Mujeres

Garrotes y malletes

La organización Women´s Link Worldwide premia a las decisiones judiciales más favorecedoras y más perjudiciales para la equidad de género

“Cuando la gente conoce que un juez denomina una ley contra la violencia de género como “diabólica”, aunque nunca se haya planteado la equidad de género o la justicia, se sorprenden de que eso siga ocurriendo y si no fuera por los premios probablemente nunca lo sabría”. Mónica Roa, directora de programas de la organización internacional para la equidad de género Women´s Link Worldwide, nos explica así uno de los efectos secundarios de los premios Género y Justicia al Descubierto. Unos premios que se otorgan este año por segunda vez y que nacieron porque “lo que se dice durante el juicio y en la sentencia sobre la equidad de género manda un mensaje muy claro a la sociedad sobre los valores que protege una sociedad”. Precisamente por esta razón estos galardones premian pero también castigan a los tres mejores y a los tres peores procesos judiciales en términos de contrucción de la iguadad entre hombres y mujeres.

Los ganadores de los premios Garrote, que son aquellas decisiones que tuvieron el peor efecto sobre esta cuestión, son:

  • El Garrote de Bronce, para la decisión del Consejo de Estado de Colombia, que suspendió el decreto que regula la provisión de servicios de aborto a los centros de salud. Esta decisión según WWL “tiene un alto impacto en la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres colombianas, al generar confusión en la población y en los prestadores del servicio de salud, que puede llevar a que se nieguen a realizar procedimientos de interrupción voluntaria del embarazo con el argumento de que no hay regulación de la materia”.
  • El Garrote de Plata lo ganó una decisión de la Corte de Constitucionalidad de Perú, por la que se prohíbe la venta y distribución de la píldora del día después.
  • Y el ganador del Garrote de Oro fue dado a una decisión de la Jurisdicción Criminal de Sete Lagoas, en Brasil, en la que un juez declaró que la ley contra la violencia de género es “diabólica”.

Los premios Mallete, otorgados a las decisiones que promovieron mayor equidad de género, fueron ganados por tribunales internacionales:

  • El Mallete de Bronce para el caso Campo Algodonero, en el que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado mexicano por no prevenir la tortura y el asesinato de tres mujeres en Juárez, en donde hay un patrón evidente de violencia de contra las mujeres.
  • El Mallete de Plata recayó la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que reconoció por primera vez que la violencia doméstica es una forma de discriminación por género.
  • El Mallete de Oro fue para el Tribunal Comunitario de Justicia de la Comunidad Económica de Estados de África Occidenta, que determinó que el Estado de Níger violó su obligación de proteger a sus ciudadanos de la esclavitud sexual.

El jurado que ha elegido entre los casos propuestos por organizaciones sociales ha estado compuesto por Juan Méndez, Presidente del Centro para la Justicia Transicional y ex miembro de la CIDH, Rosa Montero, periodista y psicóloga y Kudakwashe Chitsike, abogada y directora de Programas de la Unidad de Investigación e Incidencia de Zimbabue.

Los ciudadanos también han podido participar en las votaciones de los premios del público. Más de 1500 votos recibidos a través de la web de la organización dieron como resultado:

Premio Garrote, el pronunciamiento de la Corte de Preston Crown en Inglaterra, que dejó libres a unos hombres acusados de violación porque la víctima había hablado de sus fantasías sexuales por chat.

Premio Mallete, la decisión del Juzgado de Santa Fe, Argentina, mediante la cual fueron sancionados penalmente los médicos que no iniciaron el tratamiento contra cáncer ni practicaron un aborto legal a una joven embarazada que murió al serle rehusado el tratamiento.

Pero, ¿qué pasa una vez se hacen públicos los premios?

“Mandamos una carta a los ganadores de los premios, a las organizaciones que los propusieron. Lo que vimos el año pasado, en nuestra edición, fue que, por ejemplo, los responsables del Tribunal Constitucional de Ecuador que había prohibido el registro farmacéutico de la anticoncepción de emergencia, nos llamaron para informarnos del por qué de la decisión y de que había sido revocada. Pero el seguimiento contínua. Por ejemplo, denunciamos cuando alguno de los jueces que han sido propuesto para los premios Garrote tiene posibilidades de ingresar en un tribunal internacional que tienen que implantar la perspectiva de género en su jurisprudencia. Y por ejemplo, ya hay un par de jueces sobre los que hemos informado y que no han ingresado por tomado en cuenta prejuicios en contra de la equidad en sus procedimientos judiciales”. Así nos lo explica Mónica Roa, también conocida por su papel fundamental en la despenalización del aborto en todos los casos en Colombia.

“A lo largo de nuestra experiencia nos hemos dado cuenta de que alrededor del mundo, no importa el sistema jurídico, las referencias culturales, religiosas o económicas, siempre hay jueces que siguen tomando en cuenta los prejuicios en contra de la equidad en sus decisiones y otros que apuestan por los estándares internacionales. El objetivo de estos premios es hacer un reconocimiento de éstos últimos y una denuncia pública de aquellos que siguen haciendo comentarios retrógrados y que impiden que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad”.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie