ocultar/mostrar banner

En conflicto

La ONU no quiere decir la palabra “drones”, pero sí usarlos

El sistema de vigilancia RQ-7B Shadow 200 (U.S. military)

Cuando el secretario general adjunto para Operaciones de Mantenimiento de la Paz, el francés Hervé Ladsous, fue consultado sobre los planes de la ONU para utilizar estos dispositivos en República Democrática del Congo (RDC), su respuesta fue refinada. “No diría ‘drones’”, dijo a los periodistas el miércoles 6, en cambio prefirió utilizar el término militar “vehículos aéreos no tripulados” (VAT). Ladsous dijo que la ONU prevé utilizar “VAT desarmados” con fines de vigilancia y con el permiso expreso del gobierno de la RDC y de los países vecinos.  “Vamos a ver cómo funciona este experimento”, precisó, y añadió que la ONU estará “abierta” a compartir cualquier información que obtenga con los organismos regionales africanos, además de los comandantes del foro mundial en el terreno.

La “luz verde” para el uso de estos aviones teledirigidos en RDC, un país de África central asolado por una fuerte insurgencia, fue dada por el Consejo de Seguridad, de 15 miembros, en noviembre, con el fin de que la Misión de la ONU de Estabilización de la RDC (Monusco), con 17.500 efectivos, controle el movimiento de grupos armados insurgentes. Pero algunos diplomáticos de las representaciones ante la ONU temen que los aviones teledirigidos puedan ser armados si, y cuando, el conflicto en ese país empeore.

Los aviones teledirigidos empleados por Estados Unidos están fuertemente armados y causaron muchas muertes, de presuntos terroristas mayormente, pero también de civiles, en Afganistán, Pakistán, Somalia y Yemen. Más de 40 países despliegan o fabrican estos dispositivos, según diversos informes consultados por IPS.

El analista de sistemas de defensa Larry Dickerson, del Forecast International, nos dice que además de Estados Unidos, hay muchos países que fabrican VAT. Citó entre ellos a Alemania, Austria, Bulgaria, Canadá, China, Corea del Sur, España, Francia, Gran Bretaña, Grecia, India, Italia, Israel, Japón, Polonia, República Checa, Rusia, Singapur y Sudáfrica.

El abogado británico Ben Emmerson, relator especial de la ONU para derechos humanos y antiterrorismo, está preparando un informe sobre el uso de aviones teledirigidos.
El documento se concentra en 25 ataques en Afganistán, Pakistán, territorios palestinos (por aviones israelíes), Somalia y Yemen, donde las operaciones dejaron varios civiles muertos. El informe será presentado a la Asamblea General de la ONU en octubre o noviembre.

El secretario general del foro mundial, Ban Ki-moon, ya expresó su preocupación por el uso de estos dispositivos para asesinatos selectivos, “pues deja dudas sobre el cumplimiento del principio fundamental de distinción entre combatientes y no combatientes”. El portavoz de la ONU, Farhan Haq, declaró en enero que los ataques con VAT causaron una cantidad “sustancial de víctimas, lo que deja dudas sobre la capacidad de garantizar el total complimiento del principio de proporcionalidad”.

Apuntó que el secretario general pidió transparencia a los estados miembros involucrados, sobre las circunstancias en que los VAT fueron utilizados y los medios para garantizar que los ataques con estos aviones teledirigidos cumplan con el derecho internacional.

Según la organización humanitaria Amnistía Internacional, con sede en Londres, tan solo en Pakistán hubo más de 300 ataques con drones en los últimos años, que causaron la muerte de civiles y de presuntos insurgentes.

Sobre el hecho de que el gobierno de Estados Unidos redacta pautas para los ataques selectivos con VAT, Susan Lee, directora de programa del capítulo de Amnistía en el país, fue terminante: “Ya existe un reglamento para estas cuestiones, se llama derecho internacional”. La política del gobierno estadounidense en la materia, remarcó, no solo debe ser divulgada, sino que debe ajustarse al derecho internacional. Las justificaciones ofrecidas hasta ahora por miembros del gobierno de Barack Obama solo muestran que su política permite las ejecuciones extrajudiciales violando el derecho internacional, remarcó Lee.

Al ser consultado sobre cuán lejos han llegado China y Rusia en el uso de aviones teledirigidos en conflicto, Dickerson nos dice que ambos países aumentan sus existencias, “pero aún están muy lejos de Estados Unidos en términos de cantidad desplegada y de complejidad de sus sistemas”. “Tampoco tienen la experiencia en combate del ejército de Estados Unidos, obtenida en los últimos 10 años”, observó. Dickerson remarcó que Estados Unidos produce más VAT que cualquier otro país del mundo y tiene la mayor porción de mercado.

El mercado mundial de drones alcanzará la friolera de 70.900 millones de dólares en los próximos 10 años, indicó, 39.200 millones destinados a la producción de estos dispositivos, 28.700 millones para investigación

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

3 comentarios

  1. ZlRCabWyhmugjqXCLS 1644

  2. Leonardo

    Los drones son un importante recurso bélico en el contra-ataque contra la agresión global islamista, la que contando desde el infame ataque a los Edificios Gemelos de Nueva York, el peor atentado terrorista de nuestro siglo, ha cometido otros más de 20,400 ataques. Hay una frase muy popular hoy en día, “Choque de Civilizaciones”, refiriéndose a un posible conflicto entre el mundo musulmán y el Occidente. La frase es errada. El conflicto no es entre los musulmanes y el occidente, sino entre los islamistas y el mundo entero. Los islamistas no pueden aceptar que existan regímenes gobernados por leyes hechas por los hombres, y no por la ley Shaaría. No todos los musulmanes están de acuerdo con la interpretación del Corán que hacen los islamistas, con sus ideas políticas, sociales y económicas. Se calcula que el 15% de los musulmanes son islamistas, lo que representa una formidable fuerza, la principal amenaza a la paz mundial. El Islam, para los islamistas, no es simplemente una religión sino un sistema teológico, político y social, completo y absoluto. El Islam está basado en las leyes de Dios, no en las leyes promulgadas por los hombres, y, por lo tanto, es incompatible con las ideas democráticas del Occidente. Los gobiernos seculares deben ser reemplazados por el gobierno de Dios, expresado en el Corán y detallado en la Shaaría. Todo aquel que no es gobernado por Dios vive en un estado de Jahiliya (ignorancia y oscuridad). El poder del Islam debe ser establecido mediante el Yihad, (Guerra Santa), que incluye actos terroristas, que han sido perpetrados a lo largo y ancho del planeta. Las democracias están nuevamente librando una nueva guerra por la libertad y contra el establecimiento de un totalitario califato mundial. Los drones son un instrumento más en esta batalla, que es imprescindible ganar.

  3. Javier

    Uno no puede dejar de asombrarse ante el doble criterio utilizado por los gobernantes internacionales y por una prensa tendenciosamente dirigida.
    Se pretende instalar en la opinión internacional una gran alarma publica acerca de la utilización de los drones.
    Y no se menciona una palabra de ese otro recurso utilizado por el terrorismo islamico: los atentados suicidas, que dejan miles de muertos desparramados por el mundo.
    Atentados suicidas que los palestinos han realizado en innumerables oportunidades en contra de civiles israelíes indefensos.
    Atentados que los islamistas llevan a cabo en contra de occidentales (a los que consideran “infieles”); y que las distintas ramas del Islam acometen una en contra de las otras (chiies vs. sunníes y veceversa).
    No corresponde deslizar una denuncia en contra de la utilización de los drones y silenciar otra en contra de la bestialidad de los atentados suicidas.
    De lo contrario, la sospecha de doble moralidad recae sobre los medios de comunicación.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa