En conflicto

Una mujer libia denuncia sus violaciones ante la prensa y es detenida

Este sábado una mujer libia irrumpió en el hotel donde se aloja la prensa internacional para contarles cómo había sido detenida, violada por quince hombres de las fuerzas de Gadafi

Varios periodistas fueron golpeados cuando intentaban impedir que fuera acallada y detenida por agentes del gobierno

En estos momentos se encuentra en paradero desconocido

Un representante del Ministerio de Información agarra a Iman Al-Obeidi, quien ha conseguido colarse en el hotel para contar que tras ser detenida en un check point de las fuerzas de Gadafi, pasó dos días detenida y que fue violada por quince hombres de las fuerzas de Gadafi (Jerome Delay / AP)

Según informa The New York Times y las agencias AP y Reuters, una mujer libia ha entrado corriendo esta mañana en el hotel donde se aloja la prensa internacional en Trípoli y ha contado a los periodistas que ha sido violada por quince hombres de las fuerzas gubernamentales de Gadafi, tras ser detenida en un check point y mantenerla encerrada durante dos días, durante los cuales han orinado y defecado sobre ella.

(AP Photo/Jerome Delay)

Según la crónica de The New York Times, los que hasta unos minutos antes eran serviciales camareros y botones, que servían amigablemente a los periodistas que no pueden salir del hotel salvo para visitas organizadas por las autoridades, han intentado violentamente impedir que la mujer siguiera contándole a la prensa cómo se había escapado de la cárcel -donde permanecían encerrados algunos de sus amigos- y les mostrara los signos de violencia que tenía por todo su cuerpo.

(AP Photo/Jerome Delay)

Según el relato del periodista y como podemos ver en las fotografías: arañazos en la cara, cardenales en las piernas, heridas en las muñecas que pudieran ser de haber estado amarrada… Algunos periodistas que han intentado proteger a la mujer e impedir que fuera “detenida” por los trabajadores del hotel han sido tirados al suelo y golpeados, a la vez que algunos camareros cogían cuchillos de mesa para amenazar a la mujer y a los policías.

(AP Photo/Jerome Delay)

“Para los miembros de la prensa extranjera alojados en el Hotel Rixos como invitados del gobierno de Muanmar Gadafi -confinados en el hotel salvo para salidas oficiales- esta intrusión ha servido para recordar la brutalidad del gobierno libio y la presencia de las fuerzas de seguridad entre el personal del hotel”, escribe el periodista de The New York Times en su crónica.

(AP Photo/Jerome Delay)

La mujer dijo ser de Bengasi, bastión de la oposición a Gadafi. “Me insultaban y me grababan. Yo estaba sola. Había whisky. Yo estaba atada”.

Finalmente, tras un largo rato en el que las fuerzas de seguridad se contenían aparentemente por la presencia de numerosos periodistas, la mujer fue obligada a meterse en un coche blanco que abandonó el hotel.

(AP Photo/Jerome Delay)

Según informa el fotoperiodista de Associated Press, Jerome Delay, “dos cámaras fueron destruidas contra el suelo, y al menos un reportero fue golpeado y pateado”.

Según informa The New York Times, el periodista de Financial Times, Charles Glover, que se interpuso literalmente entre ella y los policías para impedir que se la llevaran, fue poco después expulsado del país.

Charles Clover, periodista del Financial Times trata de proteger a la mujer de las fuerzas de seguridad del gobierno libio y de los camareros del hotel (AP Photo/Jerome Delay)

A las preguntas de los periodistas a fuentes oficiales sobre el paradero de la mujer, según varias fuentes, un portavoz del gobierno ha asegurado que Iman Al-Obeidi tiene problemas mentales y que estaba borracha. También ha declarado que la seguridad de la mujer está asegurada.

Seguir leyendo crónica de The New York Times.

Noticias de las agencias AP y Reuters

Ver video e información de The Telegraph

Ver video y crónica de Sky News

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Actualización, 2 de Abril, 2011

Siete días después Iman Al-Obeidi sigue desaparecida. Iman al-Obeidi afirmó que había sido retenida contra su voluntad durante dos días y había sido violada por 15 de los hombres de Gaddafi. La cara y las piernas de Obeidi estaban llenas de magulladuras y tenía sangre en su muslo derecho. Hablamos con la periodista Mona Eltahawy acerca de las agresiones sexuales contra las mujeres libias bajo el régimen de Gaddafi.

“Es sencillamente indignante que los mismos funcionarios acusados por Eman al Obeidi actúen ahora contra ella, con la aparente aprobación de las autoridades libias”, ha declarado Malcolm Smart de Amnistía Internacional.

“Iman al Obeidi está desaparecida de hecho. Tememos que esté detenida y que la estén presionando para que retire sus acusaciones.”

Durante el largo régimen del coronel Gadafi, críticos y detractores de su gobierno han sido sometidos habitualmente a detención, tortura y desaparición. Amnistía Internacional ha documentado recientemente más casos de desaparición forzada a manos de las fuerzas de Gadafi desde que se iniciaron las actuales protestas.

“El caso de Eman al Obeidi es alarmante también por la señal que envía a otras mujeres que puedan haber sido víctimas de violación o de otros actos de violencia sexual y que ahora podrían tener miedo a presentarse y denunciar lo que les han hecho.”

410,010 personas han firmado la petición de AVAAZ pidiendo la liberación de Iman al-Obeidi.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie