Viudas en el conflicto del sur de Tailandia./ Biel Calderón

Khamnueng Chamnakit (dcha), 48, se convirtió en una activista en su comunidad después de que su marido fuera detenido de forma arbitraria por la policía en el sur de Tailandia. Ahora ayuda a mujeres como Sitini Chelo (izda), cuyo marido también fue detenido y ha sido condenado a cadena perpetua. / Biel Calderón

Más info sobre

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie