Economía

El sector financiero debe hacer frente a desafíos sociales y ambientales

“Todos tenemos conciencia, a raíz de la crisis,  de que la mayor parte del sector financiero se ha erosionado. Hay una pérdida de confianza.  Y esto es muy peligro, porque si en algo se basa la banca es en la confianza”, explicó Víctor Viñuales, director de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES), con motivo de la presentación del Informe Eurosif, que presenta los desafíos sociales y ambientales del sector financiero en Europa.

Este informe ha sido realizado a partir de la investigación llevada a cabo por CA heuvreux y describe los mayores desafíos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo a los que se enfrenta la banca europea, así como los riesgos y oportunidades que éstos representan para los rendimientos a largo plazo.

La Fundación ECODES forma parte del centenar de entidades que conforma Eurosif, un foro europeo que tiene como objetivo la inversión socialmente responsable. Por este motivo, esta fundación aragonesa ha participado en la coordinación de este informe que tiene en el punto de mira el sector bancario europeo: los 6.600 bancos existentes, con un total de activos de más de 23 billones de euros. De ellos, los 300 mayores bancos representan cerca del 80% del sector y en torno al 15% de los principales índices de referencia europeos. Alrededor del 5% del PIB europeo es directamente atribuible a la actividad bancaria, e indirectamente contribuye con el 50%; además, son un agente fundamental en la creación de empleo, el crecimiento y la estabilidad en el conjunto de la Unión Europea.

Estos son algunos de los datos que desvela el Informe Eurosif, que surgió como respuesta a la opinión generalizada de que el sector bancario ha abandonado algunas de sus responsabilidades sociales y se ha centrado en el enriquecimiento rápido a través de instrumentos financieros con consecuencias nefastas.

“En esta crisis económica, el sector financiero está en el epicentro, cuando debería ser parte de la solución en lugar de ser parte del problema”, apuntó Visuales en relación a este estudio, que presentó conjuntamente con Teresa Royo, analista en Sostenibilidad de Ecodes, quien subrayó: “La sociedad reclama cada vez más una banca responsable, acorde con sus intereses sociales y medioambientales. Es consciente de que los bancos han permitido una situación de endeudamiento mayor”.

El informe desea ser una voz crítica, que sirva para replantear otro tipo de comportamiento a los bancos. Acusa al sector financiero de un endurecimiento desmesurado de las condiciones crediticias, lo que en la práctica ha supuesto el cierre del crédito a empresas y particulares, estrangulando a la economía de manera adicional. También señala como “inaceptable para muchos observadores que los mercados financieros que han sido rescatados con dinero público castiguen ahora a las cuentas públicas por su déficit, y en ocasiones se beneficien económicamente de ello”.

Los gobiernos de muchos países negocian y pretenden abordar una mayor regulación del sector financiero para evitar que se repitan algunas de estas situaciones. “Esa sería la primera terapia para mejorar la situación financiera. La mejor solución es la regulación del sistema financiero. En Foros como el G-20 siempre hay una voluntad por parte de los países miembros de regular la banca, pero no se hace nada”, explica el director de ECODES.

Este informe, pretende hacer reflexionar al propio sector bancario sobre su responsabilidad social.”Pensamos que solamente desde la responsabilidad social, el sector financiero puede volver a tener la confianza de la opinión pública, a la vez que contribuiría a un modelo económico más estable a largo plazo, que extienda sus beneficios a una mayor parte de la sociedad”, argumentan en ECODES.

Entre los puntos principales que destaca el informe figuran las prácticas bancarias responsables para reducir o evitar la presencia en paraísos fiscales y el secreto bancario. También se primarán las prácticas que fomenten una mayor protección al cliente  así como medidas para evitar que entidades que hayan recibido ayudas públicas puedan reducir su número de empleados mientras reparten beneficios. Otros aspectos donde pone su punto de mira de este informe es el impacto ambiental y social de la actividad financiera, así como la transparencia, en este caso destaca la remuneración de los directivos y en los sistemas de remuneración variable.

“Hay países como Holanda o Italia que destacan por su tradición de entidades de banca ética. Cada vez existe más conciencia social y reafirmación de la obligación de la banca para prestar negocios útiles a la sociedad, y de allí surgen iniciativas como Triodos Bank”, señaló Teresa Royo.

Este informe es una iniciativa de Eurosif. Ha sido coordinado por Cheuvreux con la participación de Bank Sarasin, Somini Social Investments, Ecodes, IDEAM, Living Planet Fund Management Company, Oddo Securities, Pictet Asset Management, Triodos Bank. Puede descargase en Internet de forma íntegra o bien un resumen.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie