Economía

El acaparamiento total

Tres empresas se reparten la mitad del mercado global de las semillas comerciales, prácticamente las mismas que controlan el de los pesticidas, herbicidas y plaguicidas

Pero el acaparamiento durante la última década se ha extendido a las tierras y el agua dulce, sin importar cómo afecta a los habitantes de esos territorios ni a la sostenibilidad del planeta.

Ecologismo verde

Primero fue el control de las semillas. Las grandes corporaciones sabiendo que son ‘el principio de la vida’ y ávidas por dominar la vida de todas y todos se lanzaron al control de un bien común que las haría poderosas. Muchas fueron las estrategias: patentaron la vida; hicieron desaparecer muchas variedades autóctonas con suposiciones productivistas; engendraron simientes estériles que se llaman híbridas o transgénicas; engullen a las pequeñas empresas locales de semillas; o financian el Arca de Noé en el Polo Norte, donde las preservan [para ellas] en un gran banco de germoplasma.

Un control que en pocos años ha alcanzado la categoría de acaparamiento. Como explican los estudios de ETC Group sólo entre tres empresas se reparten la mitad del mercado global de las semillas comerciales (Monsanto con una cuarta parte ella sola) siendo prácticamente las mismas empresas que dominan el polo opuesto: los pesticidas, herbicidas o plaguicidas, en definitiva ‘el final de la vida’.

Seguir leyendo.

Si no lo mueves, no lo sabrá nadie