ocultar/mostrar banner

Economía

Tras las Rutas del despilfarro, Valencia en positivo

Tras captar la atención de medios internacionales con la denuncia de la corrupción “made in Valencia” a través de las Rutas del despilfarro, el colectivo Xarxa Urbana ha organizado “Valencia en positivo”, un recorrido que visibiliza quince proyectos ciudadanos que dan una respuesta a la crisis a partir de la creatividad, la solidaridad y la colaboración

La lucha de un barrio contra un banco para convertir un solar en huertos urbanos, la creación de una moneda social, intercambios de ropa o una escuela de economía popular son algunas de las paradas de la Ruta

 

Participantes en la Ruta Valencia en Positivo recorren el barrio del Carmen

Multitud de turistas abarrotan Valencia estos días interesados por la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Mercado Central o los jardines del río Turia. Pero este sábado cincuenta personas han visitado de manera diferente la capital del Turia, son vecinos que hastiados de las corruptelas han querido ver Valencia en positivo.

 

Los participantes han obviado los monumentos del céntrico barrio del Carmen y se han parado ante un solar ignorado. Si miras verás un solar abandonado a la maleza. Pero Miguel Wiergo, presidente de la asociación de vecinos del Carmen, ve mucho más. En 2002 los vecinos ocuparon este solar que colinda con una pared de la muralla árabe y lo convirtieron en un jardín con bancos y fuentes. La experiencia fue efímera como recuerda Wiergo ya que “ese mismo verano el ayuntamiento destrozó lo que habíamos construido porque no teníamos licencia de actividades”. Aún así, Wiergo, hoy jubilado aún atesora la esperanza de repetir la experiencia.

 

Solar La Corona

 

A pocas calles de esta ilusión, encontramos el Solar la Corona, convertido hoy en un espacio de encuentro vecinal. La asamblea “Ciutat Vella Batega” acordó con el propietario una cesión hasta que se decida construir. Mientras se ha convertido en un parque, un cine, un lugar para hacer una paella, y los martes por la tarde en un jardín infantil. Un portavoz de la asamblea Lluís Benlloch anuncia que pretenden ocupar dos solares más, uno para hacer un espacio deportivo y otro para hacer huertos.

 Valencia vuelve a mirar a la huerta

 De un futurible huerto a Huerto City. Una iniciativa de la Red sostenible creativa que ha elegido el centro de Valencia para situar un oasis, en una terraza. “En vez de llevar la gente al huerto, hemos traído el huerto a la gente” explica el portavoz de la red Jose Luis Moreno. Habas, fresones y lechugas son el resultado de esta iniciativa que acaba de cumplir su primer aniversario. En esta terraza se mezclan agricultores con urbanitas para intercambiar conocimientos y sobretodo compartir la cosecha con cenas populares.

 

Curioseando las macetas recicladas de Huerta City

 

Unos huertos urbanos consolidados son los del barrio de Benimaclet. Los vecinos disfrutan hoy de 60 parcelas tras meses de lucha contra el BBVA. El banco expropió los terrenos a una inmobiliaria en quiebra que había prometido 4,000 metros cuadrados de zona verde. Los vecinos limpiaron el solar de escombros y en respuesta el banco puso una valla que los vecinos derribaron. El BBVA decidió volver a esparcir la basura y a su vez el movimiento vecinal instaló un huerto simbólico frente a la sucursal. Finalmente David venció a Goliat y familias, vecinos, un colegio y otras entidades comenzaron a plantar. En su octavo mes de vida, uno de los gestores, Antonio Carrilero, opina que el éxito de esta iniciativa ha sido “la lucha de meses y las dificultades por las que hemos pasado”. Una experiencia que les ha “aglutinado” pero advierte que ahora se enfrentan al problema del “individualismo, por ello vamos a elaborar las normas de convivencia para asegurar el respeto al trabajo comunitario”.

Muchos medios han seguido de cerca la lucha del movimiento vecinal de Benimaclet y entre ellos uno peculiar. MagaCIM, una televisión comunitaria auto gestionada cuyos periodistas aún van al colegio. Una treintena de niños de 6 a 15 años participan en este proyecto con el objetivo de conocer el día a día y los problemas del barrio. Una responsable de esta iniciativa, Mercè Aldomer, afirma que el proyecto “está en el aire porque hasta ahora nos financiábamos con cuotas de los participantes, la productora Barret Films y aportaciones de los comercios locales a cambio de anuncios, pero al no tener subvención realmente es difícil salir adelante” lamenta esta comunicadora audiovisual.

 

El impulsor de Huerta City explica a los ruteros la inciativa

Proyectos de barrio que traspasan fronteras

Con la economía hemos topado. En la ruta se oyen términos como ocupación, trueque y auto gestión, pero hay preguntas. En la siguiente parada del recorrido se encuentran respuestas: Okonomia, una escuela popular de economía impulsada por Nittúa, en la que veinte alumnos asisten al curso de economía doméstica cuyo objetivo es según su impulsor Raúl Conteras “empoderar a la gente, ayudar a que la gente se ayude”.

Contreras deja claro que no es “un teléfono de la esperanza, sino un lugar en el que se ofrecen herramientas para que la gente aprenda a gestionar mejor su economía”. Y en este caso en casa del herrero cuchara de hierro. Surgieron gracias al crowdfunding, se mantienen con las aportaciones de los alumnos, el local se lo cede una escuela, el material es on-line y los profesores son voluntarios. “Con tres cursos seríamos rentables, por ahora tenemos uno como experiencia piloto”. Una experiencia que cuenta con apenas un año de vida y ya ha llamado la atención de otros barrios y otros países como México y Argentina que se han interesado en esta escuela.

 

Huertos urbanos de Benimaclet

Okonomia no es el único proyecto pionero de Nittúa que traspasará las fronteras de Benimaclet. Preparan el lanzamiento de la “moneda social”, es decir, monedas electrónicas que se obtienen a través de la solidaridad o el conocimiento que se podrían utilizar para comprar en establecimientos locales. A finales de este año esperan lanzarla en Benimaclet, Torrelodones y Liverpool. Por ahora los alumnos de Okonomia reciben 20 monedas sociales cada mes por adquirir conocimientos.

Última parada, Ruzada. En este barrio multicultural, se encuentra Mariola Mercet. Una interiorista de 31 años, que ha organizado De armario a armario, un trueque de ropa que empezó como un evento en redes sociales. Ahora se han convertido en encuentros en los que ilustradores, fotógrafos, diseñadores y restauradores se dan cita para dar a conocer su trabajo. “Tenia mucha ropa en mi armario pero por la crisis no podía comprar nueva, pensé que esto le pasaba a mucha gente y ahora de armario a armario cumple un año” se felicita Mariola.

 

6. Los pequeños periodistas de MagaCIM también cubren la Ruta

Desde un humilde intercambio de ropa hasta una nueva moneda, son las pequeñas historias que se desvían del sistema. El impulsor de Okonomia, Raúl Contreras, opina que “la sombra sobre Valencia es muy negra pero hay muchas propuestas, hasta ahora nos hemos movido en asociaciones, pero hay que preparar el salto todos juntos, no hay que pensar cada uno en su burbuja, sino trabajar con la gente en la calle para empoderarnos”. En definitiva, un mensaje positivo desde Valencia.

 

Explicación de la iniciativa de trueque de ropa

 

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie

12 comentarios

  1. Me congratula ver como la ciudadanía “nos estamos movilizando”.
    Habla, Pueblo, Habla.
    Que los Valencianos Nunca hemos tenido Miedo de Combatir las Injusticias. Durante siglos Valencia ha sido calificada de roja.

    • Amparo Ferrandis

      Pues se vé que con el tiempo el rojo se ha ido destiñendo y se ha convertido en azul. Y al parecer, de tanto azul nos hemos quedado en un estado celestial que favorece el “meninfotisme”.
      ¿Valencia capital de la república?
      ¿Lo he soñado o fué así?

  2. [...] leyendo: http://periodismohumano.com/economia/tras-la-rutas-del-despilfarro-valencia-en-positivo.html Share this:TwitterFacebookLike this:Like S'està [...]

  3. Felicitamos a Alicia Medina por haber captado la filosofía de Valencia en Positivo, porque efectivamente, el empoderamiento ciudadano es el mejor antídoto contra la frustración económica y el aislamiento individualista. Y a Periodismo Humano, por permitirnos versiones de la información alejadas del discurso tradicional.

  4. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos   Tras las Rutas del despilfarro, Valencia en positivo periodismohumano.com/economia/tras-la-rutas-del-despilfar…  por Nomada_Q_Sanz hace nada [...]

  5. Felicidades por el reportaje y por la iniciativa

  6. amparo azcutia

    Es una iniciativa estupenda, muy creativa. Enhorabuena.

  7. [...] via Tras las Rutas del despilfarro, Valencia en positivo – periodismohumano. [...]

  8. [...] La lucha de un barrio contra un banco para convertir un solar en huertos urbanos, la creación de una moneda social, intercambios de ropa o una escuela de economía popular son algunas de las paradas de la Ruta 21.04.2013 · periodismohumano · Alicia Medina · (Valencia) [...]

  9. [...]  Tras las Rutas del despilfarro, Valencia en positivo (periodismohumano, [...]

  10. Nines

    Me encantó la propuesta. Estoy contenta, feliz de leer estas palabras

.
Twitter de Periodismo Humano

Lo último

Enfoques

Miriam Márquez

Cuidado con los concursos televisivos mediante sms, podrían ser un timo Miriam Márquez

Un día, sin haberlo solicitado, ni haber participado en ningún concurso similar, Samuel Parra recibió en su móvil el siguiente mensaje: “RICO infoma: [...]

De referencia

Franco no ha muerto Viçens Navarro

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, y en catalán en la columna “Pensament Crític” [...]
-->