ocultar/mostrar banner

Enfoques

Fronteras de la Nueva Libia

El ambiente en las fronteras libio-tunecinas de Ra´s Jädir y DeGhiba-Wazin es caótico y asfixiante.

En la primera “gobiernan” las milicias de Zuwärah, que han introducido un control fronterizo donde reina la corrupción y la arbitrariedad.

En la segunda, el paso constante de armas ha provocado enfrentamientos con la policía tunecina, que el día 28 de octubre, se saldaron con dos militares tunecinos heridos.

Un exrebelde libio golpea con su zapato un dibujo de Gadafi en la frontera de Ra´s Jädir con Túnez. 20 de Octubre de 2011. (AP Photo)

Tras el asesinato de Gadafi sale a escena una nueva Libia replegada sobre sus asuntos internos y volcada en un mayor control de fronteras. Un ejemplo patente es que el paso fluido de periodistas internacionales ha sido sustituido por un proceso más selectivo donde Libia exige documentos muchas veces imposibles de obtener. Esto coincide además con una salida de las noticias libias de la agenda mediática internacional.

“La revolución se ha acabado, hemos liberado Libia, da igual Saif el Islam, y otros, y ahora la nueva Libia tiene sus visados y sus cosas, no puede entrar la gente así como así en nuestro país”, declara uno de los controladores de la frontera mientras teclea en un ordenador.

En los controles libios es difícil saber quién es el responsable. Una amalgama de hombres vestidos de paisano o con uniformes de diferentes colores, procedentes de poblaciones cercanas se encargan de revisar la documentación. Algunos de los que están armados son adolescentes y se quejan de llevar varias noches sin dormir. Para mitigar el cansancio parecen en estado de embriaguez. “Están drogados. Mastican algo que les mantiene despiertos, pero están drogados, tenemos un gran problema con la droga que está circulando. A veces disparan al aire, o hacen incursiones en territorio tunecino. Dicen que son bandidos, pero no se puede saber, no sabemos diferenciar quién es autoridad y quién es bandido en el lado libio”, comenta un funcionario tunecino.

Seguir leyendo.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Luis Acebal

La enseñanza escolar del “hecho religioso” en España Luis Acebal

 Comentario para un debate abierto Luis Acebal Monfort Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE)  Me ha sorprendido favorablemente el escrito [...]
Hoy Libro

Explorar en femenino plural Hoy Libro

Entrevista: David Eloy Rodríguez. Fotos: Stefania Scamardi. Una artista e ilustradora de cómic adapta los poemas de doce poetas mujeres de nuestro tiempo, [...]

Sociedad civil

image

Myanmar: Nuevas pruebas de la campaña sistemática de crímenes contra la humanidad para aterrorizar y expulsar a la población rohingya Aminstía Internacional

Refugiados rohingyas abandonados a su suerte en Bangladesh. Copy: Andrew Stanbridge / Amnesty International Más de 530.000 hombres, mujeres, niños y [...]
image

R. D. del Congo: la epidemia de cólera es la más grave de los últimos años Crónicas contra el olvido

Nuestros equipos en el país han tratado ya a 17.000 personas en la epidemia de cólera declarada el 9 de septiembre. El cólera afecta a 20 de las 26 [...]

De referencia

Por qué las derechas y muchas izquierdas españolas no entienden o no quieren entender lo que pasa en Catalunya Viçens Navarro

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, y en catalán en la columna “Pensament Crític” [...]

Final narrativo, empieza el trabajo Ramón Lobo

A las cinco de la mañana del 17 de agosto he puesto el punto final narrativo a una novela que arrancó en Roma en el verano de 2010. Prometía rapidez [...]
-->