ocultar/mostrar banner

En conflicto

Once niños habrían muerto por bombas de racimo en Siria

La ONG Human Rights Watch determina a partir de vídeos y testimonios de residentes locales que "al menos 11 niños habrían muerto (...) el ataque con bombas de racimo se produjo mientas un grupo de como mínimo 20 niños de esa localidad se encontraban reunidos en un terreno adonde acuden habitualmente para jugar".

Hay pruebas contundentes que señalan que en un ataque aéreo lanzado el 25 de noviembre de 2012 contra la localidad de Deir al-`Assafeer, próxima a Damasco, se habrían usado bombas de racimo que causaron la muerte de al menos 11 niños y dejaron varios heridos, señaló hoy Human Rights Watch. El gobierno sirio debe renunciar inmediatamente al uso de estas peligrosas armas que han sido prohibidas por la mayoría de las naciones.

“El ataque muestra que las municiones en racimo provocan muertes sin distinguir entre civiles y militares”, manifestó Mary Wareham, directora de incidencia de la división de armas de Human Rights Watch. “Frente al daño devastador que causan a la población civil, las bombas de racimo no deberían ser usadas por ningún actor, en ningún momento y en ningún sitio”.

Seguir leyendo.

Más info sobre

,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa