ocultar/mostrar banner

Migración

La odisea de los inmigrantes en Grecia

Grecia ha cerrado su frontera con Turquía del río Evros para impedir la entrada de inmigrantes indocumentados y ha detenido a miles que sobrevivían en sus calles a academias policiales reconvertidas en improvisadas prisiones.

Redadas para detener a inmigrantes en Atenas (Thanassis Stavrakis / AP)

La policía desplegó el 2 de agosto 1.881 efectivos a lo largo del Evros, en un intento por sellar la frontera. El portavoz de esa fuerza, Christos Manouras, declaró que esa acción “efectivamente impidió nuevas llegadas”. “Cuando a través de nuestras cámaras infrarrojas o nuestras patrullas nos enteramos de que alguien intenta cruzar, los oficiales de policía forman un escudo humano y les impiden el ingreso”, explicó.

Mientras, la Policía detuvo solo en Atenas 12.900 inmigrantes que residían de modo irregular en el país. Unos 400 se encuentran en un nuevo campamento de detenciones ubicado en Amugdaleza, a las afueras de Atenas. Los demás fueron enviados a dos academias policiales convertidas en campamentos improvisados en Xanthi y Komotini, en el norte del país.

Miembros de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) visitaron ambos campamentos el mes pasado, y describieron las condiciones como de mala calidad. “Nuestro equipo registró serias carencias en relación a la infraestructura y las condiciones de detención, pese a los esfuerzos obvios de las autoridades por mejorar la situación”, dijo a IPS la directora general de MSF, Reveka Papadopoulou. “Controlaremos más la situación, pero no nos involucraremos de un modo que impida que el gobierno afronte las responsabilidades derivadas de una opción política de implementar una política de detenciones a gran escala”, agregó.

Las autoridades no permiten que periodistas visiten los campamentos de detención, y el acceso a la frontera está limitado en coordinación con la Guardia Fronteriza griega. La Comisión Europea no descarta financiamiento para tales medidas, y “organiza regularmente misiones técnicas en el terreno para debatir con las autoridades griegas si corresponden las acciones en el marco de los programas cofinanciados por la UE”, explica la Comisión por correo electrónico, refiriéndose a la misión de ésta en la frontera.

Detención de inmigrantes en Atenas el 5 de agosto(Thanassis Stavrakis / AP)

Las autoridades instalaron días atrás un campamento improvisado en el sitio de unas viejas barracas militares en Korinthos, 75 kilómetros al sur de Atenas, que pueden albergar a otros 2.000 detenidos. “Las detenciones durarán hasta un año”, mientras las autoridades intentan enviar a esas personas de regreso a sus países de origen, dijo Manouras. “Muchos de ellos podrán optar por volver mediante el programa que implementamos junto con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM)”, agregó.

Cofinanciado por Grecia y el Fondo Europeo para el Retorno, el programa ya ha enviado a sus lugares de origen a 5.000 personas. A fines de julio, la OIM y Grecia firmaron un acuerdo a un año por 10 millones de euros (12,5 millones de dólares) que ofrecerá un retorno voluntario asistido a unos 7.000 inmigrantes indocumentados.

Grecia es desde 2005 el principal punto de llegada de inmigrantes indocumentados. Más de 80 por ciento ingresan a Europa a través de Turquía, por el mar Egeo o por el río Evros. La vasta mayoría de estas personas esperan avanzar hacia el norte de Europa. Sin embargo, la distancia que las separa de otros países europeos, además de cláusulas del Reglamento Dublín II, que determina el regreso de solicitantes de asilo al país europeo al que llegaron primero, han condenado a decenas de inmigrantes a permanecer varados en un limbo en Grecia.

Esto ha transformado al país, y a Atenas en particular, en un depósito de cientos de miles de inmigrantes sin la documentación requerida y solicitantes de asilo, que sobreviven con ingresos ínfimos en un vasto mercado negro.

La nueva política migratoria del gobierno de coalición de la derechista Nueva Democracia, el tecnócrata Pasok y el izquierdista moderado Demar se implementa en un momento en que muchas organizaciones internacionales expresan preocupación por el fracaso de las autoridades por proteger los derechos humanos de inmigrantes y solicitantes de asilo, y por ofrecerles protección ante una creciente ola de ataques racistas.

La política también se lleva a cabo en medio de una debacle económica, que estalló en 2009 cuando no pudo hacer frente a los pagos de su cuantiosa deuda. Tras cuatro años de recesión, el desempleo trepa ya hasta 29 por ciento de su población económicamente activa. En medio de esta crisis, el sentimiento xenófobo se ha extendido en la sociedad. Los ataques racistas han aumentado en las calles de Atenas y se propagan rápidamente por todo el país.

El 23 de julio, la violación e intento de asesinato de una adolescente de 15 años en la isla de Paros por parte de un trabajador pakistaní indocumentado catapultó la indignación social. En el marco de la ola de ataques contra extranjeros que se desató luego de ese hecho, el 12 de este mes un inmigrante iraquí fue golpeado y muerto a puñaladas por cinco jóvenes encapuchados. “Uno sabe que esto le puede ocurrir cada vez que sale de la casa”, dijo en fluido griego a IPS el solicitante de asilo Ramadan Sah, quien huyó del movimiento extremista Talibán en Afganistán. “Alguien podría pararte y preguntarte de dónde eres. Y entonces podrían aparecer muchos más y atacarte. Está realmente peligroso allí afuera”, agregó.

Sah ha estado varado en el sistema de solicitudes de asilo durante más de una década. Hace un par de meses, el comité de apelaciones evaluó su postulación. Está por terminar una licenciatura en ciencia política, pero enfrenta renovados temores. “Es como cuando nos ocultábamos en casas para escapar del Talibán. Entonces nos llamaban izquierdistas, ahora somos los extranjeros“, dijo.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

5 comentarios

  1. [...] -La odisea de los inmigrantes en Grecia (fuente: PeriodismoHumano.com) [...]

    • oscar ariel valdivia zerna

      denunciar el acoso y el mal trato que recibi por parte de la policia griega en el aeropuerto de atenas despues de finalizar mis vacaciones en este pais el dia 25-01-2013.al llegar ala zona de salida hacia españa fuí retenido diciendome estos señores que mi pasaporte era falso.fuí llevado a dependencias policiales como si de un delicuente se tratara,alli me ronpieron el billete de avion para segun ellos no podia abandonar el pais.pero eso si me dijeron q me marchara del aeropuerto.yo sin enterder nada nuevamente saque otro billete para poder salir de alli y nuevamente fuí retenido.suerte la mia que viajaba con un amigo español que habla correctamente el idioma de este trelocomio pais.sin seguir entendiendo nada despuésde intentar que mi amigo se pusiera en contacto con un abogado.al fin acabo mi pesadilla..y pude salir de alli y deseo que se publique este escrito para que nadie nunca jamas pase por esto como persona de bien que soy..ya me estoy poniendo en contacto con las autoridades correspondientes para que que se kes haga llegar saber a estos señores que mi pasaporte fué renovado y expedido por el consulado de bolivia en barcelona..les saludo atte.gracia..

  2. Silvia

    Es un horror que maten a un ser humano por ser inmigrante.
    Estamos llegando a extremos peligrosos.
    Los ciudadanos procedentes de países en guerra deberían tener derecho a asilo.
    Aunque sí hay que regular la inmigración, también hay que entender que un irakí probablemente huye de su país por salvar su vida.

  3. [...] La situación económica en la que nos encontramos y con las consecuencias como recortes económicos, pérdida de trabajo o dificultad para encontrarlo son el caldo de cultivo ideal para que aumente el sentimiento racista de una población. El miedo es el culpable. Miedo a lo desconocido. Miedo a lo diferente. Miedo a sentirse invadido. Miedo a que “nos quiten el trabajo” porque percibimos que nos pertenece por derecho. En situaciones de dificultad se incrementan este tipo de sentimientos de lo que consideramos como propio. Estas son las razones a las que los inmigrantes indocumentados tienen que enfrentarse también en Grecia. [...]

  4. In my honest oppinion, your blog provides the viewers with everything they want.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa