ocultar/mostrar banner

Los atentados políticos vuelven al Líbano

Desde que la revolución siria se transformó en guerra civil, parecía una cuestión de tiempo que el Líbano se contagiase de la inestabilidad.

(Mónica G. Prieto)

El país del Cedro aguantó pese a la frustración y la radicalización de los pro-sirios y los anti-sirios libaneses, la división social que impide la normalidad desde hace años. Unos acusaban a los otros de estar del lado del enemigo, haciendo la crisis siria un poco suya. No en vano los vínculos históricos entre ambos países son tan estrechos que no se entienden por separado.

Pero desde el atentado que hace unas horas acabó con la vida del general Wissam Hassan y de otras siete personas, según datos provisionales, la ficción se ha roto en pedazos. Los atentados que abandonaron la vida libanesa en 2008 han regresado al país árabe, y la elección de su primer objetivo no podía ser más significativa. Hassan, quien fuera jefe de Seguridad del ex primer ministro Rafic Hariri (fallecido también en atentado en 2005), era el responsable de la Inteligencia de las ISF, las Fuerzas Internas de Seguridad (Policía). Y también era un destacado anti-sirio, un hombre del 14 de Marzo, el bloque suní, hoy en la oposición, que logró la salida de Damasco tras 29 años de ocupación militar.

Hace apenas unas semanas, su nombre se cubrió de gloria tras la detención del ex ministro de Información Michel Samaha, próximo a Damasco, detenido tras ser hallado en posesión de un importante volumen de explosivos y con la intención, confesa, de retomar los atentados en el Líbano por órdenes de Damasco. Su abogado nunca pidió que se revocasen los cargos, y ninguno de los aliados políticos de Samaha se interesó por él, lo que hizo pensar que su implicación en el complot terrorista era innegable.

Sería el último gran éxito del general, que ya había perdido a dos hombres en sendos atentados anteriores, los comandantes Samir Shehadeh y Wissam Eid (éste último a cargo de parte de la investigación del asesinato de Hariri) pero que no pudo sobrevivir a su propio atentado. El coche bomba estalló en Ashrafiyeh, el sector cristiano de Beirut: más concretamente a 500 metros de la Plaza Sassine, el corazón del mismo. A la hora del atentado, 10 minutos antes de las 15.00 hora local, los niños salían de los colegios y muchos trabajadores regresaban a sus hogares. Hubo casi un centenar de heridos.

(Mónica G. Prieto)

La envergadura de la explosión era innegable: los daños materiales se dispersaban a unos 150 metros a la redonda. Varios coches yacían en llamas, y restos del coche bomba, cuya carcasa yacía sobre otro automóvil, habían alcanzado el tercer piso de un cercano bloque en construcción.

Del edificio siniestrado –la fachada había desaparecido, convertida en escombros y polvo- salían vecinos heridos con y sin ayuda de los socorristas y uniformados, algunos en estado de histeria, otros silenciosamente conmocionados. Muchas personas intentaban atravesar el cordón policial en busca de seres queridos, otras se saltaban el control para ayudar a evacuar a las víctimas.

Llevamos 42 años viviendo aquí y no recordamos nada igual desde la explosión contra la sede de las Kataeb”, explicaba temblando una vecina. Se refería al atentado, en 1982, que mató al entonces presidente del Líbano y líder de las Falanges Libanesas, Bashir Gemayel. La sede donde ocurrió se encuentra a apenas 300 metros del actual siniestro. Aquel ataque decidió el curso de la guerra civil, y el actual podría terminar con la relativa estabilidad de la que gozaba el Líbano.

La mitad de la sociedad libanesa, la próxima al 8 de Marzo (coalición pro-siria en Líbano) culpará a Israel o a las células salafistas que actúan en el país; la otra mitad apunta a Damasco. Desde el principio de la insurrección siria, se temía que Bashar Assad pudiera desestabilizar el Líbano para combatir la presión contra su régimen. Sea como sea la población del Líbano, tablero de juego de intereses regionales, siempre saldrá perdiendo.

(Mónica G. Prieto)

(Mónica G. Prieto)

(Mónica G. Prieto)

(Mónica G. Prieto)

(Mónica G. Prieto)

(Mónica G. Prieto)

 

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

12 comentarios

  1. Adolfo Cayuso

    Mejor contado imposible. Entre tú y Javier haréis que este atentado cobre la relevancia que realmente tiene. Espero que los libaneses se contengan, aunque conociéndolos un poco, lo dudo mucho.

  2. cata

    Como ya me conozco cómo son los artículos de Mónica G Prieto, pues ya no me creo nada.
    Desde que leímos sus crónicas sobre Siria, está clarísimo que es des-información… una gatekeeper

  3. borjaxxx

    Por favor pedir a amigos,conocidos,familiares que no voten ni al psoe ni al pp pasarlo por favor.Si nadie vota a estos dos partidos los que ganen tendran que cambiar las cosas sin posibilidad de no hacer nada.Estarian obligados a cambiar la justicia y la leyes electorales la clave es que psoe y pp no tengan ni un voto.GENERACION NI NI,NI PSOE NI PP PASARLO PORFAVOR,hablar de ello con familiares y amigos y que nadie les vote y TODOS A VOTAR.Que voten a quien sea menos psoe y pp gracias.

  4. borjaxxx

    NI PSOE NI PP POR ESTO,corruptos 730 y los librados,29 años de gobierno mitad salario de Francia,Alemania,Italia,Inglaterra etc,se regalan coches,trajes,VPOS,viajes y joyas,se perdonan sus deudas,colocan a hijos,primos,amigos,control medios y analistas de TODAS las tertulias debates,se niegan saldar piso por hipoteca, incumplen programa electoral,(manipulan ceoe,ccoo,ugt,iglesia,tv,periodicos,todos a sueldo)¿JUSTICIA?¿existe una justicia justa?NO..NI PSOE NI PP,PERO VOTA.GRACIAS.PASALO PORFAVOR

  5. borjaxxx

    PSOE Y PP MAFIOSOS.A los votantes del psoe o del pp nos estan estafando y nos estan robando y seguis votando por favor no les voteis mas. a los que no votamos al pp ni al psoe deciros que podemos hacer cosas cada uno de nosotros y nosotras . podeis pedir a todas las personas que conozcamos que pidan a todas las personas que conozcan que no voten ni al psoe ni al pp q tienen otras opciones mejores y mas limpias de corrupcion y amiguismo PP Y PSOE MAFIOSOS.toda españa difundelo gracias.

  6. rasmussen

    Una crónica soberbia.

  7. Blanca

    Por favor que nadie asimile lo que está pasando en siria con una guerra civil…..Es un genocidio del Estado contra el pueblo

    • Zaratustra

      Blanca,

      ¿Está usted diciendo que el Ejército Libre Sirio, financiado y armado desde el exterior, es el pueblo?

      ¿Acaso está usted insinuando que los atentados terroristas de la oposición armada contra la población civil son una invención de la prensa internacional?

  8. [...] por medallas, avecina una larga tarde en la ciudad natal del jefe de los espías libaneses, muerto en el atentado que el pasado viernes hacía estallar por los aires la relativa estabilidad de…. La mezquita de Bturatish, donde se celebró el funeral familiar por Wissam al Hasan. (Mónica G. [...]

  9. Zaratustra

    Mónica G. Prieto,

    Está usted conviertiendo el periodismo en un acto de fe. Para lanzar una acusación como la que usted insinúa en su artículo hay que tener pruebas concluyentes. De lo contrario está usted haciendo un flaco favor al periodismo y a sus lectores.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa