ocultar/mostrar banner

Migración

Una frutería sin ánimo de lucro

La frutería La Merced es un comercio de barrio como cualquier otro, solo lo diferencia una cosa: aquí todos los beneficios se invierten en generar más empleo

Frutería La Merced (Lydia Molina)

A las diez de la mañana todavía no ha comenzado la vida en el barrio y los clientes llegan con cuentagotas. Mientras Seydina Mane revisa los caquis, María Jesús y Mamadou guardan las cajas llenas de fruta que llegaron hace un rato en el reparto. En los veinte metros cuadrados en los que se están moviendo están conviviendo cuatro nacionalidades diferentes: española, mauritana, senegalesa y guineana.”Esto es la ONU”, asegura sonriendo María Jesús, la jefa de tienda.

La frutería es una iniciativa sociolaboral que ofrece trabajo a jóvenes en riesgo de exclusión social. Detrás del proyecto está la fundación La Merced Migraciones que lleva veincinco años atendiendo a inmigrantes en Madrid con pisos para menores que llegan solos a España y cursos de formación. “Nos dimos cuenta de que el empleo es un caballo de batalla difícil de integrar en los procesos que se llevan con los chicos”, asegura Alejandro Bernal, gerente de Puentes para la Ilusión, la empresa de inserción que ha puesto en marcha la frutería. De ahí sacaron idea de crear la empresa, un comercio como cualquiera de los que encontramos en nuestro barrio pero con una diferencia: “aquí no hay ánimo de lucro”, dice María Jesús. En La Merced cada empleado tiene su sueldo y los beneficios los invierten en la creación de más empleo. “El cien por cien de los beneficios van para ellos y para mantener las estructuras de inserción. Es un pequeño comercio que posibilita la contratación de seis personas, cuatro de ellas en riesgo de exclusión social. Eso, en un tiempo de crisis como el que vivimos, es muy importante”, cuenta Bernal.

Maria Jesús y Seydina

Seydina Mane es senegalés. Ha sido uno de los afortunados que ha conseguido ese ansiado contrato que le ayudará a renovar sus papeles en el mes de marzo. Salió hace dos meses de un piso tutelado de la fundación donde ha pasado los últimos dos años y hace tres meses se le acabó el trabajo de reponedor en una farmacia con el que consiguió su regularización. Cuando la incertidumbre empezaba a nublar el 2011 le llamaron para decirle que uno de los jóvenes que iba a trabajar en la frutería había encontrado otro trabajo y que él podía sustituirle. “Respondí que sí, claro. Esto me ha dado mucha tranquilidad”. Lleva años recibiendo talleres pero ninguno de sobre esta materia. “La única vez que trabajé con fruta fue recogiendo naranjas en el campo de Tarragona, cuando no tenía papeles”, asegura el joven de 21 años.

Para entrar ha recibido un curso de manipulación de alimentos y está realizando, junto a sus compañeros, otro específico sobre frutas y verduras. Antes de empezar lo que más le preocupaba era el trato con la clientela. “Nunca he trabajado de cara al público. Antes de abrir hacíamos simulaciones para costumbrarnos a las situaciones que podrían darse y, aunque lo hacíamos con gente que conocíamos, yo me ponía muy nervioso. Ya lo tengo casi superado”, dice con media sonrisa.

Sabe que esto no es definitivo porque la frutería es todavía el paso previo a la total inserción en el mercado laboral. Aquí los contratos duran entre seis meses y dos años. “El objetivo de la empresa de inserción es formar a las personas para que en este tránsito salgan mejor preparadas para insertarse en el mercado laboral”, asegura Alejandro Bernal, el gerente. Una vez concluido ese tiempo y aprendido el oficio tienen que dejar el puesto a otra persona.

Mamadou

No se trata sólo de acceder un empleo. Mientras trabajan están matriculados en el centro de educación de personas adultas, reciben cursos de formación y acompañamiento social de un técnico de la fundación y de los servicios sociales de Madrid. Además, cuentan con el apoyo de María Jesús, una profesional con experiencia que supervisa su trabajo y les enseña las habilidades que necesitan en el día a día para este negocio. Ella también ha salido del bache gracias a la frutería. Estuvo en paro casi todo el año 2010. “Esto ha sido agua de mayo. Sobre todo por haber tenido la suerte de entrar en un proyecto social donde sabes que la consecuencia de tu trabajo es que otras personas también puedan trabajar“, asegura María Jesús.

Mamadou es el encargado de llevar los repartos a domicilio por las mañanas porque es el único de este turno que tiene carné de conducir. Él también pasó por los pisos tutelados. Estuvo tres años, desde que llegó de Guinea Conakry en 2003 hasta 2006. Siempre ha estado vinculado a la fundación recibiendo cursos que le han ayudado a encontrar trabajos eventuales en los años que lleva en España. Cuando la frutería empezó a funcionar hace dos meses llevaba un año en paro. “Estar un año sin trabajar es muy complicado para cualquier persona, inmigrante o español. Aquí las familias tienen que mantenerse y yo tengo que mantener a mi familia que está allí. Hay que mandar dinero y mantenerte tú en el piso, pagando luz, comida… Ha sido una temporada muy complicada”, asegura Mamadou. Ahora, ilusionado, confía en que este trabajo le ayude a conseguir la estabilidad que lleva buscando desde que llegó hace siete años a España.

Si quieres colaborar haciendo un pedido:

Frutería La Merced
C/ Cartagena, 66 (Madrid)
Tel. 917 25 94 61
fruterialamerced@gmail.com

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

20 comentarios

  1. [...] Una frutería sin ánimo de lucro periodismohumano.com/migracion/una-fruteria-sin-animo-de-…  por ibaizabal hace 2 segundos [...]

  2. MIki

    Me parece una buena iniciativa, pero vamos, hoy en dia tal y como estan las cosas la mayoria de los pequeños comercios son iguales que esta fruteria, dan los beneficios justos para pagar al personal y al autonomo que lo regenta, que hoy en dia cobra practicamente lo mismo que sus empleados, o incluso menos.

  3. ¡Qué bueno! Porque no sólo es la frutería y el reinvertir las ganancias, si no el proyecto, la ayuda, la formación, el tutelaje, la esperanza, estabilidad, seguridad, fuerza, confianza… que les dan a estas personas : )
    Si encima fueran alimentos ecológicos, ¡ya sería la leche! : ) Pero supongo que todo se andará…

  4. olguin albin

    Esto està muy bien. Es algo que muchos gobiernos podrian imitar para darles a los individuos la dignidad que ellos merecen.

  5. antonio

    Hola… propongo que hagan una web (digo blog gratuito), donde ofrezcan los productos para la venta…y se creen un sistema de distribución en Madrid….. seria una buena opción para hacer crecer su negocio……

    Ha… si fuera producto 0% transgenico yo les comprara jejejeje……

  6. Neila

    Excelente! solo deciros de buen rollo que se os coló un “estubo” en el párrafo debajo de la foto de Mamadou ;-)

    • Lydia Molina

      Ups!! muchas gracias por el aviso, Neila :) Un abrazo

  7. Tiasit

    Interesante iniciativa. ¡Adelante!

  8. Así son el 90% de los pequeños comercios de los barrios de Madrid. Un sueldecito para ir viviendo y un continuo goteo de puestos cerrados en los Mercados de toda la vida. Trabajar para subsistir.
    Tengo un mercado al lado de casa y el 60% de los puestos están cerrados. Soy fiel a mi pollero, carnicero, el pescado tiro de congelados y la fruta la compro en el mercadillo del lunes de mi barrio ( Vallecas ).

  9. Marcela

    Felicidades! interesante iniciativa de inserción laboral! Sería interesante que se replicara y que siga siendo un proyecto multicultural.

  10. Cristina

    Menuda sorpresa me he llevado cuando me ha enviado mi hermana esta noticia pues es la fruteria donde voy a comprar desde que abrieron y una amiga me dijo que tenían un genero estupendo y unos precios muy buenos.
    Tienen la frutería limpisima (a cualquier hoy del dia), todo el genero colocadísimo y el trato del personal es intachable.
    Sin duda alguna la mejor relación calidad-precio del barrio y mira que hay fruterias.
    Enhorabuena por el proyecto!!!!

  11. moniCA

    Colaborar con este tipo de proyectos, genera mas proyectos para personas que por unas causas o por otras buscan su vida lejos de sus casas… colaboro con ellos desde hace unos dias y estoy encantada… por cierto la fruta esta muy buena. Mucho animo y a seguir….

  12. Está es una de las cosas que merecen la pena. habéis tenido una idea estupenda.
    Nosotros somos agricultores de valencia tenemos naranjas online. Nos gustaría haceros un precio muy especial para comprar naranjas, al mismo precio ridículo que nos pagan los intermediarios, para que se lo lleven ellos preferimos ayudar en esta propuesta. Es lo que hace falta hoy que todos podamos tener un trabajo para ganarnos la vida.

    htp://www.lahuertadevalencia.es/

  13. Para esta campaña el ofrecimiento sigue en pie. Si os interesa comprar naranjas a un precio más que asequible, ¡Ánimo! a vender naranjas online

  14. alberto

    Noticias como esta me hacen recuperar el optimismo en que hay soluciones cotidianas, a nuestro alcance, que ayudan a cambiar las desigualdades que nos acechan. Me parece genial, sobre todo el concepto y enfoque, pero sobre todo la profesionalidad que derrochan y la calidad humana. Un verdadero ejemplo para nuestras instituciones.

  15. can i simply just say what a relief to uncover someone that genuinely knows what they’re talking about on the web. you actually know how to bring an issue to light and make it important. a lot more people really need to read this and understand this side of the story. it’s surprising you aren’t more popular given that you most certainly possess the gift.

  16. Muy buena iniciativa!! :)

    Saludos desde Monóvar

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Javier Galparsoro

Algunos españoles tendríamos que irnos Javier Galparsoro

El 10 de mayo de 2007 se publicó un Decreto en el que se establecieron los nuevos recursos económicos a acreditar para la entrada y permanencia en España [...]

De referencia

Fronteras ¿niños desaparecidos o abandonados? Melilla, Frontera Sur

Fronteras: ¿Niños perdidos o abandonados? from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.

"No sé qué clase de autoridad tenemos. Un cateo se da de sorpresa, no ya cuando toda la gente lo sabe": mamá de Luz Angélica Mena Flores, desaparecida en Ciudad Juárez a los 19 Judith Torrea / Ciudad Juárez

 Luz del Carmen Flores tomó hace dos años una de las decisiones más duras desde que su hija Luz Angélica Mena Flores, desapareciera hace ya ocho [...]
-->