han sorprendido terriblemente. Eso por un lado. En cuanto a las opiniones vertidas, he de decir que me confieso partidaria convencida de la causa palestina y que también yo califico de racista al Estado de Israel. Sin embargo, disiento de las opiniones de Fernando. No creo que un Gobierno represente a todo un pueblo, por más que lo hayan votado, y entiendo que no todas las sensibilidades de los israelíes están representadas en el Ejecutivo, de ahí que haya gente que lo pasa muy mal realmente y que no tiene nada que ver con lo que hacen sus dirigentes. No creo que la lectura de otros comentarios sea infantil o facilona, sino coherente. Sencillamente, no todo es blanco o negro, hay tantos matices que debemos tener la sensibilidad a flor de piel para saber estar al lado de quien sufre, aunque sea quien normalmente nos parece el carnicero o el que sacrifica al “bueno”. Tengo confianza en el ser humano y sé que hay israelíes dispuestos a ayudar en la pelea palestina por su independencia y su respeto internacional. Desde aquí envío un abrazo inmenso a esos palestinos que tanto batallan por sus derechos, así como a los israelíes que no comparten la ocupación y la discuten y denuncian. Y, sobre todo, me siento solidaria con todas las mujeres que sufren por ser mujer, sin más. Me siento casi culpable de ser tan afortunada y poder disfrutar de todos mis derechos en mi tierra, una tierra matriarcal, como el País Vasco. Salud a todos

  11. zamir shimshon

    Sres- Sras- Srtas: Hasta ahora me he limitado a leer los distintos comentarios, a pesar que como Israeli, Occidental, Laico, “Varon”, tengo lo que decir respecto al articulo.
    Por supuesto (como escriben practicamente todos quienes comentan, fuera del Sr Casares) que la sociedad Israeli es heterogenea, y hay en ella, quienes sufren todo tipo de descriminaciones.
    Pero el Sr Casares tiene razon, al decir que tambien aquellos “discriminados” apoyan a la “opresion Israeli respecto a los Palestinos”.
    Alguno de los demas que comentaron, podia haberle respondido que, simplemente, ese no es el tema del articulo de hoy.
    Con respecto al articulo se puede decir que en el intento de la periodista de crear una vision panoramica, perdio mucho de profundidad en cada uno de los temas tocados.
    Me contentare con el ejemplo mas claro:
    Al lado del articulo aparece escrito
    que “en 20 anios fueron asesinadas 378 mujeres…”. Es cierto. Pero ese dato no habla de la Sociedad Israeli como conjunto. Aproximadamente la mitad de esos casos, son de mujeres Israeli- Palestinas, Musulmanas, que fueron asesinadas por su propia familia, en lo que se denomina “Asesinato para cuidar el honor de la familia”. Es largo de explicar porque sucede, pero dentro de una poblacion total de 7.8 millones, 1.3 millones otorgan la mitad de los casos.
    Otro grupo que otorga un numero considerable de casos (no menos que un cuarto de ellos) es la inmigracion de Etiopia (Judios y Cristianos), a pesar que se trata de un grupo de solamente 130 mil personas.
    Con lo cual suceden tres cosas que no figuran en el articulo: 1. 6.3 millones de personas restantes “crean” 3-5 casos anuales.
    2.Justamente en los grupos Religiosos y ultra-ortodoxos, tanto dentro de Israel, como en los territorios Ocupados, el numero de casos es normalmente cero (0) dado que matar a las esposas-hijas no es parte de la “ideologia” de esos grupos.
    3. Justamente, en la sociedad “laica”, liberal, pluralista, en la cual existe “libertad sexual” existen varios casos (envidia, celos, etc) anuales.

    Lamentablemente, esas “conclusiones” no son (periodisticamente hablando) “political correct”, y no atraen lectores, y por lo tanto, la periodista se “aferra” a temas “picantes” pero no suficientemente ciertos.
    Como hubiera dicho alguien que Uds. conocen”: “quien no conozca ningun Pais en el cual los hombres ganan mas dinero que las mujeres, o que las mujeres sufren todo tipo de discriminaciones, o que las propagandas no son sexistas, etc, etc, que tire la primera piedra”.
    Atte. Shimshon Zamir. Israel.

    • Sr. Shimshom, creí entender en su comentario que los israelíes (judíos) no generan casos… Cuentan el ex presidente Moshe Katsav, condenado por violación, en sus cuentas?

      • zamir shimshon

        Sr Bit Errante: Felices Fiestas!!
        Por supuesto que no!! Katzav es un violador sexual, un aprovechador de su rango, un manipulador, etc. pero nadie lo ha acusado de “matar a alguien”.
        Si Ud. conseguiria “ver los arboles”, en medio del bosque anti-israeli de su ideologia, veria:1. No existe hasta hoy otro Pais en el Mundo en el cual el Presidente haya sido acusado, expulsado de su cargo, condenado, etc por cometer delitos sexuales aprovechando su poder.
        Katzav se muere de envidia de Clinton, Profumo, Miterrand, etc.
        Clinton todavia es mandado a misiones diplomaticas por las Naciones Unidas!!
        2 Desde la Jefa del Tribunal Supremo de Israel, pasando por dos mujeres entre los tres jueces que juzgaron a Katzav, las Acusadoras mujeres por parte del Tribunal, la mayoria femenina entre los abogados y los estudiantes de abogacia en Israel, todo el Poder Juridico esta dirigido por mujeres.
        3. Si Uds serian mas inteligentes (pero no lo son) podrian utilizar el caso Katzav para explicar a las mujeres del Mundo que tampoco el Presidente de un Pais tiene derecho a poner las manos donde no se lo permiten.
        Pero lo que ha sucedido en Israel les hace temblar. Como es posible elogiar a un Pais “Conquistador”, “Ladron”, etc.?
        Ya hace 3 dias que yo espero leer alguna relacion positiva en Periodismo Humano. NIET.
        Atte. Shimshon Zamir. Israel.

  12. SION

    Desde luego que sí, en todas partes hay sexismo, discriminación y prostitución pero la que está habiendo en Israel es monumental, sobre todo porque van del rollo de la religiosidad a todas partes. Me reafirmo para día más en que es un país de depredadores, y por lo que veo también con sus propias mujeres. !Qué tristeza! y estos son los elegidos. Qué mal interpretan las palabras de Dios. Espero les perdone.

    • zamir shimshon

      A Sion: Lamentablemente, se ha dejado Ud. convencer por lo escrito en el articulo, a pesar de lo incorrecto en el.
      No existe nada monumental…y la religiosidad de la que Ud. habla no es de ninguna manera la “fuente” de todo lo que ocurre en Israel.
      Ud. se “reafirma” en sus “preconceptos”, que hablan , entre otras cosas, algo sobre si los Judios fueron “elegidos” (por Dios) a pesar que , por supuesto, Ud. entiende que todo el tema de la religion es “obra de los hombres”.
      Pero eso le permite a Ud. escribir
      “depredadores” y sentirse capaz de “esperar que Dios nos perdone”.
      Gracias. Yo seguire con mis problemas, pero por lo menos, se que hay alguien que me quiere, y que le reza a Dios para que nos perdone.
      Atte. Shimshon Zamir. Israel.

      • Josune Martín-Calero

        Yo quiero decir que me siento orgullosa de ser mujer española al ver lo que otras sufren. Que necesitamos un movimiento feminista potente para poder desterrar el machismo del mundo, que animo a las israelíes a batallar activamente en el movimiento de liberación de la mujer. Sólo las mujeres pueden darle a las mujeres lo que necesitan. Adelante

      • zamir shimshon

        Srta Josune, Sr Jose Luis: Teneis razon.
        Como he escrito, existe un problema en las relaciones hombres- mujeres, como consecuencia del “dominio” masculino durante tantas generaciones, en todo lugar del Mundo, y tambien en Israel, a nivel de legislacion, costumbres, salario, etc.
        Solamente las mujeres, organizandose, podran cambiar lo antedicho, dado que nadie “que tenga la sarten por el mango” la abandonara por propia voluntad.
        Mi critica al articulo, es la mezcla de “temas” (acompaniada realmente por una relacion periodistica muy superficial) que lo caracteriza.
        A ello hay que agregar cierta tendencia, en parte de los lectores, a “demonizar” todo lo que tenga que ver con Israel.
        Para ellos, “…lo que esta mal, esta mal, y lo que esta bien, seguramente es una conspiracion sionista…”.
        Atte.Shimshon.

  13. josé luis vasco

    lamentable que el problema de estas mujeres sea tratado por tantos lectores como mera política. Es una cuestión de género y discriminación. No importa de dónde sean las mujeres. Parece que si las escuchamos somos unos genocidas y si no, unos amigos del peor israel. Insisto, pensemos en las víctimas sin banderas y las veremos como reales sufridoras. Dejemos la demagogia a un lado. Todos. Y por favor dejemos los ataques personales, que hay cosas más importantes que demostrar lo pro palestino o pro judío que se es

  14. Josune Martín-Calero

    Adelante, mujeres de Israel! Sólo el feminismo nos salvará de la opresión.

    • catauro

      oh si !!! adelante mujeres de Israel vulvan de donde vinieron , europa, etiopia, estados unidos, fuera de palestina!

  15. Parece claro que la posición de las mujeres en la sociedad está directamente relacionada con la posición de la religión de forma inversamente proporcional.

    Arabia Saudi y Noruega podrían ser dos ejemplos extremos que confirmarían esta regla.

    El Estado de israel está fundado sobre la base del judaismo, cuyo componente esencial es la religión… Así que no me extraña demasiado esta situación.

  16. La samaritana le respondió: “¡Cómo! ¿Tú, que eres judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?”. Los judíos, en efecto, no se trataban con los samaritanos.
    4:10 Jesús le respondió:
    “Si conocieras el don de Dios
    y quién es el que te dice:
    “Dame de beber”,
    tú misma se lo hubieras pedido,
    y él te habría dado agua viva”.
    4:11 “Señor, le dijo ella, no tienes nada para sacar el agua y el pozo es profundo. ¿De dónde sacas esa agua viva?
    4:12 ¿Eres acaso más grande que nuestro padre Jacob, que nos ha dado este pozo, donde él bebió, lo mismo que sus hijos y sus animales?”
    4:13 Jesús le respondió:
    “El que beba de esta agua
    tendrá nuevamente sed,
    4:14 pero el que beba del agua que yo le daré,
    nunca más volverá a tener sed.
    El agua que yo le daré
    se convertirá en él en manantial
    que brotará hasta la Vida eterna”.
    4:15 “Señor, le dijo la mujer, dame de esa agua para que no tenga más sed y no necesite venir hasta aquí a sacarla”.
    4:16 Jesús le respondió: “Ve, llama a tu marido y vuelve aquí”.
    4:17 La mujer respondió: “No tengo marido”. Jesús continuó: “Tienes razón al decir que no tienes marido,
    4:18 porque has tenido cinco y el que ahora tienes no es tu marido; en eso has dicho la verdad”.
    4:19 La mujer le dijo: “Señor, veo que eres un profeta.
    4:20 Nuestros padres adoraron en esta montaña, y ustedes dicen que es en Jerusalén donde se debe adorar”.
    4:21 Jesús le respondió:
    “Créeme, mujer, llega la hora
    en que ni en esta montaña ni en Jerusalén
    se adorará al Padre.
    4:22 Ustedes adoran lo que no conocen;
    nosotros adoramos lo que conocemos,
    porque la salvación viene de los judíos.
    4:23 Pero la hora se acerca, y ya ha llegado,
    en que los verdaderos adoradores
    adorarán al Padre en espíritu y en verdad,
    porque esos son los adoradores
    que quiere el Padre.
    4:24 Dios es espíritu,
    y los que lo adoran
    deben hacerlo en espíritu y en verdad”.
    4:25 La mujer le dijo: “Yo sé que el Mesías, llamado Cristo, debe venir. Cuando él venga, nos anunciará todo”.
    4:26 Jesús le respondió: “Soy yo, el que habla contigo”.
    4:27 En ese momento llegaron sus discípulos y quedaron sorprendidos al verlo hablar con una mujer. Sin embargo, ninguno le preguntó: “¿Qué quieres de ella?” o “¿Por qué hablas con ella?”
    4:28 La mujer, dejando allí su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente:
    4:29 “Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que hice. ¿No será el Mesías?”

  17. El diálogo de Jesús con Nicodemo
    3:1 Había entre los fariseos un hombre llamado Nicodemo, que era uno de los notables entre los judíos.
    3:2 Fue de noche a ver a Jesús y le dijo: “Maestro, sabemos que tú has venido de parte de Dios para enseñar, porque nadie puede realizar los signos que tú haces, si Dios no está con él”.
    3:3 Jesús le respondió:
    “Te aseguro
    que el que no renace de lo alto
    no puede ver el Reino de Dios”.
    3:4 Nicodemo le preguntó: “¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y volver a nacer?”
    3:5 Jesús le respondió:
    “Te aseguro
    que el que no nace del agua y del Espíritu
    no puede entrar en el Reino de Dios.
    3:6 Lo que nace de la carne es carne,
    lo que nace del Espíritu es espíritu.
    3:7 No te extrañes de que te haya dicho:
    “Ustedes tienen que renacer de lo alto”.
    3:8 El viento sopla donde quiere:
    tú oyes su voz,
    pero no sabes de dónde viene ni adónde va.
    Lo mismo sucede
    con todo el que ha nacido del Espíritu”.
    3:9 “¿Cómo es posible todo esto?”, le volvió a preguntar Nicodemo.
    3:10 Jesús le respondió: “¿Tú, que eres maestro en Israel, no sabes estas cosas?
    3:11 Te aseguro
    que nosotros hablamos de lo que sabemos
    y damos testimonio de lo que hemos visto,
    pero ustedes no aceptan nuestro testimonio.
    3:12 Si no creen
    cuando les hablo de las cosas de la tierra,
    ¿cómo creerán
    cuando les hable de las cosas del cielo?
    3:13 Nadie ha subido al cielo,
    sino el que descendió del cielo,
    el Hijo del hombre que está en el cielo.
    3:14 De la misma manera que Moisés
    levantó en alto la serpiente en el desierto, Números 21, 9 2 Reyes 18, 4
    también es necesario
    que el Hijo del hombre sea levantado en alto,
    3:15 para que todos los que creen en él
    tengan Vida eterna.
    3:16 Porque Dios amó tanto al mundo,
    que entregó a su Hijo único
    para que todo el que cree en él no muera,
    sino que tenga Vida eterna.
    3:17 Porque Dios no envió a su Hijo
    para juzgar al mundo,
    sino para que el mundo se salve por él.
    3:18 El que cree en él, no es condenado;
    el que no cree, ya está condenado,
    porque no ha creído
    en el nombre del Hijo único de Dios.
    3:19 En esto consiste el juicio:
    la luz vino al mundo,
    y los hombres prefirieron
    las tinieblas a la luz,
    porque sus obras eran malas.
    3:20 Todo el que obra mal
    odia la luz y no se acerca a ella,
    por temor de que sus obras sean descubiertas.
    3:21 En cambio, el que obra conforme a la verdad
    se acerca a la luz,
    para que se ponga de manifiesto
    que sus obras han sido hechas en Dios”.

  18. dejaos de bobadas el machismo existe en todo el mundo no hay un solo pais donde la mujer no sufra, y todo por culpa de la serpiente, que le mintio ha eva, haciendole creer que seria como dios, y valla que al unico semi dios que tiene que soportar cada dia de su vida es por decirlo asi alos hombres que todavia la culpan de todo, aun por esta(eva) haberle dado de comer la dichosa manzana, lo que sucede que nosotros los hombres no queremos reconocer nuestra responsabilidad de hombres, ante Dios(jehova)y ante la serpiente(satanas) que nos robo nuestra autoridad y nuestro derecho de autoridad de regir el mundo con equidad y justicia, y tratar por igual ala mujer, pero eso no lo queremos reconocer, y que hacemos nos escusamos como al principio de nuestra existencia(Adan).

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa