Enfoques

Lo que engorda, mata

En un planeta de recusos finitos, los abusos y excesos para unos estómagos son finalmente alimentos que otras personas no podrán llevarse a la boca.

Por ello, recuperamos el concepto de la 'frugalidad' frente al menú XXL.

Acuarela "Las cebollas de las nanas" (Patricia Simón)


Busquemos de nuevo las causas del hambre en el planeta Tierra. La crisis en el Cuerno de África nos obliga a ello y, ciertamente, tenemos acceso a informaciones claras y concluyentes que relacionan esta nueva hambruna a realidades no climatológicas, porque hasta la sequía imprevista responde a un cambio climático producido por una civilización industrial lejana y ajena a las personas allí sobreviviendo. La especulación alimentaria, la marginación de la agricultura campesina y autóctona de la zona, el acaparamiento de las mejores tierras por capitales extranjeros, la imposición de cultivos para la exportación, etc. son –repetidas- las peores catástrofes inventadas por la codicia del ser humano.
Sigue leyendo