En conflicto

Informe confidencial de EEUU un mes después del golpe de Estado en Honduras

Wikileaks hace público un informe de la embajada de EEUU donde se dice que "el golpe" es "ilegal e ilegítimo"

La reacción del depuesto Zelaya: "han encubierto un delito, a sabiendas de que se cometía"

La embajada de EEUU en Honduras rebate los argumentos del “golpe de estado”, algunos “claramente falsos”, en un informe confidencial enviado el 24 de julio de 2009, un mes después de que el presidente Manuel Zelaya fuera sacado del país por el Ejército hondureño, y que acaba de revelar Wikileaks (versión completa en inglés en el New York Times).

Captura del informe tal y como lo presenta el New York Times

La perspectiva de la embajada es que “no hay duda de que los militares, la Corte suprema y el Congreso Nacional conspiaron el 28 de junio en lo que constituyó un golpe ilegal e inconstucional contra el Ejecutivo, aun aceptando que aparentemente [N. del T.: literalmente usa el término latino ‘prima facie‘] puede que Zelaya haya cometido ilegalidades que podrían incluso haber violado la constitución. Igualmente, desde nuestra perspectiva no hay duda de que la llegada al poder de Roberto Micheletti ha sido ilegítima“.

El texto prosigue afirmando que “sin embargo, también es evidente que la constitución en sí misma puede ser deficiente a la hora de proporcionar procedimientos claros para enfrentarse a ilegalidades por parte del Presidente y para resolver conflictos entre las ramas de Gobierno.

La embajada dice haber “consultado expertos en legislación en Honduras” pero añade entre paréntesis que “(uno no puede encontrar una visión profesional no sesgada en una Honduras con un clima políticamente cargado)”. De un análisis propio de la situación legal, la embajada dice que los argumentos de los “defensores del golpe del 28 de junio” son “a menudo ambiguos”.

Por ejemplo, que “Zelaya haya incumplido la ley (presuntamente, pero no está demostrado)”, o que “Zelaya intentaba prolongarse en el poder (es una suposición)”. En total 9 argumentos que, para la representación de EEUU en Honduras, “no tienen ninguna validez sustancial” para luego decir que “algunas son abiertamente falsas”. Y va más allá, porque el informe considera que varias de las medidas llevadas a cabo por los golpistas fueron “patentemente ilegales”, desde el hecho mismo de que “los militares sacaran a Zelaya del país sin autoridad para hacerlo”, algo que “violó múltiples garantías constitucionales, incluyendo la prohibición de expatriación, la presunción de inocencia y [la negación de] el derecho a un juicio justo”.

En el último de los comentarios, se concluye que “no importa cuáles sean los puntos fuertes del caso contra Zelaya, su salida forzada del país por parte de los militares fue claramente ilegal, y la proclamación de Micheletti como “presidente interino” fue totalmente ilegítima”.

Este informe confidencial es enviado desde la Embajada de Estados Unidos en Honduras, en Tegucigalpa, en nombre de su responsable, el embajador Hugo Llorens. Entre los destinatarios, aparece el embajador de Estados Unidos en Brasil en ese momento, Thomas A. Shannon, y el asistente especial de Barack Obama, Dan Restrepo.

Más info sobre

, ,

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie