Migración

Tecnología militar contra inmigrantes

Estudian cómo adaptar los aviones con cámaras diseñados con fines bélicos

Los gobiernos de la UE pondrán a disposición del FRONTEX barcos y aviones.

Valla de Melilla. 2005. Foto: Fronterasur/flickr

La Unión Europea (UE) pide asesoramiento a fabricantes de armamento para saber si su tecnología de vigilancia puede servir para controlar el movimiento de inmigrantes indocumentados en viaje al territorio del bloque.

Frontex, el organismo responsable de la gestión de las fronteras de la UE, organizará un encuentro en España en junio en el que varios fabricantes de aviones no tripulados presentaran sus productos.

Los aviones con cámaras fueron diseñados con fines bélicos y se utilizan mucho en Afganistán, Palestina y Pakistán, pero Frontex evalúa cómo adaptarlos a la vigilancia fronteriza.

Hasta ahora, la agencia nunca utilizó esa tecnología, pero, según una fuente de la agencia, ésta analiza qué “valor agregado” puede aportar a la labor realizada por la guardia costera de los países miembro de la UE. Se les presta una “atención especial” porque pueden ayudar a vigilar barcos por más tiempo que los equipos usados actualmente, añadió la fuente.

Frontex no es el único organismo europeo interesado en recurrir a aviones no tripulados. La policía de Merseyside, condado del norte de Inglaterra, se jactó a principios de este mes de haber sido la primera fuerza en utilizar esa tecnología para detener a un presunto delincuente. Pero el caso causó controversia cuando se supo que no tenía licencia de uso.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación frente a la posibilidad de que Frontex recurra a tecnología militar de vigilancia para evitar el procesamiento de solicitudes de asilo en Europa. “¿La usan para cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos?”, dijo a IPS el director de la oficina de Amnistía en Bruselas, Nicolas Beger. “De no ser así, es un problema”, remarcó.

La Comisión Europea, órgano ejecutivo de la UE, ha publicado un plan para fortalecer a Frontex, según el cual los gobiernos del bloque deberán poner a disposición de la agencia barcos y aviones. Frontex, creada en 2005 para coordinar a las autoridades de los países de la UE que gestionan las fronteras, podrá comenzar de forma gradual a comprar o rentar sus propios equipos.

Inmigrantes en el camino de Oujda a Mariwari. Foto: Fronterasur/flickr

Los migrantes no “son criminales”, sino “gente que viene en busca de una vida mejor”, señaló Cecilia Malmström, comisaria europea de asuntos interiores. “No se ha tomado absolutamente ninguna decisión sobre el uso de aviones no tripulados”, respondió al ser consultada sobre por qué se probaba tecnología con fines bélicos para el control de migraciones.

“Los derechos fundamentales no deben ser infringidos” por Frontex, señaló. Además habrá un responsable independiente presente cuando la agencia asista en la expulsión de algún solicitante de asilo rechazado, apunto. “No excluyo para nada que Frontex haya cometido errores antes”, añadió.

En junio del año pasado, la agencia coordinó la Operación Nautilus, en la que un barco con unas 75 personas fue interceptado en el mar Mediterráneo a la altura de la costa italiana, mediante helicópteros alemanes Puma. Fue la primera iniciativa de ese tipo en la que la agencia obligó a los inmigrantes a dar marcha atrás y volver a Libia.

Organizaciones de derechos humanos criticaron entonces a Frontex porque fue incapaz de garantizar que las autoridades libias dieran a esas personas la posibilidad de pedir asilo. El derecho internacional estipula que todas las personas tienen derecho a solicitar protección en caso de persecución en un país distinto al suyo.

La investigación sobre los aviones no tripulados pone de relieve el “enfoque de seguridad” que se le da en Europa al debate sobre las migraciones, señaló Bjarte Vandvik, del European Council on Refugees and Exile (Consejo Europeo para Refugiados y Exiliados, ECRE, por sus siglas en inglés), organización que trabaja con solicitantes de asilo.

“No podemos aceptar que la gente sea devuelta y pueda ser torturada o morir sin siquiera haberles dado la oportunidad de escuchar sus razones”, apuntó. “Se la rechaza de las fronteras de Europa sin saber si buscaban protección o empleo y una vida mejor, lo que no es un delito”, añadió.

Algunos políticos dan a entender que la UE está “inundada” con más solicitantes de asilo de los que puede albergar, pero, de hecho, los pedidos cayeron de forma abrupta en los últimos dos decenios.

En 1992, cuando la UE tenía sólo 12 miembros, se registraron 550.000 solicitudes. Pero en 2008, cuando el bloque está integrado por 27 países, hubo 238.000, y los datos provisorios indican que en 2009 hubo 223.000 pedidos.

Hubo “mucho mito y alarmismo” sobre la llegada de inmigrantes a Europa, señaló Beger, de Amnistía. Hay una “muy severa falta” de reconocimiento de que los solicitantes de asilo y otros inmigrantes son seres humanos, añadió.

La política de la UE apunta de forma “desproporcionada a devolver a la gente, en vez de respetar su derecho de asilo, lo que hace que los inmigrantes asuman mayores riesgos en su intento de ingresar a Europa”, subrayó Beger.

Alfredo Abad, de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, acusó a la UE de “gran hipócrita” al proponerse, en los últimos años, construir un sistema común en materia de asilo, al tiempo que trata de impedir la llegada de inmigrantes.



Más info sobre

, , ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie