ocultar/mostrar banner

En conflicto

Gilad Shalit, ¿prisionero o secuestrado?

Cruz Roja denuncia que se niegan a dejarlo ver porque así podría dar las coordenadas a Israel y propiciar un ataque.

Netanyahu ha propuesto liberar a mil presos palestinos a cambio del soldado.

Noam y Aviva Shalit, padres de Gilad, junto a la silla reservada a su hijo en la acampada ante la casa de Netanyahu (C.R.)

Noam y Aviva Shalit, padres de Gilad, junto a la silla reservada a su hijo en la acampada ante la casa de Netanyahu (C.R.)

Gilad Shalit acaba de recibir una orden del Gobierno de Israel: o renueva su carné de conducir o será sancionado. Han pasado cinco años desde que se lo sacó, antes de comenzar su servicio militar, como es costumbre entre los jóvenes israelíes. El problema está en que cuatro de esos años Shalit los ha pasado en manos de Hamás, después de que lo apresaran en 2006. El problema está en que nadie tiene noticia de Gilad, de dónde ni cómo está. Ni siquiera la Cruz Roja tiene acceso a él. Lo único que sabe su familia es que la Convención de Ginebra es papel mojado en el caso de su hijo, que se está incumpliendo punto por punto, que de una captura en un choque armado se ha pasado a un “secuestro inhumano”. En ese tiempo sólo un vídeo, una grabación de voz y una carta han constatado que sigue vivo. Por eso llevan tres meses de pelea, acampados a las puertas de Beit Aghion -la casa del primer ministro Benjamin Netanyahu en Jerusalén-, tras recorrer el país a pie desde su hogar en Mitzpe Hila. Y prometen seguir peleando.

Retrato de Gilad Shalit hecho por un voluntario (C.R.)

Retrato de Gilad Shalit hecho por un voluntario (C.R.)

Esta primera noche de verdadero otoño el padre de Gilad, Noam, charla con estudiantes congregados ante sus tiendas de campaña, sus sillas de plástico (una vacía, reservada para el hijo que falta, con su madre, Aviva, siempre a su vera), sus pancartas y sus lazos amarillo fluerescente, que se han convertido en el símbolo de su lucha, colgados en los manillares de las bicis, en los espejos de los coches, en las puertas de las tiendas. Se niega a sentarse, rechaza el jersey y el café que le ofrece una voluntaria. Él sigue explicando, concentrado, cómo ocurrió todo. A Guilad lo tomaron como prisionero las Brigadas de Ezzeldin Al Qassam, brazo armado de Hamás, durante una incursión a la base israelí en la que él hacía guardia, en la que murieron un teniente y un sargento israelíes y otro soldado resultó herido. Se lo llevaron a la franja y desde entonces se desconoce su paradero. Era el 25 de junio de 2006. Días después, Israel lanzó contra Gaza una operación armada (Lluvia de Verano) para dar con el sargento mayor Shalit, ese chico amante de las matemáticas que pudo escaparse de la mili por sus problemas de salud pero que se presentó voluntario en una de las unidades más duras, la de tanquistas. No se encontró ni rastro del joven, pero sí se dejaron por el camino 405 cadáveres de palestinos (243 de ellos civiles, según la Naciones Unidas) y de 11 israelíes (seis civiles). Noam no tuerce el gesto: aquello fue “necesario” porque el “deber” de Israel “es rescatar a Gilad”. “Lamento las pérdidas civiles, por supuesto”, dice a continuación.

Como la mayoría conoce bien el caso, Noam pasa a valorar las violaciones que sufre su hijo. “No es un prisionero de guerra, sino un rehén sobre el que no se aplica ninguna convención internacional”. Lo constata Béatrice Mégevand-Roggo, responsable de operaciones de Cruz Roja Internacional en Oriente Medio: “Estamos ante una clara violación de un derecho básico de guerra como es el cuidado de los prisioneros. Gilad está incomunicado y llevamos cuatro años sin poder contactar con él. Hamás argumenta que eso desvelaría su escondite y permitiría a Israel iniciar una ofensiva. Cuando le replicamos que están violando todas las convenciones conocidas, nos dan la callada por respuesta. No les ha importado dar un no hasta a nuestro director general, trasladado a Gaza ex profeso”, relata.

Esas violaciones se concentran en 17 artículos de la Tercera Convención de Ginebra (1949) referente a presos de guerra. Mégevand-Roggo va enumerando: “Hasta que no nos dejen descartarlas, tenemos dudas de que se le esté tratando con humanidad, no sabemos si le están profiriendo un trato cruel o si atentan contra su dignidad”. De momento, saben que las burlas a su cautiverio no cesan y que en Internet se suceden los vídeos en los que se amenaza al joven, se simulan disparos, se ríen de su debilidad. En la prensa afín a Hamás, cada poco, se inventan entrevistas con el soldado en las que arremete contra su Gobierno o su religión. La convención exige además que los heridos sean asistidos por “un organismo humanitario amparcial, tal como la Cruz Roja” (art.2), y Gilad “tiene problemas de salud, los tenía antes de ser capturado y ahora más aún, lo confiesa en sus vídeos y lo evidencia su lividez y su extrema delgadez. Nos dicen que está en una seria depresión”, añade la portavoz. “¿Es eso facilitar nuestra tarea, que es a lo que el mundo se comprometió en aquel tratado?”, insiste. “No sabemos si lo ve regularmente un médico y por sus imágenes entendemos que no está bien alimentado”.

“¿Quiere más?”: Hamás no puede poner a este soldado en una zona “de grave peligro para su salud”, pero “nadie” aclaró si fue o no herido durante los bombardeos de Israel contra Gaza de enero de 2009 (Operación Plomo Fundido). Sólo una carta ha salido en este tiempo de sus manos de Shalit y no le han dado ninguna de las que manda su familia. Dice la convención que los presos podrán mandar dos cartas y cuatro postales al mes y recibir cuantas misivas y paquetes envíen sus allegados. El hermano del soldado, Yoel, acaba de ir a Ginebra a entregar a la Cruz Roja una carta, confiando en que ejerza alguna vez de cartero. “Es desolador atenderlo y saber que tú no puedes cruzar donde está su hermano aunque estés internacionalmente acreditado”, señala Marieta Marriot, especialista en derechos humanos, desde la central del CICR. Si no conceden ese “mínimo”, dice, no es de extrañar que se nieguen a extraditar al joven, “a lo que tendría derecho por su mal estado de salud. Si no se actúa con celeridad, puede que ni una hospitalización prolongada lo recupere al regreso”.

Ninguna otra ONG ha logrado contactar con él, aunque el artículo 125 defiende que “las potencias detenedoras dispensarán la mejor acogida a las organizaciones religiosas, sociedades de socorro o a cualquier otro organismo que preste ayuda a prisioneros” y que deben contar con las “facilidades necesarias para visitarlos y distribuirles material”. La familia del militar se muestra muy reacia a hablar del papel de las ONG en este caso. “Sólo hemos visto trabajar a Cruz Roja”, señala enfadado Noam. Su resquemor procede de la negativa de la Flotilla de la Libertad de portar una carta para el prisionero en mayo pasado, por si lograban llegar a tierra y hablar con dirigentes de Hamás. Sin embargo, se sienten arropados; a los 15.000 ciudadanos que los acompañaron durante 12 jornadas hasta Jerusalén se suma Magen David Adam –el equivalente a Cruz Roja en Israel-, que tiene en su web una carta para Tony Blair, portavoz del Cuarteto para Oriente Medio, en la que le exige que interceda, o las páginas de apoyo en Facebook, con 243.000 adhesiones. También está las 20.000 personas que han firmado su petición para que Israel resuelva la situación.

Contador con los días que el militar lleva apresado en Gaza, hasta el martes 5 de octubre (C.R.)

Contador con los días que el militar lleva apresado en Gaza, hasta el martes 5 de octubre (C.R.)

¿Pero cómo se resuelve? Netanyahu, tras meses de inmovilismo, puso sobre la mesa una oferta en julio: 1.000 presos palestinos por Shalit. Esto supone liberar al 14,3% del total de palestinos encerrados en cárceles israelíes (superan los 7.000, a los que se suman 4.000 más, árabes con pasaporte israelí). Hamás reclamó inicialmente 450 presos, miembros del partido -declarado terrorista por la UE y EEUU y que venció en las elecciones de 2006-. Muchos tenían delitos de sangre a sus espaldas. Sin embargo, en los últimos meses ha accedido a cambiar nombres y dejar entre rejas a algunos de sus miembros más sanguinarios. También ha renunciado a su demanda de liberar a los prisioneros árabes con ciudadanía israelí. Ya en 2009, Israel liberó a 19 presos palestinos para lograr que Hamás entregase el vídeo en el que se veía con vida al militar. El problema ahora es que Netanyahu cuenta con el apoyo de los ciudadanos (el 64% de ellos creen que los liberados podrían retornar a Cisjordania o Gaza sin implicarse necesariamente en una militancia terrorista) pero no con el de sus socios de Gobierno (salvo el de los Laboristas).

Pasado el verano, ni el Gobierno israelí ha explicado más detalles ni Hamás se ha pronunciado; de hecho, no hay respuesta alguna a los mediadores enviados por Israel y Egipto desde noviembre de 2009. La pasada semana el diario Haaretz informaba de que los egipcios estaban contactando de nuevo con Hamás, pero la formación islamista lo negó. Sin embargo, el mismo diario desveló el 16 de octubre que las negociaciones se habían retomado con un mediador alemán, Gerhard Konrad. Hamás confirmó que los contactos eran ciertos e Israel hizo lo propio horas después, pasado el shabbat. La confusión sobre este acercamiento es total: Hamás sostiene que el proceso está encallado y el negociador europeo, que se están dando “pasos positivos”. El padre de Gilad se muestra, pese a ello, descorazonado. “No hay negociaciones. Nadie se ha acercado a nadie y no hay esperanzas nuevas. La parte israelí no parece ilusionada. Por eso nuestra pelea no va a cesar, seguiremos ante esta casa para que Netanyahu actúe”. Ya llevan tres meses aquí. Han pasado entre plásticos un año nuevo judío y sus fiestas principales (Yom Kippur, Sukkot), y hasta un nuevo cumpleaños de Gilad, el 24. Y por nada se han movido. Lo dicen a su espalda los mensajes en no menos de diez idiomas, las sábanas garabateadas que ocupan la parada de bus del 32, los cartones apoyados en la valla que protege el jardín de Netanyahu: “No nos vamos hasta que vuelva Gilad”.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

25 comentarios

  1. José Antonio González León

    He seguido el caso y reconozco que es de vergüenza cómo lo lleva israel. Hasta francia, el segundo país del chico, hace mil veces más. Hay una campaña genial en internet que trata de darle la misma importancia a esta pelea que a la de betancourt. Creo que lo merece

  2. Abderrahim Abjari

    Lamento mucho las malas condiciones en las que pueda estar este joven, pero no consiento que se llame “secuestro” a una situación generada en una acción común de guerra. Hay prisioneros en todos los conflictos, y creo que Israel tiene como que 5.000 palestinos en sus cárceles que lo único que han hecho es defender su independencia y la dignidad de su pueblo. ¿Sabemos acaso cómo se trata a estos presos? Voy a llamarlos también secuestrados, como dice el señor Shalit. No deseo la muerte de nadie y espero todo se resuelva con bien, pero insisto en que todo se mide con un doble rasero, dependiendo de si quien lo pasa negro es un israelí o un palestino. Además, guste o no guste al mundo, Hamás ganó unas elecciones.

    • chema

      Al menos las familias de esos 5000 presos palestinos saben que están vivos.
      La familia de este soldado israelí ni siquiera tiene la seguridad de si esta vivo o muerto. Y razón tienen de dudar y temer, teniendo en cuenta que Hamás ha sido capaz de asesinar a sus propios compatriotas de Al Fatah.

      • Jorge

        Estimado amigo, te has parado a pensar que las familias de estos 5000 prisioneros tienen noticias sobre ellos, porque basciamente Palestina no tiene capacidad militar para rescatarlos?, sin embargo, Israel demostro en muchisimas ocasiones, que las resoluciones de las Naciones Unidas se las pasa por donde les da la gana, incumpliendolas constantemente, y ellos si domostraron que son capaces de atacar cualquier objetivo con tal de conseguir lo que quieren, es simplemente por eso que no dicen donde esta, ni lo diran.
        Si Israel quiere, si su pueblo quiere, que los respeten, que empiecen ellos por respetar lo que la legalidad internacional le pide, y asi tendran la fuerza MORAL de poder pedir y reclamar.

      • Miriam

        No son 5000 sino 11000 prisioneros, muchos de ellos sin juicio y todos ellos sin derechos. Yo diferencio claramente judíos de sionistas, los primeros gozan de todos mis respetos y siempre que me encuentro en un lugar de memoria de la barbarie nazi-fascista les rindo un sentido homenaje. Los otros, los sionistas, desgraciadamente, tienen en sus relaciones con el pueblo palestino muchas cosas en común con sus verdugos, aunque lo nieguen o nos azoten con el latiguillo de “antisemita”

    • yo mismo

      También Hitler ganó unas elecciones…

      • Lalo Tacuave

        Tambien Ariel Sharon gano unas eleciones… donde los candidatos eran solo judios.

        Secuestro no es… para ser secuestro tiene que ser civil.

        Era un soldado… fue una accion de guerra.

        Si fuera echa por el ejercito israeli contra un soldado palestino seria tildado de accion de guerra.

        Digo no… el ejercito israeli… podria mandar a la frontera a militares de 30 para arriba… van a una zona de conflicto… no a campamento de niños exploradores.

        Ademas ahi estaban para hacer excursiones a Gaza.

        Reconoscan de una vez a Palestina.

        Si no sienten pena por miles de jovenes y niños palestinos en la situacion de Shilat o peor aun muertos.

        No pidan que los demas se compadezcan de las victimas isralies( muchas de ellas para nada inocentes).

        No hagan como la fabula de la osa y la leona.

  3. Marc

    Cómo me gustaría ver un reportage sobre alguno de los 350 niños palestinos presos en las cárceles de Israel.
    Saludos

  4. Allon Goldhummer

    qué indeseables! Ustedes desean el mal de Israel por encima de todo y se alegran de esta tragedia. No digo que mi país no cometa atentados humanitarios contra los palestinos, pero reconozcan ustedes que al chico lo están destrozando. Eso también es un crimen. Pero no. Por qué siempre saltan comentarios sobre los palestinos? Vean que el dolor de esta familia es real y sientan su pena. Que el odio a israel no les ciegue

    • Jorge

      Estmiado amigo, No se le tiene odio a Israel, al meno spor mi parte, no digo que el dolor de esta familia sea superfluo, en absoluto, y reconozco que es una situacion mala y fea, pero porque pasas por alto, por encima de una manera tal sutil lo que dices sobre los crimenes humanitarios de Israel, dandole mas hincapie a lo que sufre una familia, sin ponerte a pensar en lo que sifren miles de familias Palestinas, en situaciones no solo similares, sino tambien peores, con sus hijos encarcelados, torturados o muertos?
      Aun no recuerdas el video de un soldado isreali matando a sangre fria (mejor dicho, ejecutando) a un prisionero esposado y en el suelo, despues de haberlo agredido brutalmente el y dos compañeros mas, y grabado por un colaborador de Cruz Roja? Le doy todo el apoyo a los padres de Shalit, pero veamos las cosas con los ojos bien abierto, sin mirar solo lo que nos interesa, seamos honestos de una vez por todas.

    • El Respeto a los Pueblos y por ende a las personas, es inalienable, y por tanto, la ocupasión Israeli mas el largo etc de violencia de la misma contra el Pueblo Palestino y el no reconocimiento de Palestina como Estado, es un CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD, un crimen consentido nos hace complice a tod@s.
      Por último, ya sabemos la máxima de que:
      LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA.

      No podemos pedirle a un Pueblo masacrado que sea mas respetuoso y no violento con sus Opresores. Es nuestra obligación apoyar a los Pueblos Oprimidos y exigir el Fin de la Ocupasión de Israel.

      • Aunque lo menos importante del comentario son los errores ortográficos, como existen críticas sobre ello, el comentario anterior tiene una errata, ES OCUPACIÓN, no ocupasión.

      • Eva

        Me parto de risa! Y desde cuando Israel se opone a que exista un Estado palestino? Israel aceptó la resolución de la Onu que proclamaba la división del territorio en 2 Estados en 1947, y quien no quiso aceptar la existencia del Estado de Israel fue la Liga Árabe! Por favor, que dejen de ser tan victimistas, lo único que hacen es vivir de dar pena a la comunidad internacional.

  5. Antoino

    si al chico lo estan destrozando es un crimen pero si su “pais”comete atentados de plomo fundido son humanitario !ole tu huevos”

  6. Marga

    Es un prisionero de guerra pero se han violado sus derechos, como los palestinos son prisioneros civiles en muchos casos encerrados sin un juicio justo. estamos en paz con el intercambio. Habrá 1.028 personas y sus familias que ya no sufrirán más.

  7. pelusa

    Yo pensé q estos chicos de periodismo humano eran más “objetivos” y más profesionales trabajando… No cuentan en qué circunstancias fue “apresado” su soldadito, qué estaban haciendo, cómo y por qué hicieron una “incursión” los de Hamás en una base israelí, no cuentan en que contexto se produjo, y no vale eliminar de la narración una parte, eso es totalmente subjetivo…lo de saltarse la Convención de Ginebra ¿es una broma ó una tomadura de pelo más hacia los palestinos? son incontables las veces, formas y maneras en q el estado israelí se las salta, desde la tortura a las personas, hasta la no devolución de cadáveres a sus familiares hasta q no cumplen los años de sentencia, ó la detención de menores hasta q cumplen los 16, edad en la q sg los judíos pueden ser enjuiciados por un tribunal militar como adultos, además de las numerosas resoluciones de la ONU q se pasan por el forro; la invalidez y el no reconocimiento de un partido y gobierno (Hamás) que fue elegido en votaciones limpias y democráticas con observadores internacionales q asi lo atestiguaron, ¿y q los palestinos se pasan por el forro la Convención de Ginebra con UN SOLO JUDIO??????? por favor!!!!! ¡Pobre chico! que se salva de hacer la mili “por lo enfermo que estaba” y se mete (y le aceptan aún estando enfermísimo?????) en una de las partes más duras del ejército israelí, los tanquistas?????
    Dicen q en el bombardeo a Gaza, murieron 405 palestinos cuando fueron muchos más, y dicen q eran no sé cuantos civiles ¿es q ahora resulta q hay un ejército palestino cuando no tienen ni estado????? o se están refiriendo a las personas q conforman la Resistencia contra la Ocupación de los judios a su territorio????
    Dicen q llevan 4 años sin tener noticias suyas y q cuando la Cruz Roja pregunta por su estado de salud dan la callada por respuesta, pero saben q sigue vivo y q tiene una gran depresión ¿cómo es posible?????
    Dicen q Hamás no puede poner a un prisionero en una zona de peligro y q no saben qué le habrá pasado en otro de los bombardeos q ellos mismos llevaron a cabo sobre Gaza en el 2009, ¿¿¿¿?????
    Dicen q hay 7000 presos palestinos cuando realmente rondan los 15000, ¿cómo es posible q una parte solo tenga 1 prisionero y la otra tantos????? no hablan de sus “detenciones administrativas”, figura legal según el estado sionista q permite practicar detenciones sin motivo alguno; no hablan de los muchos prisioneros palestinos q son (o eran) diputados, de los q llevan más de 20 años en sus cárceles sin delitos de sangre (como Ahmed Sa’adat), de los q podrían llevar a cabo la unidad del pueblo palestino y por eso nunca les van a soltar, como Marwan Barghouti del q ya se pretendio el canje por el soldado israelí hace unos años y el gobierno sionista se negó… etc, etc, por favor!!!!!

    • Hola Pelusa,
      creo que en PH han mostrado a través de muchos reportajes la situación del pueblo Palestino. Desde los problemas de los olivareros, pasando por matrimonios que tienen que buscar barrios específicos para poder vivir juntos debido al muro de separación, pintándonos la situación de Jerusalén Este y mostrándonos la jaula que es gaza… Pero también, fieles a la realidad, nos cuenta, cosa que se agradece, esas otras partes de la realidad: que Hamás carga contra los universitarios o que tiene secuestrado a un soldado israelí. Con todos estos reportajes queda claro cuál es el pueblo más oprimido, cuál es el que más sufre y muchas de las injusticias que provienen por parte de los israelíes. Pero la realidad es la que es, y a ella, creo, es fiel PH; ¿o es que acaso los medios nos deben de dar sólo aquello que queremos leer, oír y ver? No es lo que yo quiero. Lo que ahora quiero es alegrarme de que Gilad pueda volver a su casa; y agradecer a PH que nos los cuente.

  8. Muy interesante el reportaje.

  9. la diferencia entre SHALIT y los PRESOS PALESTINOS, es q a esos presos sus familias tienen derecho a VISITARLOS SIEMPRE, encambio GUILAD anda metido en un sotano de hamas AISLADO, SIN VER A SU FAMILIA NI COMUNICARSE POR 5 ANOS

    • Miriam

      Sabes perfectamente que eso no es cierto.

  10. PALESTINA JAMAS existio, es un nombre latino puesto por los ROMANOS, los actuales palestinos son ARABES, INDIFERENCIABLES DE LOS JORDANOS
    el 90 por ciento de los JORDANOS SON PALESTINOS!!

    • Miriam

      A quien quiera conocer la historia y dejarse de inventos, le recomiendo “El arado y la espada, del sionismo al estado de Israel” Arno Mayer, editorial Península.
      Para criticar la actual política sionista del estado de Israel, recomiendo la lectura de Hannah Arendt.

  11. [...] Son el pago que Israel hace a Hamás para que, a cambio, regrese a casa el soldado Gilad Shalit, retenido en la franja de Gaza desde hace más de cinco años. Mañana mismo, 477 de esos reclusos (450 [...]

  12. [...] Gilad Shalit, ¿prisionero o secuestrado? [...]

  13. [...] Son el pago que Israel hace a Hamás para que, a cambio, regrese a casa el soldado Gilad Shalit, retenido y ya liberado en la franja de Gaza desde hace más de cinco años. 477 de esos reclusos (450 [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa